Al día

Potenciar la modernización agraria y pesquera, el relevo generacional, la presencia de la mujer y una pesca sostenible, principales ejes de los presupuestos del MAPA

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) apostará en 2021 por la modernización, el relevo generacional, la presencia de la mujer, un regadío eficiente y la pesca sostenible. Así se desprende de la propuesta de presupuestos explicada esta mañana por sus altos cargos en el Congreso de los Diputados.

Se trata de una partida total de 8.496,2 millones de euros que supone un incremento del 10,47 % con respecto a los anteriores, incluidas las aportaciones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Unos presupuestos inaplazables e indispensables para la modernización y recuperación de nuestra economía y para la transformación, según el subsecretario de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Álvarez-Ossorio.

Tres son las principales líneas de actuación sobre las que pivota el incremento presupuestario: el aumento de la dotación al Plan Anual de Seguros Agrarios en 40 millones de euros (casi un 20 %, la cantidad más alta desde 2012), la aplicación de 406,5 millones de euros del mecanismo de recuperación y el aumento de los pagos derivados de los fondos europeos Feader y Feaga.

El detalle de estos presupuestos ha sido expuesto por el propio subsecretario, así como por la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz, y el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda.

 

SUBSECRETARÍA DE AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN

En la primera de las comparecencias, Luis Álvarez-Ossorio ha desgranado las cuentas y ha explicado que el subsector Estado (sin organismos autónomos) tiene un presupuesto de 1.266,9 millones de euros, un 60 % más que en los PGE anteriores. Por su parte, el subsector organismos autónomos cuenta con 7593,6 millones, un 5,48 % más.

Por tipo de operación, las operaciones corrientes (capítulos 1 a 4) alcanzan los 6.621,3 millones (+ 2,69 %); las operaciones de capital (capítulos 6 y 7), los 2.213,9 millones, lo que supone un 45,53 % más; y las operaciones financieras, que crecen un 4,12 %, llegan a los 25,2 millones de euros.

En cuanto a las políticas de gasto (excluidos los gastos de personal), las de Agricultura, Pesca y Alimentación se incrementan en 819 millones y se sitúan en 8.318,6 millones, un 10,92 % más que en los presupuestos anteriores. En lo que respecta a la política de Servicios Sociales y Promoción Social, que cuenta con 91,11 millones, la partida se ha visto reducida un 14,43 %, lo que no implica reducción alguna en el volumen de alimentos a repartir en 2021.

Del total del presupuesto del ministerio, la propia Subsecretaría de Agricultura, Pesca y Alimentación va a gestionar 1,2 millones de euros (+ 1,78 %) en el capítulo de personal; 21,5 millones (+12,65 %) en el capítulo de gastos corrientes en bienes y servicios; 256,2 millones en el de transferencias corrientes; 17,9 en inversiones; y 6,73 en transferencias de capital.

En transferencias corrientes destaca el incremento del 19 % en la dotación para seguros agrarios, que contarán con 251,2 millones de euros. Otras partidas son la de 2,2 millones para contribuciones a organismos internacionales; la de 2,5 para las organizaciones profesionales agrarias; y la de 376.000 euros para los sindicatos de trabajadores del sector agroalimentario.

Los cerca de 18 millones en inversiones tendrán como destino principal el mantenimiento y mejora de la infraestructura informática del ministerio, la realización de estadísticas agrarias y las obras de mantenimiento.

Álvarez-Ossorio ha querido destacar, en el ámbito de las transferencias de capital, la novedad que supondrá el apoyo financiero para la modernización de la maquinaria agrícola, que con un crédito de 3 millones de euros facilitará inversiones hasta un total de 65 millones.

 

SECRETARÍA GENERAL DE PESCA

La Secretaría General de Pesca (SGP), por su parte, va a contar con 74.803.400 euros, un 25 % más que en los presupuestos de 2018 que fueron prorrogados en 2019 y 2020.

Esta cifra incluye los 56.903.400 euros provenientes de los PGE y 17.900.00 euros del Plan de Impulso a la Sostenibilidad, Investigación e Innovación en el Sector Pesquero y Acuícola.

Su ejecución, según Alicia Villauriz,  consolidará la apuesta del Gobierno por  una gestión pesquera sostenible basada en el mejor conocimiento científico, pues, según  ha indicado, “gestión pesquera sin base científica sólida no es gestión pesquera”. Asimismo, el presupuesto servirá para impulsar la estabilidad del sector desde un punto de vista socioeconómico y el cambio tecnológico.

El presupuesto de la SGP se concentra en dos programas: el destinado a la protección de los recursos pesqueros y el desarrollo sostenible y el programa de mejora de las estructuras y mercados pesqueros.

El primero contará, incluido el mecanismo de recuperación, con 25.337.190 euros, lo que supone un incremento del 35 % con respecto a los PGE de 2018.

En el Capítulo 6, de inversiones reales, tendrá 16 millones de euros, de los que 11,2 se dedicarán a la operatividad de los buques de investigación pesquera. Por otro lado, 4 millones tienen como destino las reservas marinas de interés pesquero, entre las que se podrá atender una de nueva incorporación a la red de reservas, la de Sa Dragonera (Baleares). Y 750.000 euros reforzarán la observación científica para la obtención de datos básicos  que proporcionan un mejor conocimiento científico en pesquerías.

El Capítulo 7, de transferencias de capital, se incrementa hasta los 300.000 euros para ayudas a centros de investigación e innovación.

El Plan de Recuperación y Resiliencia de la UE en 2021 tiene una dotación de 8.900.000 euros para acciones que son complementarias de este programa e incluyen acciones para la modernización de la red de reservas marinas de interés pesquero, el estudio para la creación de una nueva reserva, un programa de apoyo ambicioso a la investigación pesquera y acuícola y actuaciones en materia de formación náutico-pesquera y de cooperación internacional.

Por su parte, el programa de mejora de las estructuras y mercados pesqueros está dotado con 49.466.210 euros, incluidos los procedentes del mecanismo de recuperación, lo que supone un incremento del 21 %.

A inversiones reales se destinan 19,5 millones de euros, entre los que destacan los 9,5 millones para dotar económicamente los acuerdos con la Guardia Civil y la Armada con el fin de asegurar la operatividad de los medios de inspección, así como para establecer un convenio con la Agencia Tributaria en materia de vigilancia marítima.

El Sistema de Información Pesquero (SIPE) recibirá 7,6 millones de euros, lo que asegura su mantenimiento y los nuevos desarrollos informáticos. Y medio millón de euros tendrá como destino el fortalecimiento del pilar social del sector pesquero a través de la dinamización del desarrollo local participativo a través de la Red Española de Grupos de Pesca y la promoción de las acciones de la Red Española de Mujeres en el Sector Pesquero.

En cuanto a las transferencias de capital en el segundo de los programas, estas aumentan en 2,5 millones y alcanzan los 15 millones de euros. De ellos, 7,7 son para la gestión del Fondo Europeo Marítimo y dela Pesca (FEMP) y contemplan las transferencias correspondientes a las comunidades autónomas.

Por su parte, las ayudas al desarrollo de la nueva OCM para la comercialización de productos pesqueros contarán con 6 millones; y el desarrollo de los planes nacionales de acuicultura, con uno.

En el capítulo 8, de activos financieros, hay 10 millones de euros (cinco más otros tantos del mecanismo de recuperación) para una línea destinada a favorecer la financiación de créditos al sector pesquero, extractivo, acuícola y transformador. Esta acción se implementará mediante un préstamo a favor de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA).

El Plan de Recuperación y Resiliencia movilizará además otros 4 millones de euros, de los que dos financiarán inversiones en digitalización de medios para la vigilancia de la flota pesquera; uno, la digitalización de los buques pesqueros; y otro, la realización de proyectos para el desarrollo de nuevas tecnologías.

 

SECRETARÍA GENERAL DE AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN

La Secretaría General de Agricultura y Alimentación (SGAA) es el órgano directivo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación directamente responsable de la Política Agraria Común (PAC), la política de desarrollo rural y la política de regadíos, entre otras competencias.

De ahí que su dotación presupuestaria sea, con diferencia, la mayor y llegue a los 7.680.487.810 euros, prácticamente el 95 % del presupuesto del ministerio. A esta cantidad has que sumar 388,6 millones del mecanismo de recuperación, lo que deja el presupuesto total a gestionar en 8.069.087.810 euros, un 10,1 % más que en la anualidad anterior.

La PAC, según ha explicado Fernando Miranda, supone un montante total de 7.159 millones de euros, de los que 5.794 corresponden al primer pilar (ayudas directas y mecanismos de mercado) y 1.365 al segundo (desarrollo rural).

A estas cantidades hay que sumar 221.781.260 euros de aportación nacional y que suponen un compromiso de carácter obligatorio. De ellos, 104,5 millones son aportaciones a los programas de desarrollo rural de las comunidades autónomas; 23,4 van al Programa Nacional de Desarrollo Rural; 56; 19,3 se dirigen al Fondo Europeo de Ayuda a los más Desfavorecidos; 15 apoyarán las producciones agrarias de Canarias; y 2,7 servirán para el fomento de la apicultura.

El presupuesto, de acuerdo con Miranda, tiente también otras prioridades, como reforzar los recursos de la Agencia de Información y Control Agroalimentarios (AICA), que aumentarán un 31,8 %, hasta llegar a los 8,3 millones de euros; mantener los destinados al Fondo Español de Garantía (FEGA), 33 millones; incrementar el presupuesto para la promoción alimentaria hasta los 12,5 millones de euros (+ 18,93 %); promocionar la PAC a través de la Red Rural Nacional, con cinco millones (+ 25 %); fomentar el papel de los jóvenes en el sector, con algo más de un millón y un incremento del 86,43 %; impulsar el papel de las mujeres rurales, lo que cuenta con un presupuesto similar y un aumento de casi el 100 %; apoyar la transformación digital: 16,9 millones (10,8 del mecanismo de recuperación); y transformar y modernizar regadíos, que contará con 306,1 millones (260 del mecanismo de recuperación). En este último caso, el programa de regadíos de mayor alcance de los habidos en el siglo actual, según ha remarcado el secretario general.

La SGAA también considera prioritarias la sanidad vegetal, a la que dota de 15,4 millones de euros, un 37,09 % más, y la sanidad animal, que prácticamente se mantiene en las mismas cifras, 23,7 millones.

Para la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad de la maquinaria agrícola hay un presupuesto de 10,5 millones, de los que 6,5 serán subvenciones, tres se desatinarán a financiar créditos para la compra y uno a otras medidas.

Por otro lado, 102,2 millones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia servirán para impulsar la transición ecológica de la agricultura y la ganadería; y 12,6 para mejorar la resiliencia del sistema agroalimentario.

Este presupuesto, según ha señalado Miranda, es una oportunidad como seguramente no la ha habido en la última década y hay que aprovecharla.