inicio
Martes 20 de noviembre de 2018
22/03/2018
preparar para imprimir

IV Jornadas de Arándanos COITAND

 
 
  

Huelva es la provincia con mayor producción de arándano en España y la mayor zona productora de Europa para cosecha temprana de primavera. Cultiva 3.000 hectáreas aproximadamente de este fruto que se encuentra en expansión continua.

El 96% de las exportaciones españolas (tercer productor europeo por detrás de Alemania y Polonia) tiene como destino la UE debido a la demanda creciente en estos países, y el resto, 4%, a países terceros siendo el principal destino Suiza pero observándose un interés en los últimos años por países de Oriente próximo, como Emiratos Árabes Unidos y Lejano Oriente como Hong-kong, Malasia y Singapur.

“El cultivo del arándano de Huelva tiene su propio estilo y es diferente al de otras zonas productoras, principalmente porque está adaptado a la metodología de producción de otros frutos rojos que se cultivan en la provincia. También se caracteriza por ser una producción temprana, con una buena rentabilidad en el mercado, ya que no coincide con la producción del resto de países europeos; y porque se han ido definiendo variedades de buena calidad que se adaptan bien al clima onubense”, ha explicado Julio Volante, Delegado del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Huelva, organizador de las IV Jornadas del Cultivo del Arándano.

El objetivo del encuentro ha sido ayudar tanto al técnico como al agricultor para favorecer un cultivo que ha tenido un crecimiento vertiginoso, intentando dar a conocer las numerosas ventajas que presenta este fruto.

Desde el año 2013 hasta 2017 la superficie de arándano cultivada en Huelva ha ido creciendo en porcentajes que se sitúan entre un 27% y un 33%. En esta campaña 2017/2018 se estima que hay sembradas cerca de 3.000 hectáreas de arándano, un 12,5% más que en la campaña anterior.

La campaña actual viene con cierto retraso sobre todo en las variedades tardías. Las variedades tempranas se están recolectando ahora mismo. Se espera una fruta de calidad y la maduración de la fruta será la correspondiente a cada una de las variedades.

En la inauguración han intervenido D. José Manuel Pérez Márquez, Concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Palos De La Frontera; D. Pedro Pascual Hernández Verges, Delegado Territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía; D. Jacinto Mata Vázquez, Director de la Escuela Técnico Superior de Ingeniería; D. Julio Volante Padilla, Delegado Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental de Huelva y D. Antonio Vergel Román, Presidente Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental.

Juan Carlos García Rubio, Técnico en el Serida (Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario en Asturias) ha explicado las posibilidades y beneficios que puede aportar la técnica del injerto al cultivo del arándano. “El cambio de variedad en cultivo mediante el injerto es una técnica que se está aplicando en plantaciones comerciales en distintas partes del mundo, sin tener que arrancar y volver a plantar de nuevo, lo que reporta importantes ventajas económicas. Puede tener otras aplicaciones como la utilización de patrones específicos, que sean más tolerantes o resistentes a algunas enfermedades y/o tipos de suelo. Además permite cultivar plantas en tronco único, para su mejor adaptación a la cosecha mecánica, como demuestran algunos ensayos que ya están en marcha”.

Rocío Rodríguez Arcos, Científica Titular en el Departamento de Fitoquímica de Alimentos en el Instituto de la Grasa (CSIC) ha señalado que el arándano de Huelva es un producto estrella dentro de los alimentos saludables, ya que no sólo es un fruto de exquisito sabor, aroma y textura, sino también es un alimento funcional de alto valor añadido. Estas características diferenciales pueden utilizarse como un nuevo criterio de selección de variedades y contribuyen a revalorizar este producto como uno de los sellos de identidad del sector agroalimentario de Huelva.

La coordinación de trabajos de Agronomía con los estudios realizados desde su Departamento en el Instituto de la Grasa, han permitido no sólo obtener unos mejores rendimientos que en otras zonas de cultivo, sino también poner de manifiesto que algunas de las variedades que se están cultivando en Huelva y su entorno poseen un mayor contenido de fenoles, vitamina C y una capacidad antioxidante superior a la de la mayoría de los datos encontrados en Bibliografía para arándanos, superando incluso a las especies silvestres.

El consumo diario de frutas y hortalizas es uno de los elementos clave dentro de las dietas saludables. Los frutos rojos en general y el arándano, en particular, ocupan los primeros puestos en cantidad de antioxidantes, por lo que constituye uno de los frutos más saludables que existe. Previene de enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas y distintos tipos de cáncer y mejora la salud en general.

María Lourdes Hernández Apaolaza, profesora titular en el Departamento de Química Agrícola y Bromatología de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid ha explicado en su ponencia que “el silicio es un elemento beneficioso para las plantas, especialmente cuando éstas atraviesan situaciones de estrés, tanto por ataques de insectos o enfermedades, como otros producidos por sequía, heladas, salinidad, etc.

En plantas acumuladoras de silicio, como pueden ser ciertas variedades de arándano, se está comprobando que la adición de este elemento al suelo puede condicionar la absorción de otros nutrientes como hierro o zinc, por lo que, aunque aún queda mucho por investigar, ha recomendado su aplicación por vía foliar.

Luis Manuel de Avelar Camarinha Mora, representante en el área mediterránea de LEGRO ha explicado la experiencia de su empresa que ha sido capaz de desarrollar un sustrato para producir arándanos al menos 6 ú 8 años. Ha explicado cómo Legro, con la participación del Blueberry Innovation Centre Holland (BICH), ha logrado desarrollar el cultivo de arándanos en el mismo sustrato y de forma estable en sus pruebas de campo, ensayos y desarrollo, con los ingredientes óptimos en periodos de 2, 4, 6 y 8 años después del trasplante.

Ha señalado la historia de la empresa desde su fundación en 1924 y ha destacado que para desarrollar el sustrato correcto es necesario tener en cuenta varios factores como “la certificación en RHP y el sistema de calidad en cadena para desenvolver la mezcla correcta”. Ha destacado la importancia del control de nuestras materias primas, en especial del coco y la importancia de lo que lo que llaman “buffering” o amortiguación en el coco para sustratos, la turba y su método de cosecha, entre otros aspectos.

José María Oleaga, representante de Bynse, ha señalado en su ponencia “Análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data) como estrategia competitiva en Agricultura” que "la transformación digital comenzada en las empresas del sector agroalimentario parece una tendencia imparable y existen varios motivos para subir al carro de la toma de decisiones basadas en datos”.

“Desde la siembra hasta la cosecha se suceden unos meses, y ese es el tiempo para lograr el producto esperado: en cantidad y calidad. Y son "pocas" -podrían contarse con los dedos de ambas manos- las acciones sobre el cultivo que pueden marcar la diferencia: el momento de siembra, cuándo y cuánta dotación de agua, qué dosis para fertilizar, cuándo y cómo tratar, bioestimulantes quizá… y poco mas”.

A su juicio “son decisiones clave. Por lo que es muy relevante disponer de los datos necesarios y suficientes para tomar la decisión acertada. En esta dirección reman las soluciones y productos encaminados a analizar datos -sean grandes volúmenes o no-. Y así se puede lograr una estrategia competitiva diferencial”. Este tema es esencial también para empresas dedicadas al cultivo de berries.

La mesa redonda “El cultivo del arándano a debate” giró en torno a aspectos como la falta de la mano de obra y la necesidad de mecanización de la cosecha. Para el mercado en fresco la recolección es manual en casi todo el mundo (a escala mundial). En América del norte y en grandes plantaciones, (de entre 50 y 100 hectáreas), se emplean para la recolección con destino a la industria y algo en fresco, grandes máquinas autopropulsadas, pero la estructura de la planta, de arbusto con varias ramas, provoca una pérdida de fruta que cae al suelo en torno al 25%.

También se analizaron factores que pueden limitar al cultivo como la elección adecuada de variedades; los problemas de concentración de la producción; la recolección y mercado; el balance de la oferta y la demanda; la necesidad de aumentar la demanda; el estudio de técnicas durante el periodo post-cosecha para llegar a otros mercados, entre otros.

La mesa, que contó también con la participación de público asistente, estuvo formada  por Juan Carlos García Barranco, Responsable del Departamento de I+D+i de Cuna de Platero; Juan Carlos García Rubio, técnico de Serida; Ramón Aguilar Romero, de ITA; Raúl Martínez Pinilla, gerente en Discroll’s España; y Julio Volante, Delegado de Huelva del COITAND.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: