Al día

¿Por qué en la nueva normalidad es más necesario que nunca el champú seco?

5 motivos por los que se usa más este must-beauty

Batiste se lanzó en 1970 como sustituto a los polvos de talco en el cabello. Sin embargo, no ha sido hasta estos últimos años cuando se ha convertido en un producto de belleza indispensable en el neceser de todas las beauty adictas. Tanto, que a día de hoy se venden casi 3 unidades de Batiste por segundo a nivel mundial.

Y, pese a que según un estudio de belleza del 2018 sobre bienestar, precio y sencillez, la venta de champús en seco había aumentado un 1,5%, durante la nueva normalidad de este extraño 2020 es más necesario que nunca, principalmente por cinco motivos:

1- Gimnasios: por fin podemos volver al gimnasio, pero con restricciones de espacio y distancia de seguridad. Además, lo más posible es que no podamos hacer uso de las duchas. Por eso, el champú en seco puede convertirse en el mejor complemento que llevar en tu mochila, ya que no necesitarás lavarte el pelo tras el ejercicio y lo mantendrás fresco, suelto y con buen olor si tienes que volver a la oficina o tienes algún plan después.

2- Playas y piscinas: este verano para evitar aglomeraciones, las duchas públicas se clausuraron. De esta forma, era conveniente llevar siempre el champú en seco junto con la protección solar en nuestra bolsa de playa, por si querías ir al chiringuito con el pelo limpio.

3- Invierno: seamos sinceros, con el frío da más pereza lavarse el pelo a diario, ya que tarda mucho en secarse y tenemos que usar el secador obligatoriamente. Si eres de las que has tenido que volver a la oficina, pero tienes alguna cita tras el trabajo y no te da tiempo a pasar por casa, con el champú en seco podemos lucir melena en un instante.

4- Peluquerías: las peluquerías también se han visto afectadas por las restricciones de aforo. Pedir cita es más complicado, porque no puede haber más de un número determinado de personas en el establecimiento, por lo que, si quieres disimular tus canas o raíces, puedes usar uno de los champús secos con color.

5- Teletrabajo: mucha gente sigue teletrabajando y las reuniones repentinas por videollamada están a la orden del día. Si te has hecho un moño y no estás preparada, Batiste puede salvarte en solo unos segundos haciéndote lucir un look perfecto, aunque solo sea de cintura para arriba (y lleves el pantalón del pijama puesto).

¿Sabes por qué BATISTE funciona tan bien?

Batiste es una gama de champú en seco para su uso entre lavados. El secreto de su éxito reside en una fórmula profesional a base de almidón de arroz que no contiene agua. Adaptándose a las necesidades particulares de cada tipo de cabello, actúa sobre el exceso de grasa eliminándola desde las raíces.

La fórmula Batiste mantiene el cabello con aspecto limpio en cualquier situación, prolongando el tiempo entre lavados. Además, dota al cabello del brillo y del aspecto sano que se merece, sin necesidad de utilizar agua ni secador. Basta con rociarlo, hacer un suave masaje y ¡listo!

Hay un Batiste para cada necesidad, dependiendo del tipo de aroma que te guste, el color, el formato o la funcionalidad. 

PVP: 3.50 € de venta en perfumerías