Al día

Cabello graso: causas y cómo lucir un pelo sano y limpio

Aunque se trata de una patología crónica, la doctora Amira Chehade, médico de la clínica Insparya Madrid, explica las causas más comunes de la grasa en el cuero cabelludo y cómo tratarlo para que luzca limpio más tiempo.

Todo el mundo quiere tener un cabello bonito y brillante. Además de reflejar un buen estado de salud capilar, un pelo suave eleva la autoestima y el estado de ánimo. Sin embargo, en numerosas ocasiones, el pelo puede presentar patologías que hacen que no luzca como deseamos.

Uno de los motivos puede ser el exceso de grasa, que dota al cabello de un aspecto apelmazado y oleoso, dando sensación de suciedad aunque se haya lavado recientemente.

 

Pero, ¿qué causa el exceso de grasa?

Según indica la Dra. Chehade, “puede tener múltiples causas, como el estrés, los cambios hormonales que se dan en la pubertad (por el exceso de testosterona) o por la menopausia”. Por otro lado, tal y como indica la doctora, “el consumo de alcohol o hábitos como el tabaco pueden repercutir en la salud capilar (el tabaco disminuye el aporte del riesgo sanguíneo al folículo piloso, produciendo una menor absorción de los nutrientes)”.

En cuanto a los factores externos, el cambio de estaciones puede suponer también un desencadenante de la aparición o regulación de la grasa (en verano, con el lavado frecuente indirecto de las piscinas y playas suele mejorar el cabello). Algunos fármacos, como antibióticos o diuréticos, pueden provocar también un exceso de sebo.

 

Desde baja autoestima a una posible alopecia

Más allá del aspecto estético, y las inseguridades que pueden provocar en las personas, la aparición de grasa en el cabello puede provocar escozor, picor y, en un estadio más avanzado, un debilitamiento del folículo piloso provocado por el taponamiento capilar, que puede acabar suponiendo una causa indirecta de alopecia, aunque, según aclara la doctora, “esto se suele dar más frecuentemente en los varones”.

 

Una patología crónica que se puede controlar

El cabello graso es, tal y como indica la Dra. Chehade “una patología crónica, que puede producir brotes en mayor o menor intensidad, y que pueden mejorar con un tratamiento adecuado”.

El primer paso es cambiar el hábito de lavado del cabello. La Dra. Chehade recomienda “usar un champú PH neutro, como Dermocalm, alternándolo con uno anti grasa, como No Grease (aunque si la dermatitis seborreica es acusada, se puede usar un champú antifúngico)”. Es importante, según Chehade, “no abusar de acondicionadores, ya que el sebo actúa como acondicionador natural del cabello, aunque su uso de forma controlada puede ser beneficioso, especialmente si se aplica de medios a puntas”. Si se quiere evitar el uso del acondicionador, “sería conveniente que el champú terapéutico que se use tenga en su composición los elementos necesarios para actuar como acondicionadores, como ocurre en la gama de champús de Insparya”. Chehade aclara que “el lavado diario y los champús para controlar la grasa, en general resecan mucho”, por lo que serán unos valiosos aliados a la hora de combatir la grasa.

Para que el champú pueda ejercer su acción de forma óptima, la Dra. Chehade indica que la aplicación debe realizarse “aplicando un ligero masaje durante unos segundos y dejando que actúe de 3 a 5 minutos (dependiendo del champú)”. Igual de importante que el enjabonado, es el aclarado, ya que según Chehade “debe realizarse siempre con agua templada para que los principios activos penetren en el cuero cabelludo y el cabello – el agua fría no va a conseguir limpiar y eliminar la grasa y el agua caliente abrasará el pelo y no permitirá la penetración-. Además, es muy importante que el aclarado se realice perfectamente y no queden residuos de champú”.

Además del champú, hoy en día existen diferentes peelings o mascarillas para controlar la seborrea, que permiten tener el cabello limpio por más tiempo. En el caso de optar por este tipo de complementos, es importante evitar siliconas y sulfatos.

En el caso del champú seco, la doctora indica que “hay que tener en cuenta que su uso debe reducirse de forma puntual para camuflar la grasa, pero es un parche que no trata la seborrea subyacente, por lo que, para tener el pelo limpio, el paciente deberá lavar el cabello con un champú adecuado”.

La Mesoterapia capilar puede ayudar a combatir el cabello graso ya que, gracias a su combinación de ingredientes y vitaminas, puede regular la producción de sebo, permitiendo tener un cabello más sano y cuidado. Insparya cuenta con MesoHAIR, con una formulación exclusiva fruto de la investigación del grupo Insparya con el Instituto I3S de la Universidad de Oporto.

Además de los cuidados y tratamientos, es importante limitar el uso de la plancha (que, al estar en contacto directo y por mayor tiempo con la fibra capilar, puede dañar la queratina que lo envuelve), optando mejor por el secador, o evitar tocar el cabello o exponerlo a suciedad (en el caso de las mujeres, es más recomendable llevar el pelo recogido, ya que es más sencillo evitar así el estar tocando constantemente el pelo).

Para conocer la mejor solución a esta u otra patología capilar, siempre se recomienda acudir a un especialista para que realice un diagnóstico y establezca el tratamiento más adecuado para cada caso, ya que pueden ser necesarios medicamentos que precisen de prescripción médica. Insparya cuenta con una primera consulta de evaluación gratuita que se puede reservar a través de la web www.insparya.es o en su centro de la calle Joaquín Costa 26, en Madrid.