Al día

El cava Can Sala es elegido mejor vino espumoso de 2020

El cava Can Sala, elaborado por Vins Familia Ferrer y distribuido por el líder mundial de cava Freixenet, ha sido elegido como mejor vino espumoso del año 2020 por la prestigiosa publicación británica The Drinks Business. Asimismo, dadas las altas puntuaciones otorgadas por el jurado, el cava Can Sala ha obtenido la calificación de Sparkling Wine Master 2020, un reconocimiento que ningún espumoso logró conseguir el año pasado.

El jurado del Global Sparkling Wine Masters, formado por los expertos Patrick Schmitt M.W., Michelle Cherutti-Kowal M.W. y Simon Field M.W, quedó impresionado por la “profundidad de sabor” de Can Sala y sus “capas de caracteres complementarios”. Tras dos días evaluando centenares de muestras de espumosos de todo el mundo, los tres miembros del jurado otorgaron a Can Sala la mayor puntación y consideraron que era el ejemplo idóneo del potencial y de la calidad que tiene el cava. El certamen está organizado por The Drinks Business, la principal publicación del sector de las bebidas a nivel mundial, contando con más de 6 millones de visitantes únicos en su portal web en 2019.

Un cava único

Can Sala Brut Nature 2008 se elabora en la histórica bodega de la familia Ferrer Sala, origen de la marca Freixenet, líder mundial de cava. Es un Gran Reserva que envejece durante casi 12 años en sus lías y que está elaborado con uvas minuciosamente seleccionadas de las variedades Parellada y Xarel·lo de Casa Sala, la finca familiar en Sant Quintí de Mediona. La recogida de las uvas se realiza de forma manual y se utiliza la prensa de madera originaria de la bodega, que tiene más de 125 años.

Es un cava de color amarillo intenso que refleja sus siete años de crianza con una burbuja fina, elegante y persistente. En nariz es limpio, con pinceladas de compota y frutas maduras destacando el melocotón. Un cava largo y con cuerpo del que solo se producen 12.000 botellas anuales y que solo se elabora con las grandes cosechas, un verdadero millésime.

Cava de Paraje Calificado

Además, Can Sala fue uno de los doce primeros cavas que fue anunciado como Cava de Paraje Calificado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Para recibir la distinción de “Cava de Paraje Calificado”, los cavas candidatos debían cumplir una serie de requisitos muy exigentes: provenir de viñedos seleccionados por su excepcional calidad con una edad mínima de 10 años, vendimia manual y rendimiento máximo de 8000 kg/ha. Además, la vinificación se debe realizar en la propiedad, la crianza mínima de fermentación en botella debe ser de 36 meses y se debe superar una cata calificadora antes de salir al mercado que acredite su excepcional calidad.