inicio
Martes 17 de septiembre de 2019
19/03/2019
preparar para imprimir

Estos son los 15 mejores potes asturianos

 

Los quince mejores potes asturianos que podrás probar están en Asturias pero también fuera de ella. Más de cuatro mil personas han contribuido con su voto a la selección de los mejores lugares para disfrutar del plato de cuchara más antiguo del Principado, que reúne en el puchero berzas, patatas, faba asturiana y una exquisita y diversa colección de compango.

El Torneiro (Villayón), Casa Aniceto (Jiménez de Jamuz, León), Palacio de Méras (Tineo), La Fueya de Tomás (Gijón), Feudo Real (Grao), El Tizón (Oviedo), Alterna Sidrería (Oviedo), Casa Tataguyo (Avilés), María Luisa (Cangas del Narcea), Real Club de Tenis de Gijón (Gijón), Alma Mater (Avilés), Casa Zapico (Bargas, Toledo), Taberna Salcedo (Oviedo), El Paraíso de Riberas (Soto del Barco) y Casa Migio (Mieres) cocinan el mejor pote asturiano de España y se disputarán el título el miércoles 20 de marzo en el Parador Nacional de Corias, en una cata a ciegas ante notario que presidirá el Premio Nacional de Gastronomía Carlos Maribona.

Su clasificación para la última fase del Campeonato de España de Pote Asturiano llega tras un mes de certamen en el que miles de personas han disfrutado en la mesa de su gran sabor. Un total de 4.200 comensales han emitido su voto superando las 21.000 valoraciones sobre el sabor, compango, integración de la faba, experiencia global y maridaje del tradicional plato asturiano. En la segunda edición del certamen, que promueven la empresa Idea Redonda y la Asociación de Hostelería de Cangas de Narcea con el patrocinio del Ayuntamiento de esta localidad y Alimentos del Paraíso, han participado 91 restaurantes de Cataluña, Baleares, Castilla la Mancha, Madrid, Alicante, Castilla y León y, por supuesto, Asturias.

Los orígenes del pote asturiano son tan remotos como la documentación lo permite, según recoge el Diccionario de Cocina y Gastronomía de Asturias de Eduardo Méndez Riestra. Ya en la Edad Media se cocinaba en los fogones de los hogares -de hecho toma el nombre del recipiente en el que se guisaba- aunque se cree que su consumo data de mucho tiempo más atrás.

Entonces era un caldo espeso con harina o legumbre en el que se cocía la verdura u hortaliza más abundante: berzas, nabos...y algún embutido. Con el tiempo, uno de esos potajes derivó en la fabada, santo y seña de la gastronomía asturiana, y el pote asturiano sumó ingredientes, como la patata.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: