EXPERTOS RECOMIENDAN A LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS CON ACTIVIDAD EXTERIOR QUE PRIORICEN LA SEGURIDAD, LA SOSTENIBILIDAD Y LA ESTABILIDAD POLÍTICA A LA HORA DE ELEGIR LOS PAÍSES CON LOS QUE HACER NEGOCIOS

Enrique Fanjul, socio director de Iberglobal, Tomás González, socio director del Departamento de Expansión de Idom, y Ricardo Santamaría,director de Riesgo País de CESCE

Expertos reunidos por el Club de Exportadores e Inversores Españoles e Iberglobal para analizar los efectos en la internacionalización empresarial de la nueva estrategia geopolítica mundial han recomendado a las empresas españolas con actividad exterior priorizar en este momento de extremada complejidad la seguridad, la sostenibilidad y la estabilidad política a la hora de elegir los países con los que hacer negocios.

“El mundo se está volviendo cada vez más complejo y las empresas deben ser conscientes de que los grandes cambios internacionales tienen un gran impacto sobre su actividad cotidiana”, aseguró Enrique Fanjul, socio director de Iberglobal, en el marco de una jornada online que ha contado además con la participación de Tomás González, socio director del Departamento de Expansión de Idom; Ricardo Santamaría, director de Riesgo País y Gestión de Deuda de CESCE, y Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores e Inversores Españoles.

Enrique Fanjul añadió que el gran condicionante geopolítico que pesa hoy sobre las decisiones de las empresas internacionalizadas es la división del mundo en dos grandes bloques rivales: “Por un lado, los países democráticos occidentales, cuyos máximos exponentes son Estados Unidos y los países de la UE; y por otro, el bloque autoritario con China, como máximo exponente, y con el apoyo de Rusia”. 

Los expertos coincidieron en señalar que esta situación va a agravar aún más la ruptura de las cadenas de valor que el comercio internacional arrastra desde el inicio de la pandemia. En este sentido, Tomás González, socio director del Departamento de Expansión de Idom, señaló que ante este contexto de incertidumbre “se va a producir un aumento de los costes en las cadenas de suministro”, entre otros motivos, por la posible elección de proveedores más cercanos y porque muchas empresas tendrán que elevar sus niveles de stock para blindarse contra posibles rupturas. Destacó, además, que las empresas deberán analizar cómo trasladar de forma efectiva esta subida de precios a sus clientes, “para evitar efectos negativos en su cuenta de resultados”.

En este mismo sentido se pronunció Ricardo Santamaría, director de Riesgo País y Gestión de Deuda de CESCE, cuando afirmó que “Europa necesitaría adoptar una postura ligeramente más independiente respecto a estos bloques con el fin de incrementar sus niveles de autosuficiencia”, para evitar verse afectada por problemas como los que han sucedido recientemente en el contexto internacional.

A su juicio, la geopolítica “siempre ha sido un condicionante” para las empresas españolas internacionalizadas”, si bien reconoció que la situación ha cambiado por dos factores: “Los problemas se han materializado en un mayor riesgo geopolítico y mucho más cercano, especialmente a partir del inicio de la guerra en Ucrania, y la percepción de estos riesgos por parte de las empresas y los gobiernos es ahora mayor”.

Seguridad, sostenibilidad y estabilidad política

Los ponentes reunidos por el Club de Exportadores han coincidido en señalar que, ante la compleja situación actual, las empresas deben fijar sus objetivos internacionales teniendo en cuenta la seguridad de los países con los que se relacionan, la sostenilibidad y la estabalidad política de los mismos. “El factor meramente económico va a pasar a un segundo plano a la hora de fijar unos objetivos estratégicos”, aseguró Ricardo Santamaría.

Por su parte, Enrique Fanjul vaticinó que la nueva situación tendrá un efecto negativo sobre los flujos de comercio y recordó que las empresas y las administraciones tendrán que desarrollar sistemas de inteligencia para adaptarse de manera ágil a las situaciones de cada momento.

La India, nuevo actor importante en el crecimiento mundial

El director de Riesgo País y Gestión de Deuda de CESCE incidió además en el crecimiento que está teniendo la India en los últimos años: “Se trata de un país que va a tomar el testigo de China en el crecimiento mundial, por lo que hay que prestarle mucha atención”. Ricardo Santamaría advirtió de que, en pocos años, el gigante indio se convertirá en la tercera potencia económica mundial, dejando atrás a Alemania y Japón, ya que “la India cuenta con una elevada población joven, que sigue creciendo, además de haberse convertido en líder en algunos sectores como los servicios informáticos”, subrayó. Además, destacó que la India “se va a convertir en un actor fundamental en esta disrupción geopolítica, especialmente por su capacidad para mantener tanto relaciones comerciales como diplomáticas” con ambos bloques, manteniendo su propia postura en asuntos internacionales.

www.clubexportadores.org