Al día

La vendimia 2020 finaliza con gran calidad y equilibrio


La Compañía de vinos Vintae ha acabado la vendimia en las 14 zonas donde elabora vinos y augura una añada de gran calidad gracias al excelente trabajo llevado a cabo en el viñedo para paliar los efectos de las enfermedades fúngicas, que tuvieron a los viticultores en jaque durante los meses previos a la vendimia.

 

La Compañía de vinos Vintae da por finalizada la vendimia de 2020 con buenas expectativas en cuanto a la calidad de los vinos que se encuentran ahora en proceso de elaboración. “Para los blancos, que ya están más avanzados, va a ser una añada excelente”, afirma Raúl Acha, director técnico y enólogo de la compañía, “y en tintos, todavía a la espera de ver cómo avanzan algunas fermentaciones, esperamos vinos con fruta, potencia y buena acidez, va a ser un año de vinos muy equilibrados”.

Estos buenos resultados no eran nada predecibles dadas las dificultades que ha habido en el campo por la amenaza de las enfermedades fúngicas en casi todas las zonas donde elabora Vintae (tiene vinos de catorce denominaciones o IGP diferentes en el norte de España). “El reto este año ha sido conseguir un buen equilibrio de producción en el campo” explica Richi Arambarri, CEO de Vintae. “los viticultores más conscientes y cuidadosos han retirado racimos en verano, y han conseguido una calidad extraordinaria, los que no, han cosechado viñas muy cargadas y la calidad será más mediocre”, asegura.

No ha sido fácil, ha hecho falta mucho trabajo en el campo “precisamente el año que más dificultades conllevaban las labores con cuadrillas”, apunta Arambarri. Pero los viticultores han sido muy conscientes del riesgo y han tomado las precauciones necesarias. “Ya podemos decir que en nuestras bodegas y viñedos hemos rematado sin prácticamente incidencia del virus y con un comportamiento ejemplar”.

Gracias a todo el trabajo previo y a que la meteorología ha respetado en casi todas las áreas, la vendimia ha llegado con la uva en un estado sanitario óptimo. “El trabajo posterior en bodega ha sido fácil ya que la uva estaba sanísima, todas nuestras fermentaciones, que son espontáneas, están avanzando a la perfección”, asegura el director técnico. La calidad y el equilibrio han sido la nota común, aunque en cantidad ha variado en función de las zonas. “En Valles de Sadacia (La Rioja), la DO Toro o la DO Ribera del Duero han sido cosechas cuantitativamente más abundantes, sin embargo, en la Sonsierra (Rioja Alta), Navarra o Aragón hemos tenido cantidades muy normales y nada excesivas”, asegura Acha.

 

Sobre la crisis

 “La caída de ventas que ha conllevado la reacción de los gobiernos al virus (confinamiento, cierre de hostelería, etc) ha dado un severo golpe al sector del vino”, explica Arambarri, “el desequilibrio en oferta y demanda va a conllevar una caída generalizada en los precios de la uva”. En Vintae, “siempre hemos basado la relación con los viticultores en la confianza y el trabajo en equipo. Igual que en años de escasez de uva nuestros viticultores han sido fieles a nosotros en años como estos la balanza cambia de lado y somos nosotros los que debemos apoyarles a ellos”, asegura.

En el mundo del vino los movimientos siempre son lentos y a largo plazo, “pero todo sector que vive del campo depende de los azares de la naturaleza y tiene experiencia en sus reveses”, por eso Richi Arambarri afirma que el mundo del vino tiene algo que será “fundamental para superar este revés, el valor que hace que las viñas y los viticultores sigan generación tras generación: la resiliencia”.