Al día

El 80,89% de los padres españoles ha tenido que recurrir alguna vez al consejo de su farmacéutico por picaduras de insecto en sus hijos

Pasar tiempo al aire libre, montar en bici o un chapuzón en la piscina son actividades propias del verano con las que, además, los niños disfrutan un montón. Pero estas actividades pueden ocasionar alguna molestia cuando nos topamos con ciertos insectos cuyas picaduras pueden afectar especialmente a los más pequeños.

Tanto es así que el 80,89% de los padres españoles ha tenido que recurrir alguna vez al consejo de su farmacéutico ante las picaduras de insecto en sus hijos. Un porcentaje que se eleva hasta el 82,06% en el caso de las madres y que alcanza un 85% en el caso de familias con dos hijos.

Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden de la encuesta realizada en mayo de 2020 por Arnidol® pic entre madres y padres españoles.

La encuesta también revela que el 67,4% de los padres, incluso ha llevado alguna vez a sus hijos al médico por alteraciones en la piel por contacto con insectos; en el caso de padres jóvenes (menores de 34 años) el porcentaje asciende hasta el 74,69%.

En cuanto a los incredientes que los padres evitarían en un producto para calmar las picaduras, en primer lugar, con un 60,56%, se encuentran los ingredientes químicos, seguido por el mal olor. Los padres mayores de 55 años son los más concienciados con evitar los químicos (el 71,43% los evitaría)

Respecto al formato, el 45,67% de los encuestados prefiere el roll on en este tipo de productos. Un porcentaje que asciende hasta el 52,2% en el caso de los padres con edades comprendidas entre 34 y 54 y que se eleva algo más en el caso de las mujeres (madres) hasta alcanzar el 52.65%.

Por último, el 95,17% considera que los productos para calmar las picaduras de insecto son un “imprescidible” en la bolsa del campamento de sus hijos, y en general durante todo el verano. 

Cuidado  de la piel tras el contacto con insectos

Arnidol® pic, combina las flores de Árnica junto con otros 6 ingredientes activos de origen natural como la resina de boswelia y la calamina (de origen mineral), para un alivio inmediato de la piel de los más pequeños tras contacto con insectos.

Alivia la piel irritada y la refresca de forma inmediata.

Su innovadora presentación en roll-on permite una fácil aplicación y está especialmente diseñada para llevar siempre a mano.

Todos los productos de la gama, el nuevo Arnidol ROLL-ON está formulado con ingredientes de origen natural, a base de árnica y harpagofito. El árnica es una planta que se caracteriza por sus propiedades hidratantes y calmantes. El harpagofito aporta una agradable sensación de bienestar y confort.

Testado bajo control dermatológico y pediátrico, Arnidol puede ser aplicado siempre que no existan heridas abiertas, tantas veces como sea necesario, en niños mayores de 3 meses de edad.

De venta en farmacias.

PVPR: 5,25 €.

 

https://www.arnidol.com

https://faesfarma.com