Al día

Reparación corporal equilibrante tras el verano


Al volver a la rutina, los excesos del verano comienzan a pasarnos factura. La mala alimentación y la exposición solar hacen que nuestro cuerpo nos pida un extra de cuidados en septiembre, para recuperar la salud y energía de la piel y recibir al otoño resplandecientes.

BLAUCELDONA, propone un tratamiento corporal personalizado que aúna pasos y productos avanzados veganos, de una sensorialidad activa, con el que recuperar la suavidad de nuestra piel y equilibrar nuestras emociones. Un tratamiento de vanguardia, que ofrece un nuevo comienzo, una verdadera puesta a punto para recibir el otoño con la máxima salud y belleza.

PROTOCOLO

• Se limpia el cuerpo con un producto hipoalergénico, suave y ligero cargado de activos hidratantes que liberan la piel del cuerpo de impurezas y suciedad, ablandando ligeramente la capa córnea para aumentar la receptividad de los tejidos.

• Se exfolia el cuerpo con suaves movimientos circulares, con un exfoliante con un 95% de ingredientes de origen natural, a base de sal marina, polvo de arroz y semillas de uva, que ofrece una exfoliación mecánica de arrastre, que revela una piel suave a la vez que la nutre y remineraliza, relajando intensamente gracias a su fragancia de jengibre y cítricos. Un paso que desvela la piel de células muertas y rugosidades, afinando y oxigenando la epidermis engrosada y reseca por el sol.

• A continuación, con la piel óptimamente exfoliada y receptiva, se subdividen en dos pasos:

Se aplica un cryo-gel de efecto frío con un 90% de ingredientes de origen natural a base de mentol y eucalipto en las zonas cansadas, como las piernas, para aliviar la sensación de fatiga, y aportar hidratación profunda.

Se aplica un warming gel de efecto calor con un 90% de ingredientes naturales a base de árnica, jengibre, cúrcuma y canela en las zonas estresadas y tensionadas durante el verano como los hombros y brazos, hidratándolos y relajándolos.

• A continuación, se nutre la piel con un aceite elegido en función de las necesidades particulares para:

Pieles gruesas - Detoxificar los tejidos con algas marinas y chía y aroma cítrico-herbal.
Pieles delicadas - Desestresar los tejidos con lavanda y pepitas de uva y su relajante aroma.
Pieles desvitalizadas - Energizar los tejidos con ciprés, salvia y romero y el aroma euforizante de la naranja.
Pieles fatigadas - Reconfortar con menta y eucalipto y su aroma equilibrante.

Se finaliza el tratamiento aplicando una crema altamente nutritiva que sella los activos recibidos anteriormente, y regala un nuevo aporte de nutrientes dinamizantes como los aceites de tamanú y pepitas de uva, el agua fermentada de arroz y el aloe vera orgánico, ricos en vitaminas y aminoácidos reparadores, extractos de manzana, melocotón, cebada, trigo y ginseng antioxidantes y mantecas de karité y mango suavizantes y reparadoras.

Silvia Oliete, directora de Blauceldona recuerda además que “Tras el verano, notamos que el bronceado se apaga y la transición hasta su total eliminación nos lleva a un periodo de piel cetrina y desvitalizada. Este tratamiento consigue revitalizar la piel, repararla y nutrirla para reponer sus defensas naturales, iluminando el bronceado que se va desvaneciendo progresivamente, preparando la piel para el otoño. Además, la vuelta también nos desequilibra a nivel emocional, volvemos a tensionarnos ante lo que está por venir y también necesitamos una puesta a punto sensorial”.

Sesiones recomendadas: 1 sesión semanal durante 4 semanas

Precio: 120€ por sesión de 60 minutos o 160€ por sesión de 90 minutos.

BLAUCELDONA.COM
Calle Provença, 163 bis / Calle Muntaner, 320 / Mandarín Oriental, 38-40