inicio
Sábado 16 de diciembre de 2017
19/05/2016
preparar para imprimir

Revuelta, exquisita tradición helada desde 1922

Bombón artesano de chocolate blanco
Bombón artesano de chocolate blanco
          
 

Hay pocos productos tan fascinantes como los helados. En la antigüedad, sus recetas se guardaban casi como un tesoro, y hoy en día los hay que brillan en la oscuridad… ¡y hasta que cambian de color al lamerlos! Pero los que más gustan siguen siendo los tradicionales, esos que se preparan con mimo de forma artesana y eligiendo cada ingrediente para que su sabor sea único. Eso es justo lo que ocurre en REVUELTA (www.heladosrevuelta.es), una empresa familiar con 94 años de historia que también distribuye sus helados a restaurantes, pastelerías, tiendas delicatessen, etc.

Todo se remonta al año 1922, cuando el barquillero pasiego Lisardo Revuelta y su mujer, Virginia Saiz, instalaron un pequeño obrador junto a su vivienda en la preciosa localidad asturiana de Llanes y comenzaron a vender helados con los carritos de toda la vida.

Hoy en día la tercera generación continúa con el negocio de la familia, que llega a todos los rincones del país gracias a su tienda online. Ahora tienen un nuevo y moderno obrador y “furgonetas heladeras” último modelo, pero mantienen las míticas de los años 60-70 puestas a punto y también sus preciosos carritos heladeros de coleccionista; adaptándose a los tiempos modernos sin olvidar sus orígenes. No se ha perdido ni un ápice de la esencia de los primeros helados, ni de su extraordinaria calidad.

Tanto es así que se elaboran de forma totalmente artesana siguiendo la receta magistral del abuelo Revuelta, aunque incorporando nuevos ingredientes y toques creativos, así como las técnicas más punteras. Cada día reciben leche fresca (ordeñada del día), yogur y nata, y se seleccionan cuidadosamente las mejores materias primas para su elaboración: frutas naturales, frutos secos, etc. Los hermanos Revuelta procuran que sean siempre de la zona, pero hay sabores -como el mango, el pistacho o la piña- cuyos ingredientes hay que traer de otros lugares (los pistachos, por ejemplo, vienen de Italia).

Cuentan que el sabor estrella es el chocolate, seguido del mantecado -muchos clientes comentan que les trae recuerdos de su niñez- y el turrón. Pero hay muchísimos donde elegir (¡y todos aptos para celíacos!): nata, fresa, naranja, leche merengada, maracuyá, dulce de leche, cacahuete, etc. También hay polos de limón, naranja y fresa elaborados con zumo natural (aptos para intolerantes a la lactosa), y sorbetes muy apetecibles: de sidra, mojito, fresa, gin-tonic…  

En los últimos años, esta empresa familiar ha diversificado su actividad, distribuyendo sus productos a restaurantes, gastrobares, pastelerías, tiendas delicatessen, etc. En hostelería, las variedades favoritas son el chocolate blanco, el coco, el mango, el pistacho o la naranja, que sirven como base para otros postres y elaboraciones. El reto de REVUELTA es seguir creciendo sin perder su esencia, y de momento están cumpliendo con creces... ¡los clientes hacen cola para saborear sus helados hasta con el abrigo puesto!

Estos helados, sorbetes y polos se pueden encontrar en la tienda online (http://www.heladosrevuelta.es/catalogo/) y sus puntos de venta habituales, y también se pueden hacer pedidos a través del teléfono 608 884 615 y del email info@heladosrevuelta.es



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: