inicio
Sábado 15 de diciembre de 2018
30/05/2018
preparar para imprimir

El Método pionero de Healthing que diseña hábitos personalizados de vida para mejorar la salud intestinal

  • Un problema intestinal puede provocar síntomas como el cansancio injustificable, un problema tiroideo o una dermatitis. Gracias a los tests y programas de hábitos de vida de Healthing estas patologías pueden tener solución sin necesidad de medicinas.
  • Nuestra flora intestinal es la responsable de suministrar serotonina, la hormona causante de la felicidad y el buen ánimo.

Cada uno de nosotros alberga en su tracto digestivo un complejo ecosistema en el que habitan decenas de millones de microbios,  de más de 400 especies distintas, de los que depende en gran medida nuestra buena o mala salud, ya que no solo se encargan de fermentar alimentos que no podríamos digerir por nosotros mismos, producir ácidos grasos, vitaminas D y K y favorecer la recuperación y absorción de calcio, hierro y magnesio, sino que también son un eslabón fundamental de nuestro sistema inmunitario, al impedir la proliferación de los patógenos que ingerimos con los alimentos.

Nuestra flora intestinal es la responsable de la secreción de neurotransmisores tan importantes como la serotonina, la hormona de la felicidad y el buen ánimo. Actitudes   que generalmente se ven asociadas a factores psíquicos o psicológicos, y pueden tener una solución a nivel físico que en la mayoría de los casos no se contempla en un diagnóstico médico habitual.

Este papel fundamental de la microbiota en nuestra salud hace que cualquier desequilibrio en su composición habitual (que se denomina disbiosis) pueda desencadenar una serie de patologías que no necesariamente se localizan en los intestinos. Calificamos de disbiosis intestinal a las alteraciones que aparecen por el desequilibrio de esta microbiota y que se relacionan tanto con la obesidad como con la diabetes o las enfermedades inflamatorias intestinales, así como a los síntomas secundarios asociados a la mala absorción de micronutrientes esenciales. Además de digestiones complicadas, diarreas y estreñimiento, hinchazón abdominal e intolerancia a algunos alimentos, la alarma de una disbiosis intestinal también puede saltar en forma de dermatitis, alergias, un problema tiroideo, e incluso cansancio injustificable, dificultad para la concentración y ánimo bajo. Aunque a primera vista pueda parecer que la causa de nuestro bajo rendimiento, con síntomas de agotamiento y decaimiento anímico, es otro, quizá su origen se encuentre en nuestro tracto intestinal y sea causado por una alimentación inadecuada, con exceso de proteínas y azúcares simples, e, incluso, por el estrés, al que nuestra flora intestinal es muy sensible.

De este modo, conocer el estado de nuestra microbiota, que casi puede considerarse un órgano con funciones propias, es una fuente de información esencial para poder tomar las medidas más adecuadas para mejorar nuestra salud.

Camino Díaz, especialista de Healthing en salud digestiva, explica cómo “hoy en día el intestino ha dejado de ser un simple órgano de asimilación de nutrientes y eliminación de desechos para convertirse en el eje central de muchas de las enfermedades que padece la sociedad en la actualidad, con síntomas intestinales como el estreñimiento o diarreas, hinchazón abdominal y flatulencia o intolerancias alimentarias, y extraintestinales como inflamaciones articulares, tiroiditis, enfermedades autoinmunes, infertilidad, migrañas e incluso cáncer”. Para ello, explica que “tenemos que entender el funcionamiento del organismo de una forma holística y tratar las enfermedades desde su origen, no solo tapando los síntomas

Healthing, centro médico pionero que aúna la salud y el fitness, trata a la persona de un modo integral, con todos sus sistemas y funciones interconectados. Su amplio y multidisciplinar equipo de experimentados profesionales es capaz de aunar la terapia manual con los tratamientos más avanzados y la tecnología de última generación, enfocados en encontrar la raíz de cualquier problema, sin concentrarse exclusivamente en síntomas y diagnósticos. Así, en lo relativo a la salud intestinal, una de las especialidades médicas que se trabajan en la clínica, los especialistas disponen de unos pioneros test a medida con los que pueden determinar la concentración de cada una de las especies que conforman nuestra flora particular, y dibujar un preciso mapa que les permita esclarecer las causas de los problemas de salud que conlleva la disbiosis intestinal.

En función de cada situación y objetivos a conseguir, los médicos recomendarán qué test realizar:

Test de disbiosis intestinal (estudio de la composición de la microbiota intestinal). Este test incluye el estudio macroscópico de digestión, composición, flora muconutritiva, reguladora, distribución de flora, hongos, parásitos, virus, H Pylorii, Clostridium. Son técnicas de biología molecular que valoran la composición de microbioma, los marcadores inflamatorios y los metales.

Precio: 186€

Test de disbiosis intestinal inflamatoria. Asocia a todo lo anterior, marcadores inflamatorios intestinales como la LgA secretora, colprotectina, elastasa pancreática, betaglucuronidasa, y ácidos grasos de cadena corta putrefactivos y beneficiosos.

Precio: 259€

Test de disbiosis intestinal Plus. Asocia además el estudio de metales y minerales acumulados en el organismo como el plomo, mercurio, talio, arsénico, cadmio, níquel, cobre, berilio, etc.

Precio: 315€

Una vez conocido el estado de la microbiota y establecido el origen de la disbiosis, los médicos de Healthing diseñarán un plan terapéutico a la medida basado, no en una terapia o medicación, sino en programas de hábitos de vida, en el que se incluye control médico y nutricional, con las herramientas necesarias (pequeños cambios de comportamiento en los hábitos) para equilibrar los posibles desajustes y propiciar una mejora integral de la salud y la calidad de vida, así como la prevención de enfermedades y la consiguiente reducción de costes médicos.

En cualquier caso, fiel a su norma de ofrecer una atención personalizada, si estos programas no se ajustasen a las necesidades del caso, el especialista desarrollará un programa específico a la medida del cliente. Una vez que esas herramientas se hayan interiorizado (incluso se pueden grabar en el móvil para facilitar su seguimiento), el cliente podrá aplicarlas por su cuenta en su vida diaria y así conseguir el objetivo deseado: una vida saludable para sentirse mejor, tanto por fuera como por dentro, alcanzando la mejor versión posible de uno mismo.

Healthing: Calle Serrano 61, 4ª Planta- 28006 Madrid



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: