Al día

El Piponazo de Grefusa lanza un mensaje de paz en el final de liga más trepidante de los últimos años

Que el VAR no rompa la concordia

El Piponazo de Grefusa, la marca de pipas más vendida durante el confinamiento, trae la paz a los más futboleros con una lona gigante en el centro de Madrid. Con motivo del final de la Liga de Primera División más reñido de los últimos años, Grefusa invita a toda la afición, futbolistas y periodistas deportivos a vivir este deporte con mucha pasión y sin malos rollos, compartiendo “La Pipa de la Paz”.

Las pipas son un aperitivo tradicional que relaja porque es rico en magnesio, un mineral esencial que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso.

El Piponazo de Grefusa, uno de los acompañantes preferidos de los seguidores en los campos de fútbol por su pipa grande y selección de semillas tostadas, ha querido estar presente de esta manera tan especial en un final de temporada singular y realizar un llamamiento a disfrutar tranquilamente de los próximos partidos.

Ya trajo la paz a los políticos

El Piponazo de Grefusa ya pidió relax a todos los candidatos de las elecciones a la Asamblea de Madrid del pasado 4 de mayo también desde una lona. Gracias a esta acción que viralizó el mensaje de ‘La Pipa de la paz’ en pocas horas, llegando a conseguir una audiencia estimada superior a los 40 millones de personas, la marca consiguió numerosas reacciones en redes sociales, incluyendo la interacción con un candidato a la Comunidad de Madrid, de personalidades del mundo político, periodístico y de la opinión pública en general.