Al día

Un verano enmascarado

¿Está siendo la mascarilla un símbolo de conflicto social y de debate?

La socióloga Alicia Aradilla analiza la sociedad y las claves de por qué el debate de la mascarilla no debería existir en este  verano diferente para evitar el riesgo

El uso de la mascarilla, la distancia social y las medidas restrictivas ante los rebrotes se imponen a un verano  post confinamiento. Un verano donde se presenta la convivencia de una sociedad que vive en conflicto: entre la  precaución, miedo y prevención de unos y el olvido de lo vivido e irresponsabilidad de otros.

La COVID-19 nos ha llenado de preguntas con pocas respuestas, ponerse mascarilla parece ser una de las pocas que sin ser una respuesta absoluta es una oportunidad de disfrutar las relaciones. Las redes y los medios de comunicación se han rebosado de artículos, post, columnas de opinión acerca de cómo afrontar los retos del futuro, en todas sus dimensiones, especialmente la salud y la economía.

Mientras nos preguntamos cómo será  el futuro, parece que nos hemos despistado en cómo vivir el presente.

Al pasear por las calles, se ven más mascarillas en el antebrazo que en las caras. Primer síntoma de despiste. Conversaciones discerniendo, “mascarilla, si/mascarilla, no”. ¿En qué lugar de esta pandemia nos hemos quedado varados como barco que no encuentra puerto?

Agentes cívicos recorren las ciudades con brotes, para recordar, invitar, disuadir o convencer a los ciudadanos del uso de  mascarillas en cualquier espacio público. Se suceden escenas tensas entre ciudadanos que se recuerdan, incluso reprochan el uso de mascarillas.  Las teorías de la conspiración le ganan la delantera a la costumbre de la utilización. Mientras discernimos cómo y cuándo conspiran otros, nos olvidamos de nosotros.

¿Por qué cuesta el uso generalizado de mascarillas?

“El uso de la mascarilla, no tiene solamente una dimensión sanitaria. Desde la mirada sociológica  puede ser un indicador de individualismo, hiper-individualismo o sentimiento de comunidad de una sociedad.

Cuesta ver el uso generalizado de mascarilla, además de las incomodidades que supone, porque aún una gran parte de la población, no ha entendido y ante todo no ha interiorizado la percepción de comunidad. Es decir, cuidar al prójimo, usando mascarilla, más que nunca, más que en otras situaciones, es cuidarse a sí mismo.” Comenta la socióloga Alicia Aradilla.

 

El uso de la mascarilla no puede dar lugar a debate, ¿por qué?

  • La utilización de mascarilla se ha convertido es un símbolo social de respeto y cuidado al prójimo.
  • Como símbolo social, la mascarilla es  también  un código de comunicación muy potente.
  • Utilizar mascarilla significa también cuidar, proteger y respetar  tu comunidad.
  • Estemos atentos a promover nuestra salud física y social, utilizando mascarilla.
  • Sin el concepto comunidad, el concepto persona desaparece: somos lo que somos en base a la calidad de las relaciones que creamos en nuestro entorno.

Reflexionar sobre los peligros sociales que nos está evidenciando la COVID-19. Peligros como el individualismo, el aislamiento social, el egoísmo, la deshumanización… podemos considerarlo la gran lección social de vivir una pandemia.

 

SOBRE LA EXPERTA: ALICIA ARADILLA Y EL PODER DE LA PALABRA

Socióloga,  experta en neurolingüística. Existen muchos caminos para el desarrollo personal, pero el más rápido y accesible es a través  de la toma de conciencia de las palabras. Ellas son la clave de nuestras creencias, valores y comportamientos. Ellas son las columnas de nuestra identidad. Ellas son el primer paso de nuestros pensamientos y actos. El lenguaje es nuestra gran diferencia como especie. 

Empresaria. Conferenciante, consultora, formadora en habilidades conversacionales e Inteligencia Emocional. Prepara a personas y equipos para este momento económico a través de la conciencia en el lenguaje.

Autora del libro “Teletrabajar, pero bien” Ed. Diana (grupo Planeta) 2.020. Autora del libro “Las palabras que nos habitan” (Ed. Uno. Barcelona 2.016).  Conferenciante TEDx “Identidad Narrativa”.

www.aliciaaradilla.es