Al día

AECOC insta a los consumidores a tomar medidas para frenar el desperdicio de alimentos

La Asociación propone 10 consejos básicos para sacar el máximo partido a los alimentos en el hogar

Hoy se celebra el Día Mundial de la Alimentación y  AECOC -la Asociación de empresas del Gran Consumo- quiere enfatizar la importancia de que los diferentes eslabones de la cadena de valor (sector primario, industria, distribución, canal Horeca y consumidor) sigan sumando esfuerzos para que España deje de ser el séptimo país europeo que más alimentos desperdicia. 

A pesar de que en los últimos años ha crecido la sensibilización por este problema y el desperdicio se ha ido reduciendo, el margen de mejora  aún es  amplio, de ahí que, en el Día Mundial de la Alimentación, desde AECOC  se recuerde un decálogo de consejos básicos para evitar que la comida sobrante acabe en el cubo de la basura.

 

1- Se acerca el frío y solemos preparar comidas más copiosas para entrar en calor. En la medida de lo posible, planifica los menús con antelación. Antes de ir a comprar detalla y enumera los platos y los ingredientes que necesitarás y revisa qué tienes en la nevera y despensa antes de ir a hacer la compra.

2- Evita comprar con prisas, si dispones de más tiempo podrás escoger mejor los productos que vas a emplear.

3- Es importante fijarse en las fechas de caducidad y de consumo preferente. De esta manera, priorizarás el consumo y evitarás tirar alimentos a la basura. Ten también en cuenta, que las frutas y las verduras “imperfectas” son igual de buenas que las que tienen un aspecto radiante.

4- Antes de decidir los menús piensa en el tiempo real que tendrás para cocinar, y actúa en consecuencia sin olvidar que se pueden preparar platos muy sanos en poco tiempo.

5- Organiza bien la nevera y usa envases adecuados para conservar bien los alimentos. En la zona más cálida, la que se mantiene entre 6 y 10 grados, deberían ir alimentos como huevos, leche, mantequilla, frutas y legumbres frescas. La zona más fría, que llega a cuatro grados negativos, se reserva para carnes y pescados, charcutería, cremas, postres lácteos, ensaladas envasadas y alimentos en proceso de descongelación.

6- Mantén la nevera y el congelador limpio. Podrás así comprobar el contenido de los espacios y la fecha de caducidad de los alimentos que contienen.

7- Los excedentes pueden tener una segunda vida mediante recetas creativas. Nada mejor que rescatarlas convirtiéndolas en nuevos, deliciosos y equilibrados platos. A partir de restos de pescado y de carne podemos hacer un buen caldo navideño, canelones, lasaña, pasta rellena o croquetas.

8- Si estás fuera de fin de semana, cuando vayas a comprar debes tenerlo en cuenta para planificar bien la comida. Y también cómo transportar la comida para que nada acabe en la basura.

9- Si sales a comer fuera busca o pide raciones flexibles y adecuadas a la ocasión  o número de comensales, como medios menús o medias raciones, por ejemplo, si no tenéis mucha hambre.

10- Cuando comas fuera no tengas reparo en solicitar una bolsa o una caja con la comida que no hayas consumido. Es una muy buena opción para aprovechar lo que no hayas podido disfrutar en el restaurante y supone una oportunidad para realizar una comida al día siguiente o incluso más adelante si lo congelamos.

 

'La alimentación no tiene desperdicio'

Este es el séptimo año que AECOC, con la colaboración de más de 400 empresas, trabaja en el  proyecto de colaboración “La Alimentación no tiene desperdicio”, gracias al cual se ha conseguido reducir en un 30% la cantidad de producto que antes no se comercializaba (por diferentes razones) y podía acabar siendo desperdicio  a incrementar en un 13% la cantidad de producto recuperado y donado a entidades benéficas.  En 2018 se ha sumado al resto de iniciativas  la celebración de la 1ª Semana contra el Desperdicio Alimentario, con acciones de información en puntos de venta, escuelas y restaurantes de todo el país.