Al día

Royal Hideaway Sancti Petri reduce su huella de carbono mediante sus jardines y otras iniciativas pioneras

El hotel resalta el valor ecológico de sus 35.000 m2 de jardines tropicales, además de afianzar las acciones sostenibles que ya consiguen disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero

Como parte del compromiso de Barceló Hotel Group con la sostenibilidad y el medio ambiente, el hotel Royal Hideaway Sancti Petri ha desvelado su principal activo para mejorar su relación con el entorno que le rodea: sus 35.000 m2 de jardines tropicales que consiguen reducir diariamente su huella de carbono. Un logro que avala las nuevas experiencias que se diseñarán a lo largo de 2021 para poner en valor sus zonas verdes, coincidiendo con la creciente demanda de iniciativas sostenibles y de ocio al aire libre.

El hotel, reconocido en los World Travel Awards 2020, los apodados Oscar del Turismo, como Mejor hotel de playa de Europa y ‘Mejor suite de hotel de España’, se ha convertido en un referente en materia de salud y bienestar, lo que también implica mantener un firme compromiso con la sostenibilidad. Un territorio en el que la naturaleza desempeña un papel clave, razón por la cual el resort de cinco estrellas situado en la Costa de la Luz trabaja por seguir incorporando iniciativas que contribuyan al cuidado del medio ambiente.

En esta lucha contra los gases de efecto invernadero, los jardines de Royal Hideaway Sancti Petri cumplen una importante labor. Estos espacios al aire libre actúan como un filtro. “Los jardines compensan las emisiones de gases derivadas de otros servicios. Con unas zonas verdes de más de tres hectáreas, las plantas absorben grandes cantidades de CO2 que se transforman en oxígeno, regenerando la atmósfera y contribuyendo a reducir la huella de carbono”, apunta la conocida paisajista y diseñadora de los Garden Tours del hotel, Isabel Alguacil.

 

Otras iniciativas a favor de reducir la huella de carbono

El esfuerzo de Royal Hideaway Sancti Petri por mitigar la huella de carbono va más allá de sus jardines. También hay que hablar de todos los criterios de actuación que el hotel incorpora en su día a día:

1. Hace uso de la combustión por biomasa local, utilizando huesos de aceitunas cultivadas en la región para calentar el agua sanitaria y del spa, así como la aerotermia de las piscinas climatizadas exteriores. 

2. Dispone de una red de proveedores locales y nacionales, avalados por sellos ambientales que garantizan el mínimo impacto, para ofrecer una propuesta gastronómica basada en un producto de proximidad y de la máxima calidad.

3. Se rige por una política de kilómetro cero para favorecer el desarrollo sostenible de la comunidad de Novo Sancti Petri-Chiclana, donde se localiza el hotel.

4. Controla y reduce las emisiones derivadas de los trabajos de mantenimiento en los jardines, de la maquinaria empleada y del desplazamiento de los trabajadores, priorizando, entre otras cosas, el uso de vehículos y materiales eléctricos frente a los de combustión y el desarrollo manual de las tareas.