Al día

Cinco medidas empresariales para fomentar la conciliación laboral y familiar

La conciliación está entre las medidas preferidas de los trabajadores españoles para mejorar sus condiciones laborales, en ocasiones por delante del salario. Un buen equilibro entre la vida personal y profesional, con el objetivo de disfrutar de tiempo personal o familiar, es fundamental para buena parte de los empleados.

Con motivo del Día Internacional de la Familia el 15 de mayo, Edenred, plataforma líder de servicios y pagos, elabora una guía con cinco medidas que las empresas pueden implementar para ayudar a la conciliación de sus empleados:

 

1- Teletrabajo

Trabajar desde casa es una de las opciones más demandadas por los empleados a la hora de buscar oportunidades laborales. El trabajo en remoto implica, por tanto, un aumento de la retención del talento de trabajadores, que por motivos personales necesitan conciliar mejor su vida personal y profesional.

También permite aumentar la productividad, ya que el empleado está en su casa más concentrado y tiene menos distracciones. Se trata de una herramienta que mejora su motivación, le supone un ahorro considerable de gastos, especialmente en materia de transporte y comidas, y le genera flexibilidad y autonomía para organizar el tiempo como necesite y le venga mejor. Además, permite que todos los trabajadores dispongan de su propio espacio físico y mental, lo que garantiza una mayor calidad en las ideas que van generando.

 

2- Retribución flexible

La retribución flexible permite al trabajador sustituir parte de su remuneración dineraria por determinadas retribuciones en especie, como pueden ser tickets para restauración, guardería o transporte. Estas medidas suponen un ahorro fiscal para personas cuya principal fuente de ingresos está constituida por rendimientos del trabajo, así como descuentos en los bienes y servicios disfrutados. Además, la personalización de la retribución aumenta la motivación del empleado.

La legislación establece que se puede dedicar hasta un 30% del salario a retribución flexible en general, ya que cada beneficio tiene sus propios límites establecidos por ley.

Asimismo, este sistema permite a la empresa aumentar el salario neto de su plantilla sin incrementar costes y mejorar el paquete retributivo de los empleados con mayor flexibilidad. También supone un elemento importante en la atracción de talento, y le ayuda a contar con una diferencia competitiva como empleador.

 

3- Flexibilidad horaria

La modificación y adaptación de horarios son claves para favorecer la conciliación laboral. La instauración de la jornada intensiva puede llegar a resolver este problema, ya que ofrece la posibilidad de distribuir el tiempo de los empleados de una forma más efectiva.

Otra opción consiste en adelantar el horario de entrada y reducir el tiempo de comida o implementar una política de horarios flexibles teniendo en cuenta los horarios escolares para facilitar a los padres una correcta atención a su familia.

 

4- Jornada reducida o parcial

El trabajo a tiempo parcial, o jornada reducida, implica hacer menos horas de las exigidas a tiempo completo, viéndose esto reflejado en una reducción salarial. Más que de un beneficio, en el caso de muchos empleados, se trata de una necesidad. Pues, para poder cuidar de sus hijos, los padres y madres se ven en la necesidad de disminuir el número de horas dedicadas a su trabajo/empresa.

 

5- Días libres

El disfrute de días libres extra por asuntos propios puede ser una medida que ayude a la conciliación y a mejorar el ambiente en el trabajo. Es el caso del día del cumpleaños, bodas, permisos por operaciones médicas o por fallecimiento/hospitalización de familiares o amigos, o asuntos más ligeros como acudir a una actuación de los hijos en una actividad extraescolar.