Al día

Finca Villacreces reabre sus puertas al enoturismo


Desde el lunes, 10 de mayo, la bodega ribereña ofrecerá visitas a bodega, así como un amplio abanico de experiencias al aire libre, entre las que se incluye un winebar rodeado de viñedos.

Con la llegada de la primavera, Villacreces abre de nuevo al público tras unos meses cerrada por las restricciones decretadas. La bodega, ubicada en la Milla de Oro de Ribera del Duero, relanza su actividad enoturística con una apuesta por las experiencias al aire libre. Sus amplios jardines y las 110 hectáreas de viñedo y bosque que rodean a la bodega hacen de ella el lugar ideal para disfrutar del turismo enológico de una forma tranquila y segura.

Retorna, pues, una de las experiencias más demandadas: picnic sobre ruedas. Villacreces fue pionera en ofrecer visitas al viñedo en bicicleta eléctrica, una actividad que aunaba enología, deporte y naturaleza y que estará, de nuevo, disponible con un recorrido guiado de casi 5 kilómetros que termina con un picnic para reponer fuerzas.

Una de las novedades para esta nueva temporada es el picnic entre viñedos, para el que se ofertan tres tipos de cesta diferentes: Kilómetro 0, Cesta Vegana o Selección Cheese Lovers con la que podrás elegir el vino para maridarlo y degustar, todo ello, en un entorno único, donde el sosiego y el silencio de esta joya escondida en la Ribera del Duero muestra todo su esplendor.

Entre sus experiencias al aire libre, Villacreces también cuenta con un winebar al aire libre con una amplia carta de vinos así como diferentes opciones de aperitivo. Su horario es de lunes a domingo, de 10.30 a 15.00 horas, y se recomienda reserva de mesa.

Las visitas a bodegas, que también se reanudan, se harán en grupos de 6 personas como máximo y su horario es de lunes a domingo a las 11.00 y 13.00 horas tanto en castellano como en inglés. Finca Villacreces garantiza todas las medidas de seguridad necesarias para que las experiencias puedan realizarse de una forma totalmente segura y responsable, en interior y exterior.

Finca Villacreces es una de las 10 bodegas más visitadas de la Ribera del Duero y toda su actividad enoturística sostenible siempre ha estado diseñada para que se respetara el entorno que la rodea. Además, forma parte de un reducido grupo de bodegas de la Ribera del Duero (sólo cinco están certificadas) que han conseguido formar parte del programa Wineries for Climate Protection, que ratifica el respeto de Finca Villacreces por el medio ambiente.