Al día

Oxigen te cuenta cómo cuidarte según tu destino vacacional

¡Cualquier momento es bueno para cuidarse! El verano, aunque no lo parezca, nos brinda grandes posibilidades: el mar, la montaña, los ríos e incluso la ciudad, cuando disponemos del tiempo libre necesario y de las ganas de regalarnos momentos para nosotros mismos, pueden convertirse en aliados para mejorar nuestro aspecto, sólo necesitas saber cómo sacarle el mayor partido a tu destino vacacional.

En Oxigen siempre buscamos un enfoque global de la belleza y por ese motivo, además de proponerte consejos adaptados a tu destino, queremos recordarte que la dieta es un factor esencial en el estado de tu cuerpo y tu piel. Así que aprovecha la riqueza gastronómica del verano para disfrutar al máximo de las sopas frías de fruta y verdura, de los platos ricos en vegetales crudos o cocidos, de las ensaladas de todo tipo y sobre todo de la fruta de temporada. Existe gran variedad de platos deliciosos y bajos en calorías que disfrutarás mientras te cuidas.

 

Destino playa

Los múltiples beneficios del mar son reconocidos por todos. El mar mejora la retención de líquidos por su contenido mineral de acción antiinflamatoria que absorbemos a través de la piel. El mar también consigue bajarnos la tensión y aportarnos una sensación de paz y relax por la inhalación del yodo suspendido en el aire.  El movimiento de vaivén del agua de mar nos aporta un masaje drenante y anticelulítico natural, y la arena de la playa contribuirá a realizar una exfoliación natural de la piel de los pies.

Un baño diario que incluya 10 minutos relajados en el agua y 10 minutos durante los cuales las olas rompan a la altura de nuestros muslos o glúteos (primero por delante y después por detrás) nos reportarán cambios evidentes a los pocos días.

No perdamos de vista la importancia de la protección solar y el hecho de que el agua de mar, por su contenido salino reseca mucho la piel y el cabello, por lo que no debemos olvidar hidratarlos a conciencia después de un día de playa.

 

Destino montaña

Ideal para aquellas personas que normalmente no practican ninguna actividad deportiva. Caminar por senderos montañosos, con obstáculos y cambios de pendiente que requieren centrar la atención en la actividad que se está realizando contribuirán no sólo a relajarnos y ayudarnos a olvidar los quehaceres diarios, sino que con el tiempo tonificarán todo nuestro cuerpo prácticamente sin darnos cuenta.

Volvemos a recalcar en este punto la importancia de la protección solar ya que, a mayor altitud, mayor incidencia de los rayos UV. 

 

Destino río

La corriente del río también consigue ese masaje drenante y anticelulítico que se lograba con las olas del mar. Además, gracias a su temperatura más fría relajará la musculatura, tonificará la piel y aliviará la sensación de piernas pesadas por la contracción de las venas varicosas. Repetir 3 veces una sumersión de 10 minutos en agua fría y el posterior secado y calentamiento de la piel durante otros 10 minutos, conseguirá una contracción y expansión vascular capaz de activar la circulación y mejorar la flexibilidad de las varices.

 

Destino ciudad

Si decides redescubrir tu ciudad o desplazarte a otro destino urbano para conocerlo, siempre que sea posible camina y sube escaleras. Evita el transporte en coche, autobús o metro y sin darte cuenta andarás mucho más de lo que sueles, mejorando tu resistencia y tonificando todos los músculos. Si prefieres desplazarte en bicicleta, también estarás realizando un ejercicio estupendo de tonificación muscular.

Si aprovechas las posibilidades que te ofrecen tus destinos vacacionales, a la vuelta sentirás una mejora evidente del tono y la apariencia de los tejidos, además de una mejora de la circulación sanguínea y linfática. Y es con esa mejora general de tu estado físico cuando mejores resultados obtendrás de los tratamientos en cabina, por lo que será entonces cuando puedas atacar los inestetismos que no hayas conseguido pulir durante el verano.

Duolith para acabar con los acúmulos de grasa localizada que no consigues eliminar ni con dieta ni con ejercicio o Maximus, si quieres reducir de una vez por todas la celulitis y tonificar los tejidos.

Desde Oxigen te recordamos que es posible disfrutar del verano y mejorar la figura siguiendo estos sencillos consejos.

 

DUOLITH

Protocolo para la reducción grasa localizada que mejora la apariencia y textura de la piel, alisando la superficie y tonificando el tejido.

La tecnología de Duolith consiste en la aplicación de ondas de choque, ondas radiales y de vibración, en tres fases diferenciadas que se trabajarán en ese orden sobre la zona a tratar. Gracias a la vibración, se relajan la musculatura y el tejido conjuntivo, aumentando el drenaje, el metabolismo celular y la capacidad neuromuscular.

Para finalizar y potenciar el tratamiento se aplica la presoterapia, de este modo se facilita el drenaje y la eliminación de toxinas del organismo. Los resultados de Duolith son visibles desde la primera sesión y puede realizarse una sesión semanal por zona.

Duración de la sesión: 100 min.

Precio por sesión: 170 €

 

MAXIMUS

Protocol corporal que combina Radiofrecuencia, que trabaja con calor la capa de tejido adiposo subcutáneo, acelerando el metabolismo lípido natural y forzando la liberación de grasa líquida, con Activación Muscular Dinámica, para promover el drenaje linfático de esa grasa liberada. Al trabajar desde la epidermis hasta el músculo, Maximus consigue una importante reducción del contorno.

Además, como resultado de la aplicación tópica de la Radiofrecuencia, se consigue una concentración de las fibras de colágeno que tensa inmediatamente los tejidos, consiguiendo resultados espectaculares de mejora de la piel con celulitis o estrías.

Duración de la sesión: 100 min. (se recomiendan entre 8 y 12).

Precio por sesión: 160 €

www.oxigenbellesa.com