Al día

Claves para gestionar las ventas durante Black Friday

La venta estacional es una oportunidad única para el pequeño comercio. Durante las campañas de Black Friday y Cyber Monday, los españoles solemos gastar cerca de la cuarta parte de nuestro presupuesto para compras de Navidad. Y más de la mitad de esas transacciones las realizamos a través de Internet.

Aunque las ventas del comercio minorista -en tienda física y virtual- cayeron un 7% en noviembre de 2020 frente a 2019 por el efecto de la pandemia, las expectativas son altas para este año. Especialmente online, ya que el e-commerce en España marcó un récord en 2020 superando los 51.600 millones de euros, un 5,8% más que el año anterior[1].

“El consumidor está listo para realizar desembolsos considerables sabiendo que se beneficia de condiciones mejoradas. Pero los comercios también deben prepararse”, destaca Pablo Nebreda, Marketing Director de Agicap España. “No basta con un plan atractivo, marketing digital y ofertas personalizadas. También deben prever con exactitud el impacto que la campaña tendrá en sus finanzas”.

 

Marketing proactivo

Cualquier iniciativa comercial se apoya en una estrategia de marketing. En el actual contexto de digitalización acelerada, el e-mail marketing y las redes sociales constituyen los principales canales para dar visibilidad a los productos y servicios.

El cross selling o venta cruzada, promociones por tiempo limitado y diversificar las ofertas constituyen otras de las claves para maximizar las ventas. Tampoco debemos olvidar la generación de promociones personalizadas y preparar el comercio -tanto físico como digital- para ofrecer una experiencia de usuario fluida a antiguos y nuevos clientes.

 

Control sobre los activos

Anticipándose al Black Friday, muchas empresas se plantean incrementar sus inversiones en marketing digital o contratar personal de refuerzo en las tiendas físicas. Pero la gran mayoría no saben con exactitud qué impacto tendrán estas decisiones sobre su caja.

También puede resultar complicado elaborar una estrategia de precios sin poner en riesgo la liquidez del negocio, o garantizar el inventario para que todos los clientes reciban su producto a tiempo, especialmente con el ‘atasco global’ de suministros y transporte que estamos viviendo.

“Las ventas estacionales tienen un gran impacto en el negocio, sobre todo en el departamento financiero. Una campaña exitosa tiene que tener un retorno positivo, si los números no cuadran, no merece la pena” continúa el responsable de marketing de Agicap. “Una adecuada gestión de la tesorería resulta fundamental para tener una visión general de todas las operaciones planificadas y por planificar”.

 

Software automatizado

En la era del ‘todo como servicio’, empresas de cualquier sector y tamaño pueden optimizar la gestión de caja de manera rápida y sencilla, eliminando los procesos manuales de las típicas hojas de cálculo y pasando a una gestión y un control de la tesorería automatizado en tiempo real.

Herramientas online como el programa de Agicap permiten no sólo conocer con exactitud el efectivo disponible en todas las cuentas bancarias en tiempo real, sino también generar previsiones sobre la evolución de la liquidez en caso de inversiones adicionales de marketing, contratación de personal o cambios de stock.

“La experiencia de pasadas temporadas nos revela que Black Friday no es cosa de un día, sino que acaba siendo una Black Friday Week. Todos los comercios, pero especialmente aquellos que extiendan la vigencia de sus ofertas, necesitarán optimizar la gestión de sus ingresos, gastos y tesorería”, concluye Nebreda.