Al día

Agua de Cuevas presume de su origen en la montaña asturiana

Agua de Cuevas presenta su nueva campaña en la que hace gala más que nunca de su origen asturiano. Con tono de humor, la marca de agua mineral muestra su asturianía rindiendo homenaje a la montaña asturiana y a algunos de sus lugares más emblemáticos. Es el caso de el Picu Urriellu, el refugio de Cabrones, la Peña Santa o la Porra de Enol, que protagonizan las diferentes creatividades, destacando además sus cualidades e invitando a visitarlas.

Además, Agua de Cuevas ha contado para el desarrollo de esta campaña con la agencia asturiana Arrontes y Barreras, para poner en valor las bondades de su comunidad a través de valores como la asturianidad, la cercanía y el humor.

Esta campaña podrá verse durante los próximos meses en las calles de diferentes localidades asturianas, tanto en mobiliario urbano como en lonas o autobuses, así como en televisión, entorno digital y en las redes sociales de la marca.

 

Agua de Cuevas, una marca comprometida con su entorno y sus personas

El manantial asturiano, propiedad de Hijos de Rivera, está fuertemente vinculado al entorno natural del que procede su agua, en Felechosa, en el Puerto de San Isidro. En este sentido, en los últimos años ha reforzado su apuesta por el cuidado de la naturaleza, en especial a través de la economía circular y ya el 100% de sus envases están realizados en material reciclado, siendo el primer manantial asturiano que concreta así su apuesta por la sostenibilidad.

Entre los compromisos de la compañía destaca también su orientación hacia sus personas, una apuesta decidida por el cuidado de su equipo que le ha permitido encabezar al sector de alimentación y bebidas en el ranking de las mejores empresas para trabajar en Asturias, situándose en la cuarta posición del ranking asturiano general elaborado anualmente por la consultora Great Place To Work®.