inicio
Sábado 15 de diciembre de 2018
09/05/2018
preparar para imprimir

Una Barcelona donde bares y restaurantes ofrezcan agua del grifo gratuita

Se acaba de hacer público que el principal programa presupuestario del Estado donde se aglutina el gasto ambiental (en calidad del agua, protección y mejora ambiental, actuaciones en la costa, o prevención del cambio climático) será este 2018 un 70% inferior al de 2009. La partida de gasto ambiental ha pasado de los 1.530 millones en 2009 a los 488 millones en 2018. Ante semejante varapalo, veo aún un rayo de esperanza en las empresas e instituciones que, a pesar de todo, seguimos promoviendo acciones de compromiso con el medioambiente.

El Ayuntamiento de Barcelona, por ejemplo, está tomando numerosas medidas para velar por el respeto medioambiental, especialmente en el ámbito de la reducción de emisiones de CO2. Los residuos y el impacto del plástico también están en el punto de mira. La Estrategia de Residuo Cero, promovida por el Ayuntamiento de Barcelona, pretende reducir progresivamente la generación de residuos hasta reincorporar todas las materias en el ciclo productivo o en los sistemas naturales. A nivel autonómico, destaca también la prohibición de la entrega gratuita de bolsas de plástico en comercios, que está vigente desde 2017.

Y es que la contaminación en las ciudades no se reduce sólo al denostado CO2, sino que tiene una gran amenaza en los plásticos, especialmente los de un solo uso. Se da además el paradigma de que las industrias en las que se abusa de este tipo de plásticos, suelen ser también grandes emisoras de CO2, debido a la extracción, transporte y reciclado de estos materiales. Un ejemplo es el agua embotellada en plástico, que aúna huella de CO2, huella hídrica (son necesarios 3 litros de agua para fabricar una botella de plástico de 50cl) y generación de residuos plásticos.

Algunas ciudades internacionales ya se han puesto manos a la obra para reducir al máximo este tipo de envases. San Francisco prohibió desde marzo de 2004 la venta de agua embotellada en formatos pequeños en el interior de edificios públicos y, a partir de 2016, en eventos al aire libre. En París, Praga, Miami, Nueva York o Melbourne es obligatorio poner agua del grifo a disposición de los clientes de bares y restaurantes sin coste alguno.

En España se prohibirán los plásticos de un solo uso como platos, vasos, copas, cubiertos y pajitas desechables a partir de 2020, y será obligatorio que éstos se fabriquen con al menos un 50% de sustancias biodegradables. Sin embargo, no se ha concretado ninguna medida entorno a los envases de un solo uso, como botellas de plástico. Por su parte, tres Comunidades Autónomas (Baleares, Navarra y Andalucía) ya están promoviendo leyes que obligarán a establecimientos públicos a facilitar un servicio gratuito de agua potable no envasada. Pero, ¿dónde ha quedado Barcelona en todo esto?

Creo firmemente que Cataluña, y especialmente Barcelona, que han demostrado su compromiso con el medioambiente en numerosas ocasiones y vertientes, deberían formar parte de esa lista. Por eso, desde TAPP Water acabamos de lanzar una petición en Change.org para promover que la Generalitat, y especialmente el Ayuntamiento de Barcelona dentro del marco de Barcelona + Sostenible, se sumen a esta iniciativa y promuevan que establecimientos públicos como bares, restaurantes y hoteles ofrezcan acceso gratuito a un bien tan básico como el agua. O al menos alternativas, como el agua filtrada o en botella de cristal, que aunque sean de pago tienen un menor coste medioambiental.

En España tenemos la suerte de disponer de un agua del grifo estrictamente controlada y perfectamente consumible que cumple con todos los estándares de calidad establecidos por la legislación nacional e internacional. Por ello, desde TAPP Water, llevamos dos años concienciando de la importancia de reducir las botellas de plástico en nuestro día a día, a través de un simple y cómodo gesto: beber agua del grifo dentro y, ahora también, fuera de casa.

 

Rocío Alcocer, Directora General de TAPP Water

Dirige el día a día de la compañía y lidera la comunidad de TAPP con el objetivo de generar nuevas alianzas y promover que más personas se unan a la revolución del agua de grifo. Previamente ha sido consultora para grandes corporaciones, ONGs y startups en proyectos de sostenibilidad e innovación social.

 

Acerca de TAPP Water

TAPP Water diseña soluciones de filtrado asequibles, cómodas y sostenibles para el agua del grifo. La idea nace en Barcelona en el año 2015 de la mano de cinco socios con un objetivo común: ofrecer un agua del grifo más limpia, sana y con el mínimo impacto medioambiental.

Para más información, puede visitar la web de TAPP Water: tappwater.co

Recursos online:

Petición Change.org: www.change.org/p/ajuntament-de-barcelona-barcelona-agua-gratis-en-bares-y-restaurantes-aigua-gratu%C3%AFta-a-bars-i-restaurants

Facebook: www.facebook.com/TAPPrevolution

Instagram: www.instagram.com/tappwater.co

Twitter: https://twitter.com/TAPP_Revolution



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: