Al día

EXPERTOS REUNIDOS POR EL CLUB DE EXPORTADORES Y AON ASEGURAN QUE EL RIESGO DE RUPTURA DE LA CADENA DE SUMINISTROS AÚN TARDARÁ MESES EN RESOLVERSE Y ACONSEJAN A LAS EMPRESAS REDEFINIR SUS PROCESOS INTERNOS PARA MITIGARLO

Expertos reunidos por el Club de Exportadores e Inversores y AON han asegurado que los riesgos asociados a las cadenas de suministro a nivel global tardarán meses en disiparse y han aconsejado a las empresas actualizar de forma exhaustiva la evaluación de sus proveedores y redefinir sus procesos internos para mitigarlos.

Según una encuesta realizada por AON a nivel mundial, las contingencias relacionadas con la cadena de suministro son consideradas actualmente como la octava mayor preocupación para las empresas, y la interrupción de la cadena de suministro escala hasta la segunda posición, erigiéndose como un riesgo emergente. 

Los participantes en el encuentro titulado “Gestión Integral del Riesgo de la Cadena de Suministro”, celebrado en Madrid, han sido Reyes Fuentes, directora de Auditoría y Riesgos Globales de INDRA; Nannette Wong, directora de Transporte y Logística de AON; y Miguel Ángel Macías, director de Riesgos y Seguros de GESTAMP.

Los tres se han mostrado de acuerdo en que estamos ante un riesgo que ha venido para quedarse durante un tiempo difícil aún de determinar, pues en el horizonte se vislumbran nuevos factores de incertidumbre. A su juicio, nunca se había pensado que el transporte en el ámbito del comercio internacional podría verse impactado como ahora.

“Antes, los países priorizaban situar sus producciones y compras en países más económicos, y hoy lo que se prioriza es mantener la continuidad en la producción”, ha asegurado Nannette Wong, la directora de Transporte y Logística de AON.

A este respecto, Reyes Fuentes, de Indra, ha señalado que la causa subyacente a las tensiones en las cadenas de suministro es la dependencia de las industriales mundiales de China, y que ello obligará a una reordenación de la globalización, si bien no cabe esperar los cambios a corto plazo.

Reyes Fuentes ha señalado además que “si bien los riesgos de gestión de proveedores siempre han estado ahí, la situación actual es excepcional”, y ha indicado que la tendencia actual pasa por “buscar una cadena de suministros eficiente, sin prestar tanta atención al coste como se ha hecho hasta ahora”.

 

Tres bloques de medidas para mitigar el riesgo

Reyes Fuentes apuntó a tres bloques de medidas que las empresas podrían implantar para mitigar los riesgos en la cadena de suministro. En primer lugar, “proceder a un análisis exhaustivo del mapa de proveedores”; en segundo lugar, diseñar planes orientados a cambiar procesos internos. “Por ejemplo, se trataría de pasar del “just in time” al “just in case”, lo que conllevaría a poner en un segundo plano el coste de los aprovisionamientos y elevar al primer plano la necesidad de elevar el estocaje”, ha dicho. Y, por último, se trataría de “implantar planes ad hoc en función del tipo del tipo de industria o tipo de proveedores”.

Por su parte, Miguel Ángel Macías, de GESTAMP, ha indicado que lo más adecuado es “analizar el riesgo y decidir si lo gestiona la propia empresa o se transfiere”. Además, Macías ha situado a la digitalización como una posible solución para las empresas: “La digitalización de la producción podría ayudar a mejorar estos procesos”, ha subrayado.

 

Endurecimiento del mercado asegurador

Nannette Wong, de AON, ha puesto también el acento en los problemas que las empresas pueden encontrar en el mercado asegurador para trasladarle el riesgo, debido a que, en el actual contexto, “no estaríamos hablando del deterioro de las mercancías, sino del retraso en su recepción”.

Ante este desafío, Miguel Angel Macías, de Gestamp, recomendó como alternativa gestionar internamente el riesgo, y si fuera necesario, contar para ello con la ayuda de una consultoría especializada. A esta situación se sumaría también el hecho adverso de que el mercado asegurador se está endureciendo y las coberturas son cada vez más caras.

Los tres especialistas recomendaron a las empresas tomar conciencia del actual riesgo sobrevenido en las cadenas de suministro y les aconsejaron, siempre que sea posible, redefinir los procesos internos para mitigarlo. “Ante un escenario tan complejo, las transferencias son una respuesta al riesgo, pero también es necesario tener un control interno reforzando los sistemas de vigilancia”, ha afirmado Reyes Fuentes.

La jornada contó además con la participación de Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles, que presentó y clausuró el acto, y de Carlos Bereciartua, director de Aon Global Risk Consulting, encargado de moderar la mesa de debate.

 

Acerca del Club de Exportadores e Inversores Españoles

El Club de Exportadores e Inversores Españoles es una asociación empresarial de carácter multisectorial cuyo objetivo es la representación y defensa de los intereses de las empresas españolas con actividad internacional. La facturación mundial de los socios del Club equivale al 20% del PIB español. Cuentan con unos 800.000 empleados y sus inversiones en el exterior representan el 40% del stock de inversión española en el extranjero.

Más información en www.clubexportadores.org