inicio
Martes 12 de noviembre de 2019
06/11/2019
preparar para imprimir

MAISON KRUG PRESENTA KRUG 2006 CAPRICHOSA INDULGENCIA

 

“Krug 2006 es una historia de indulgencia, redondez y elegancia.” Eric Level, Chef de Cave de Maison Krug.

En Maison Krug cada Vintage conmemora el carácter distintivo de un año en particular, siendo el resultado de la mezcla única de los vinos más expresivos de ese periodo y saliendo ensalzado tras más de diez años de letargo en bodegas.

Cada Krug Vintage tiene personalidad propia: es la expresión musical interpretada por Krug en un año en particular. Celebrar la generosidad de la naturaleza a través de una declaración como un Krug Vintage ha supuesto siempre un indiscutible desafío desde que Joseph Krug fundó la Maison en 1843. Krug 2006 encarna esta quimera, la deleitable historia de un año indulgente y lleno de contrastes bautizada como “Caprichosa Indulgencia”.

“Este champagne acaricia el paladar y persiste, extendiendo calidez al revelar su opulencia y profundidad.” Julie Cavil, Directora de Maison Krug.

Cuando Joseph Krug empezó a escribir la tradición de esta centenaria Maison se vio impulsado por su propia creencia de que la verdadera esencia del Champagne es el placer en sí mismo. Su máximo designio desde el primer día fue ofrecer el mejor Champagne con independencia de las variaciones climáticas año tras año. Joseph descolló todo límite en la creación del Champagne instituyendo una Maison donde todos los Champagnes responderían al mismo nivel de distinción.

En 1948 refirió en su cuaderno personal “una buena Maison sólo debería crear dos Champagnes de la misma calidad”, el número 1, más tarde conocido como Krug Grande Cuvée, y el número 2, el champagne de las circunstancias, conocido como Krug Vintage.

UN AÑO DE CONTRASTES

2006 fue un año ardoroso en el cual extremas temperaturas superiores a los 30º irrumpieron en la región de la Champagne. Se dio un clima voluble que ensambló periodos secos con lluvias intensas. Sólo en el mes de agosto, en dos semanas se originaron lluvias equivalentes a dos meses. Afortunadamente, el sol reapareció en escena para completar el tiempo de maduración, centelleando con fuerza en una excelsa cosecha. Las uvas revelaron un equilibrio similar al de las añadas 2002 y 1989, también soberbias y desprendidas.

Krug 2006 combina generosidad, elegancia y complejidad, características óptimas para crear un clásico en Maison Krug. Su Chef de Cave, Eric Lebel, seleccionó los vinos que mejor exhibían la estructura y longitud de esa añada. Prestó una especial atención al carácter de los viñedos, respetando la individualidad de cada una de sus parcelas, y permitiendo que la observación del vino revelase la música de ese año, una melodía aguda y circundante.

CAPRICHOSA INDULGENCIA

LA EXPRESIÓN DE LA PROFUNDIDAD DE LA NATURALEZA

La de Krug 2006 es una historia de indulgencia y distinción, apodada “Caprichosa Indulgencia” por Maison. Desde el punto de vista de Krug, 2006 dio a luz un clásico y solemne champagne, generoso en su intensidad de aromas, con un final de grandeza en el paladar.

Para relatar su composición, una selección de vinos de parcelas de Pinot Noir conjetura la mitad de su mezcla (45%), la mayoría procedente de las zonas de Montagne de Reims Norte, Sur y Les Riceys. La madurez de los Chardonnays (35%) adiciona cuerpo y opulencia, mientras que los Meuniers (20%) de Leuvrigny y Sainte-Gemme tensión y longitud.

El perfil aromático y expresivo de Krug 2006 se adquiere después de 12 años de plácida quietud en bodegas, ganando en tiempo equilibrio y sutileza. A primera vista, un penetrante dorado; en nariz, una expresiva fruta amarilla y seca, almendras tostadas, avellana, jarabe de arce, merengue y licor de mandarina. En boca, una sensación profunda, amplia y fresca con persistencia aromática y notas de turrón, tarta de frangipane y cítricos, con un afable acabado en piel de uva rosa. La composición melodiosa de 2006 es virtuosa, enardecida, envolvente y del vigor de “Verano” de Vivaldi o ”Omen” de The Dø.

Krug 2006 posee todos los talantes para ser maridado con cualquier manjar y como le acontece a todo Champagne Krug, con el paso del tiempo Krug 2006 ganará en linaje y complejidad.

LES CRÉATIONS DE 2006

Es un honor para Maison Krug invitar a los amantes del champagne a descubrir la más pura esencia de la creación según Joseph Krug en un conjunto único que refleja dos expresiones divergentes de la naturaleza en 2006. Krug 2006 es el relato de un año capturado por Krug y Krug Grande Cuvée Edición 162, la expresión del champagne en su sentido más completo, dilucidada alrededor de la cosecha de 2006.

Venerando tanto la visión del fundador de esta Maison como la trayectoria familiar de seis generaciones, Krug 2006 y Krug Grande Cuvée Edición 162 se presentan conjuntamente de un modo inaudito. Tras aguardar intencionadamente estas botellas en las bodegas de Krug, estas Navidades Krug desvela su edición limitada más codiciada, “Les Créations de 2006”, una sobria caja de madera que encubre estas dos creaciones y de la cual sólo existen 100 unidades en todo el mundo.

PVPR Krug 2006. 250€

PVPR Edición Limitada “Les Créations de 2006”. 1.350€



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Escaparate de Navidad 2019". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: