inicio
Miércoles 21 de noviembre de 2018
12/02/2018
preparar para imprimir

“Di que sí al menos a 3 lácteos al día” celebra en Valencia un Encuentro Saludable

 
 
   

La leche y los productos lácteos son necesarios en una vida saludable. Así lo quieren transmitir a los ciudadanos la Unión Europea y el sector en su conjunto. Entre ambos han puesto en marcha el programa Di que sí al menos a 3 lácteos al día, para contribuir a la recuperación de esta familia de productos básicos en nuestra tradición alimentaria.

En el marco de esta acción, se ha celebrado en Valencia un Encuentro Saludable, cuyo objetivo principal es abrir un foro de divulgación donde trasladar a la población información avalada por la comunidad científica sobre los beneficios de la leche y los productos lácteos.

 

Una fuente de calcio difícilmente superable

En el Veles e Vents han tomado la palabra la directora gerente de Inlac, Agueda García-Agulló, la doctora en Farmacia, catedrática de Nutrición en la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Comité Científico del Programa Europeo, Rosa María Ortega, y el cocinero y responsable del restaurante Apicius, Enrique Medina.

El calcio es esencial para nuestro organismo, de ahí la importancia de que se encuentre en la cantidad adecuada. En todas las franjas de edad, hay que facilitar al cuerpo el necesario. A juicio de la doctora Ortega, “la leche y los productos lácteos contienen calcio de alta biodisponibilidad, es decir, que es fácil de absorber, gracias a la presencia en estos alimentos de promotores de la absorción, como la caseína y la lactosa. En otros alimentos que pueden contener calcio, como algunos vegetales y cereales, este es de menor biodisponibilidad”.

 

Cada momento, su necesidad

El calcio que nos hace falta no es igual a lo largo de toda nuestra vida. Son varios los factores que influyen en esta cantidad. Según indica Rosa María Ortega, “la cantidad a ingerir puede ser entre 800 y 2.000 miligramos al día, en función de la edad, el género y la situación fisiológica”. Como pauta orientativa, la Dra. Ortega señala que “las ingestas recomendadas de una persona normal se podrían satisfacer tomando, por ejemplo, un vaso de leche de 250 ml, dos yogures y una porción de queso”.

Otro de los aspectos a destacar de los lácteos es su potencial gastronómico. Para ello, los encuentros saludables han contado con el responsable de las cocinas de Apicius. Para Enrique Medina, tanto la leche como el resto de miembros de la familia de productos lácteos son un componente básico de su cocina. A él le aportan suavidad, cremosidad y sabores que se asocian con los recuerdos de la infancia. Entre sus lácteos favoritos se encuentran la  leche, la  nata, la  mantequilla y el queso. La calidad de estos productos en su cocina hace posible elaboraciones como “Chocolate con helado de leche de cabra” o la “Crema montada de torta del casar con trufa negra”, dos referentes de la personalidad culinaria de Apicius.

A través del “Programa de promoción de la leche y los productos lácteos en el marco de unas prácticas dietéticas adecuadas”, Inlac y la Comisión Europea dan así una respuesta sólida y conjunta a la necesidad de incrementar la presencia de estos productos en el día a día de los ciudadanos españoles.

www.lacteosdiquesi.eu



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: