Al día

El presidente de ANICE se reúne con el ministro de Agricultura para valorar el impacto de las represalias de los aranceles de los Estados Unidos

El jamón curado no se ha visto afectado, aunque sí lo ha hecho la carne de porcino congelado

El presidente de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE), Alberto Jiménez, se reunió ayer con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para abordar el impacto sobre el sector agroalimentario de las medidas arancelarias anunciadas por el Gobierno de Estados Unidos y que entrará en vigor el 18 de octubre.

Ante la imposición de aranceles a productos agroalimentarios exportados desde la Unión Europea, a los que se ha impuesto un arancel del 25%, el ministerio ha reunido a los sectores afectados para valorar la situación y buscar soluciones entre el Gobierno Español y la Unión Europea para evitar, en lo posible, el conflicto.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, destacó en su intervención “el consenso, la unidad y la firme voluntad de defender los intereses del sector”. Asimismo, recalcó que el Gobierno de España pedirá a la Comisión Europea que defienda contundentemente los intereses de la Unión Europea, de España y del conjunto de sectores frente a los aranceles impuestos por los Estados Unidos.

Afortunadamente, nuestro producto más emblemático, el jamón curado (partida 0210), tanto serranos como ibéricos, no se han visto afectados; sin embargo, sí que lo ha sido la carne de porcino. No obstante, y debido a la gran demanda de carne de porcino del sudeste asiático, su efecto será limitado y no tendrá consecuencias a nivel sectorial, aunque sí para las empresas afectadas, para las que Alberto Jiménez pidió apoyo al ministerio.

“Igualmente, seguiremos muy de cerca estas medidas impuestas por el gobierno estadounidense, ya que pueden ser rotatorias y terminar por afectar a otras partidas pasado un cierto tiempo” explicó Miguel Huerta, secretario de ANICE, en línea con la información facilitada por ANICE en su comunicado de la semana pasada.

El mercado de Estados Unidos es el cuarto destino extracomunitario de las exportaciones españolas de carnes y derivados de porcino, que alcanzaron las 9.359 toneladas en 2018, por valor de 52,8 millones de euros.

 

Desde enero a julio de 2019, se han exportado a Estados Unidos 6.754 toneladas de productos procedentes del porcino por valor de 34,1 millones de euros. Actualmente, España cuenta con 26 establecimientos autorizados para exportar productos cárnicos a Estados
Unidos, los cuales tienen las siguientes actividades: 20 son industrias elaboradoras, tres son mataderos o salas de despiece e industrias elaboradoras, y tres son mataderos.

A pesar de que se trata de un mercado en crecimiento, estas exportaciones no suponen en la actualidad más que un 1% de las exportaciones españolas de porcino, muy lejos de otros mercados como China, con un 15% de exportaciones, Japón con un 5,7% o Corea del Sur con un 4,5% de las exportaciones. En cuanto a nuestros vecinos europeos, Francia es el país al que más se exporta, con un 14,5% de las exportaciones, seguida de Italia con un 7,9%, según los últimos datos actualizados del ICEX.

El presidente de ANICE se mostró satisfecho con la reunión mantenida con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. “De momento somos prudentes ante esta situación, confiamos en que el ministerio negocie una solución adecuada a esta disputa y, por supuesto, nos hemos puesto a su disposición para ayudar en lo que sea necesario y evitar que la situación se complique para las empresas españolas” destacaba Alberto Jiménez.

 

ANICE, la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España

Agrupa a más de 600 empresas de todas las comunidades autónomas, con una importante representación de la producción cárnica española. La cifra de negocio de las empresas asociadas a ANICE asciende a 14.855 millones de euros, lo que representa más del 70% de la facturación del sector cárnico español (porcino, vacuno, ovino y elaborados cárnicos).

La Asociación está presente de forma muy activa en los ejes vertebradores del sector: para ello, representa a la industria cárnica en la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) y es miembro activo de las dos organizaciones europeas.

Además, ANICE participa igualmente en todas las Organizaciones Interprofesionales del sector. También es miembro de la Plataforma Tecnológica Food for Life-Spain, del Consejo Asesor de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), del Pleno del Observatorio de la Cadena Alimentaria, y del Grupo de Innovación Sostenible (GIS).