Al día

Crédito y Caución prevé que la economía mundial crezca un 4,2% en 2022

Las nuevas variantes del Covid-19, más transmisibles, son para la aseguradora de crédito el principal riesgo a la baja que afrontan las perspectivas de crecimiento.

De acuerdo con el análisis difundido en su último Economic Outlook, Crédito y Caución prevé que la tasa de crecimiento global del PIB alcance el 4,2% en 2022 y el 3,6% en 2023, por debajo de 5,8% de 2021. Aunque la economía mundial entró en su fase de recuperación en 2021 gracias a la reapertura gradual de las economías y el avance de la vacunación, las nuevas variantes del Covid-19, más transmisibles, son para la aseguradora de crédito el principal riesgo a la baja que afrontan las perspectivas de crecimiento. "Una propagación más rápida de las infecciones combinada con nuevas medidas podría llevar a la economía mundial a un escenario de estanflación", explica el informe. Si se intensifica la pandemia, Crédito y Caución prevé que el crecimiento del PIB mundial quede limitado al 1,6% en 2023. "El lastre para el crecimiento del PIB sería generalizado en todas las grandes regiones, impulsado por las restricciones gubernamentales, peores cuellos de botella en la cadena de suministro, una inflación más rápida y una menor demanda", explica.

Los niveles de comercio mundial ya se ha recuperado de su pérdida en 2020, aunque el comercio de bienes se recuperó mucho más rápido que el de servicios. Recientemente, la recuperación del comercio de bienes se ha visto obstaculizada por varias perturbaciones, como las dificultades de transporte y los cierres de fábricas en Asia. La inflación global se ha acelerado impulsada por la subida de los precios de la energía y las materias primas, el aumento de los costes de transporte y los cuellos de botella en la cadena de valor. Crédito y Caución considera que se trata de un proceso transitorio, aunque obligará a los bancos centrales a revertir los estímulos monetarios más rápidamente de lo previsto. 

La recuperación económica de los mercados avanzados está perdiendo fuerza. Las interrupciones de la cadena de suministro y las restricciones gubernamentales están pesando sobre la actividad económica, lo que ha deteriorado las previsiones de crecimiento del  conjunto de los mercados avanzados al 3,8% en 2022, seguido de un 2,3% en 2023. "Se están retirando los estímulos fiscales y monetarios, pero las economías de los mercados avanzados han demostrado ser resistentes y se espera que recuperen los niveles de producción anteriores a la pandemia", explica el informe.

Se prevé que el conjunto de las economías emergentes crezca un 4,6% en 2022 y un 4,8% en 2023. El avance de la vacunación podría ayudar al crecimiento de la producción y mejorar la confianza de los consumidores. La aseguradora de crédito prevé que Asia emergente siga siendo la región con la mayor tasa de crecimiento entre los mercados emergentes.