Al día

P&G dona 1,2 millones de mascarillas higiénicas de su planta de Jijona a organizaciones sociales

Procter & Gamble (P&G), fabricante de productos de gran consumo con marcas tan conocidas como Dodot, Ariel o Fairy, ha activado la donación de 1,2 millones de mascarillas higiénicas a diferentes ONG y organizaciones sociales en España para su distribución entre colectivos vulnerables. Esta aportación supone un paso más en los esfuerzos de la compañía para ayudar en la protección individual frente a la COVID-19 en nuestro país y se enmarca en su agenda de ciudadanía corporativa, que integra, entre otros, el objetivo de generar un impacto positivo en sociedad.

Más concretamente, P&G dona el material, producido en su planta de Jijona (Alicante), a organizaciones de calado con las que colabora habitualmente. Entre ellas están Cáritas, Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Aldeas Infantiles SOS, Save the Children, AECC (Asociación Española contra el Cáncer), Cruz Roja, Fundación Valora o United Way, entre otras. A ellas se sumarán, además, asociaciones locales del entorno de sus centros de producción de Mequinenza (Aragón) y Jijona (Alicante), así como de Mataró, donde cuenta con un centro de operaciones. Al tratarse de mascarillas higiénicas para uso comunitario, no serán distribuidas entre personal sanitario.

En palabras de Javier Solans, vicepresidente y director general de P&G España y Portugal: “Con esta donación queremos dar continuidad al plan de acción frente a la COVID-19 iniciado durante el estado de alarma, poniendo el foco esta vez en uno de los colectivos más vulnerables ante el virus: las personas con menos recursos o en riesgo de exclusión. En P&G nos hemos marcado como objetivo mejorar la vida de las personas y, con esta aportación, contribuimos a hacerlo entre los más necesitados”.

Un ambicioso plan de ayudas ante la emergencia sanitaria

Desde el comienzo de la emergencia, P&G y sus marcas han mantenido un firme compromiso con la generación de valor social y la puesta en marcha de acciones dirigidas a paliar sus efectos. Un ambicioso plan al que la compañía suma ahora la donación a colectivos de población en riesgo de exclusión, especialmente vulnerables ante el virus.

Ya en el mes de abril, durante los inicios de la crisis, P&G se sumó al Plan Cruz Roja Responde con una colaboración de 500.000 euros para la creación de centros médicos de emergencia temporales. Un esfuerzo económico que se completó con el envío de 10.000 kits de aseo personal y con con más de 300.000 productos de sus marcas como Pantene, H&S, Dodot, Ausonia, Evax, Old Spice, Oral B y Gillette, tan necesarios y demandados en ese momento. Este envío complementó, además, a los ya realizados por las marcas de P&G durante los primeros días de la emergencia a varios hospitales del país en los que habían detectado necesidades como parte de su seguimiento y plan de actuación ante la emergencia.

Compromiso transversal y a largo plazo con la sostenibilidad

La sostenibilidad, en su ámbito social, económico y medioambiental, ha sido siempre uno de los principales pilares de P&G y como tal, está plenamente integrada en su estrategia de negocio.

El desarrollo de acciones dirigidas a mejorar la vida de las personas ha sido siempre uno de los focos de acción prioritarios de la compañía y, como tal, forma parte de su estrategia de sostenibilidad, que articula a través de una Agenda de Ciudadanía Corporativa compuesta por cinco áreas clave: la ética y responsabilidad corporativa, la sostenibilidad ambiental, el impacto positivo en las comunidades donde opera, la igualdad de oportunidades y la diversidad y la inclusión; todas ellas alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.