Al día

CARREFOUR

AMPLÍA SU GAMA DE QUESOS REFLETS DE FRANCE

Carrefour amplía su gama de quesos con el lanzamiento de siete nuevas referencias dentro de su marca Reflets de France. El objetivo es ofrecer al cliente la posibilidad de disfrutar de productos elaborados por pequeñas y medianas empresas locales francesas que representan su gastronomía manteniendo las recetas tradicionales y los ingredientes específicos de la región. Además contribuye a la conservación del patrimonio culinario francés y ofrece una amplia gama de productos auténticos y de calidad.

Actualmente la compañía cuenta, dentro del surtido Reflets de France, con 14 variedades de quesos, todos típicos de Francia donde la tradición, la localidad, el origen y la alta calidad de las materias primas son sus principales valores.

En cuanto a las características de las nuevas referencias, el queso Pont l'Evê, DOP (AOP) está elaborado con leche pasteurizada de vaca, de corteza lavada y con sabor a avellana y toques afrutados. El queso Saint-Marcellin, se fabrica con leche cruda, recolectada de fincas ubicadas cerca de la quesería y atentas a la alimentación de sus animales. Saint-Nectaire, es un queso de pasta prensada cruda y tiene un delicado sabor a nuez debido a la flora aromática de los pastos de Mont-Dore. Ossau Iraty, se elabora con leche de oveja de tres razas autóctonas alimentadas principalmente con pasto.

En el caso del queso Gruyère Reflets de France se produce y madura en Saboya, la leche utilizada procede de rebaños de razas autóctonas alimentadas en verano con pasto y en invierno con heno seco. Y por último el queso Mimolette, es madurado durante 12 meses y elaborado con las mejores leches de Normandia. Se caracteriza por su alto contenido en grasas, niveles de proteínas  y vitaminas , así como por su flora bacteriana láctica que es característica del terruño de Isigny.

 

Sabor tradicional  

La marca de Carrefour Reflets de France, quiere convertirse en un punto de referencia en la puesta en valor de la cultura gastronómica vinculada al territorio francés. Esto se logra a través de la selección de excelentes pequeñas y medianas empresas, arraigadas en la zona de origen, que son capaces de combinar seguridad y calidad, actualizando la tradición, recreando los sabores más famosos respecto a la preparación original y, finalmente, de promover el conocimiento del patrimonio alimentario francés, potenciando las identificaciones geográficas protegidas.