Al día

Fira de Barcelona protege sus eventos con un preciso protocolo antiCovid en su retorno a la actividad

La institución reanuda su calendario ferial en septiembre para volver a ser motor económico y social

Espacios amplios que garanticen el distanciamiento físico, inteligencia artificial para controlar los flujos de visitantes y los aforos, trazabilidad de los contactos de los asistentes en sus recintos, posible control de temperatura en los accesos y sistemas de ventilación reforzados. Éstas son algunas de las medidas previstas en el protocolo de seguridad y prevención ante la COVID-19 que ha elaborado Fira de Barcelona en colaboración con la consultora especializada en gestión de riesgos Aon y el asesoramiento del Hospital Clínic de Barcelona. De este modo, la institución pretende ofrecer las máximas garantías de seguridad para trabajadores, organizadores, expositores y visitantes de cara a la prevista reanudación de su actividad a partir del próximo mes de setiembre.

Tras el paréntesis obligado por la pandemia, Fira de Barcelona se prepara para reanudar su actividad en el último cuatrimestre del este año con la celebración de eventos como la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week, BizBarcelona y Ocupació, Alimentaria, Foodtech, el salón Náutico, IBTM, Smart City Expo World, Congress, Ocasión o Expoquimia, Eurosurfas y Equiplast, entre otros, y el objetivo de ser un motor de la reactivación económica y social. Para realizarlo con la mayor seguridad posible, se ha desarrollado un detallado manual resultado de un análisis exhaustivo de más de 400 procesos asociados a la celebración de ferias y congresos y para el que se han identificado cerca de 1.000 medidas de mitigación posibles, que, entre otras cosas, contempla la eliminación de algunos procesos y elementos que puedan generar interacciones de riesgo innecesarias.

El director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, ha destacado que “ante la nueva realidad derivada de la pandemia, la institución, como no podría ser de otra manera, priorizará la seguridad de todos los participantes en los eventos que está previsto organizar en los recintos de Montjuïc y Gran Via en el último cuatrimestre del año”. En este sentido, ha puesto en valor el protocolo elaborado en colaboración con acreditados expertos técnicos y epidemiológicos y ha señalado que “la actividad de Fira se asemeja por sus características a la de un gran centro comercial con el valor añadido de tener una mayor trazabilidad en cuanto a la identidad y contactos de los asistentes profesionales”.

“Hemos realizado un pormenorizado análisis de cada una de las acciones que tanto visitantes como expositores, trabajadores y proveedores llevan a cabo en los salones y se implementarán medidas para minimizar los riesgos, con el objetivo de celebrarlos en las mejores condiciones y volver a ser una importante palanca para la tan necesaria recuperación económica”, ha añadido el director general de Fira.

Puntos de acceso reforzados e inteligencia artificial para aforos
Entre las principales medidas que se adoptarán destaca la apuesta por digitalizar de manera integral algunas actividades propias de los eventos feriales como los sistemas de acreditación online, el pago cashless en todos los locales de los recintos y la venta de servicios online. Se habilitarán, siempre que sea posible, más puntos de acceso a las instalaciones, con sistemas de entrada y acreditación mediante móvil y con la posibilidad de hacerlo con horas previamente asignadas para evitar colas. Asimismo, se contempla, en caso necesario, el control de temperatura de los asistentes mediante cámaras térmicas o equipos portátiles en los puntos de entrada.

Una vez los participantes estén dentro del recinto, se controlarán los aforos y flujos de visitantes mediante innovadores sistemas de inteligencia artificial, se separarán los circuitos de entrada y salida, y se podrán trazar los movimientos y contactos realizados por los asistentes. Asimismo, se rediseñarán los espacios feriales para asegurar la separación entre personas, se llevará a cabo un control automático de aforo en zonas comunes y se mejorará el sistema de ventilación mediante el uso de filtros antibacterianos y mayor frecuencia de renovación del aire. Igualmente, habrá puntos de control para el uso de mascarillas sanitarias y se desplegarán dispensadores de gel desinfectante por todo el recinto. Las áreas comunes y los puntos de contacto frecuente tendrán una limpieza reforzada.

Protección en stands y congresos
Los stands tendrán un diseño adaptado a los nuevos requerimientos, más abiertos y con superficies más fáciles de limpiar, con aforos reducidos e higienización reforzada. Se desaconsejará la entrega de materiales a los expositores y visitantes (documentos, folletos, packs bienvenida, etc.), y su distribución estará limitada en todo el recinto. Por lo que se refiere a la actividad congresual, se asegurarán aforos que respeten las distancias de seguridad y se complementarán con su retransmisión digital para mejorar la experiencia del usuario y aumentar la audiencia global.

En los servicios de restauración se reforzarán los controles higiénico-sanitarios en todos los procesos, se entregará la comida en unidades individuales tanto en los locales como en los stands y se instalarán mamparas.

El manual incluye también el refuerzo de los puntos de asistencia médica, con zonas de aislamiento y personal debidamente equipado, así como un apartado centrado en la información de las medidas de mitigación del riesgo de contagio que se transmitirá a todos los expositores y visitantes de un evento para garantizar el conocimiento de los protocolos, tanto por anticipado como al llegar al recinto.

Finalmente, se prevén medidas de prevención y seguridad para los procesos de montaje y desmontaje, así como formación a personal y colaboradores en las nuevas prácticas de prevención. El cumplimiento de las medidas, que será controlado por sistemas automáticos y personal propio, contará, además, con un Comité Operativo de Emergencias que reevaluará periódicamente los posibles riesgos y adaptará las medidas en caso necesario.

Con el aval del Hospital Clínic
El protocolo de prevención cuenta con el aval del Hospital Clinic de Barcelona, centro de referencia internacional en materia de epidemiología y enfermedades infecciosas. Fira de Barcelona y el centro hospitalario han firmado un acuerdo de colaboración que prevé el asesoramiento continuado por parte de la entidad sanitaria, así como la revisión y validación desde el punto de vista médico del diseño de los protocolos de seguridad, la estructuración de necesidades de control y las estrategias de reanudación de la actividad ferial en sus recintos.

A lo largo de los últimos meses, Fira de Barcelona ha participado activamente en la definición de las recomendaciones internacionales de actuación para garantizar la salud y seguridad de los asistentes a ferias y exposiciones con organismos que tienen un destacado papel en el sector, y de los que Fira de Barcelona es miembro, como EMECA (European Major Exhibition Centres Association) y UFI, asociación internacional de la industria ferial; así como con la Asociación de Ferias de España (AFE) con quien trabaja para concretar con las autoridades pertinentes un protocolo de actuación general.