Al día

Artevino Family Wineries, cuatro bodegas y un origen


En 1987, Gonzalo Antón, conocido por sus proyectos de hostelería, funda en una pequeña localidad de Rioja Alavesa, Villabuena de Álava, Bodegas Izadi. La iniciativa, en la que le acompañan otras conocidas familias de emprendedores alaveses, se convierte, en poco tiempo, en una bodega de referencia gracias al amplio conocimiento de la gastronomía y la reinterpretación de los viñedos viejos del triángulo que conforman Villabuena, Samaniego y Ábalos.

Estos ingredientes desembocan en unos vinos contemporáneos que acompañan a la revolución de la cocina española de los años noventa, con el Congreso de Cocina de Autor de Vitoria como telón de fondo.

El éxito de Izadi empuja a Gonzalo Antón, al que se le une su hijo Lalo con el cambio de siglo, a explorar otras zonas vinícolas españolas donde trasladar su modelo vinícola. Su fórmula se asienta sobre el respeto a los varietales autóctonos de cada región al que añade su experiencia en gastronomía para conseguir vinos actuales, dirigidos a un público exigente, y, a su vez, competitivos tanto en el mercado doméstico como en el de exportación.

 

CUATRO DO’s

Tras unos años de intensa prospección en Ribera del Duero, la familia Antón se queda prendada de Finca Villacreces, en plena Milla de Oro de la denominación, y asume, en 2004, los mandos de esta ‘joya escondida’ a orillas del Duero, como el propio Robert Parker llegó a bautizar. Justo un año antes, el periplo de Gonzalo y Lalo por Castilla y León llevo a estos a poner en marchar la construcción de Bodegas Vetus con una nueva versión de los vinos de Toro y que a la postre también llevo a la D.O. Rueda. Su expansión se completa en 2005 con Bodegas Orben, en Rioja Alavesa, un concepto boutique ubicado en Laguardia a los pies de la imponente Sierra de Cantabria.

 

CARÁCTER FAMILIAR

La compañía, fundada en 1987, presentó en la feria internacional Prowein 2022 su nueva identidad corporativa: Artevino Family Wineries, bajo las que se agrupan sus cuatro bodegas. La nueva arquitectura de marca define una corporación fiel a sus principios, con un carácter familiar tanto en el accionariado como en su visión organizacional, donde apuesta por respetar sus orígenes sin perder de vista los retos del futuro que aborda con responsabilidad y entusiasmo.

El carácter emprendedor de Artevino Family Wineries se traduce también en su inquietud por la mejora continua, la exploración de nuevas formas de ver el mundo del vino y reinterpretar sus elaboraciones, así como en su adaptación a las nuevas tecnologías y el respeto al consumidor. Este respeto se traslada también a su entorno con una apuesta decidida por mejorar, en la medida de lo posible, el planeta que recibirán las generaciones venideras.

 

APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD

Durante los últimos cuatro años, Artevino Family Wineries ha invertido más de dos millones de euros en reducir su impacto en el medio ambiente mediante la reducción de su huella de carbono. Para ello se ha esforzado en optimizar su consumo energético y la mejor gestión de los residuos. Entre las medidas adoptadas se encuentran:

  • En el año 2025 el 100% de la energía provendrá de fuentes renovables y el 20% será generada por Artevino mediante paneles solares.
  • El 100% de los nuevos vehículos serán híbridos o eléctricos.  
  •  
  • Se reducirán 15% de las emisiones de CO2.
  • Habrá una disminución de un 10% en el vidrio utilizado para los embotellados.
  •  
  • El 100% del packaging procederá de materiales reciclados.
  • Planes específicos para mejorar la biodiversidad de los viñedos. A día de hoy cuenta ya con más de 100 hectáreas de viñedo ecológico.

Gracias a estas actuaciones, las bodegas de Artevino Family Wineries se incluyen dentro de la certificación Wineries for Climate Protection, el programa impulsado por la FEV para aquellas bodegas entre cuyos valores destacan la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático.

 

ARTEVINO EN CIFRAS

En la actualidad, Artevino Family Wineries elabora y comercializa tres millones de botellas de las denominaciones de origen Rioja, Ribera, Toro y Rueda. Tras estos números se encuentra una plantilla de 70 apasionados profesionales del vino, repartidos por España y el mundo. De hecho, Artevino cuenta con delegación comercial en Latinoamérica, Estados Unidos y Asia, puesto que sus ventas se reparten entre los 90 distribuidores del mercado español, y otros 47 países, que suponen el 45 % de la comercialización.

Pese a la pandemia, Artevino Family Wineries, liderada por Lalo Antón, mantiene las previsiones de su plan estratégico con un crecimiento sostenido en los últimos ejercicios de un 15%. La compañía, en continua evolución, también apuesta por el enoturismo, principalmente con Finca Villacreces (premio IWC y Verema a mejor actividad enoturística) y Bodegas Izadi, así como por las nuevas tecnologías, con un amplio proyecto de digitalización de la empresa.

 

PROWEIN 2022

Fue en Prowein 2022, donde Artevino Family Wineries expuso ante el sector internacional sus novedades y su nueva marca con un stand de 40 metros cuadrados por donde pasaron clientes de 38 nacionalidades diferentes. A todos ellos y al sector en general se presentó la nueva marca de la compañía que aúna ese carácter familiar, esa inquietud emprendedora y esa visión de futuro de cuatro bodegas que comparten un mismo origen.