inicio
Lunes 18 de diciembre de 2017
16/03/2015
preparar para imprimir

En España ya se recicla el 84,5% de los envases de metal

El metal se ha posicionado como el material de envasado más reciclado en España. Y es que en nuestro país la industria metalgráfica ha hecho muy bien los deberes de reciclaje. La industria europea del envase del metal ha marcado como objetivo voluntario que para el año 2020 la tasa media de reciclado del metal alcance el 80% y en España ya se está cumpliendo ese ambicioso reto: los envases metálicos alcanzaron en 2013 una tasa del reciclado del 84,5%, lo que nos sitúa entre los países con mejores resultados en esta materia. Esta cifra se traduce en un excelente dato: en la actualidad, en nuestro país, se reciclan 8 de cada 10 envases de metal y el objetivo es seguir mejorando.

El metal se recicla para siempre

Además de por su gran resistencia y durabilidad, las latas y envases metálicos en general destacan respecto al resto de envases por estar fabricados con materiales permanentes. Esto quiere decir que los metales son materiales que, a diferencia de otros, se reciclan una y otra vez, infinitas veces, sin pérdida alguna de sus propiedades. Es por ello que podemos decir que es el producto “completo” (una lata, un coche o un avión) el que llega al final de su vida útil, no el metal que contiene dicho producto.

Gracias a esta virtud, los elementos metálicos nunca se pierden, simplemente van adaptando diferentes formas. Un envase metálico se recupera, se funde de nuevo y se convierte en otro producto. Por ejemplo: con 700 latas se puede construir una bicicleta; con 126 tapas de metal se puede hacer un móvil  y 1678 aerosoles se pueden convertir en una silla de ruedas. Separar y reciclar metales es un proceso sencillo y altamente eficiente. El reciclaje del metal también es muy sencillo. En el caso del acero, su cualidad magnética permite su recuperación mediante electroimanes, sin que sea necesario seleccionar los envases a mano de entre los demás residuos. Y en el caso del aluminio, se puede separar el material de forma eficiente mediante corrientes de Foucault.

En ambos materiales, el proceso de reciclaje a gran escala supone una drástica reducción del impacto medioambiental porque disminuye la generación de emisiones de CO2 y asegura la preservación de los recursos naturales. De hecho, los envases metálicos son un modelo a seguir dentro del nuevo paradigma de la economía circular, en donde los productos se reutilizan y reciclan en un círculo continuo que, además, crea puestos de trabajo. 

Algunas cifras demuestran estas ventajas: 

·         Por cada tonelada de chatarra que se recicla, se ahorran más de 2 toneladas de materias primas, es decir, cada lata ahorra en materias primas dos veces su peso cuando se recicla.

·         Reciclar 1 tonelada de chatarra = reducción del 75% de las emisiones de CO2 producidas cuando se fabrica el acero a partir de mineral de hierro.

·         Reciclar 1 tonelada de chatarra = reducción de hasta un 95% de las emisiones de CO2 producidas cuando se fabrica el aluminio a partir de bauxita.

·         Un envase de acero ahorra 1.5 veces su peso en emisiones de CO2  

Los intereses de la sociedad y de la industria van de la mano en este importante y necesario proceso de recuperación y disminución del impacto medioambiental. Ambos juegan un papel fundamental para que España siga a la cabeza en reciclaje y el metal siga siendo un auténtico campeón del reciclaje y la sostenibilidad. Estas credenciales hacen del envase metálico una magnífica opción de envasado, proporcionando a sus clientes ventajas medioambientales únicas… ¿Qué hay más sostenible que un material permanente?  

¿Qué es AME?

La Asociación Metalgráfica Española (AME) es una organización empresarial del sector de la fabricación de envases metálicos ligeros, tapas, tapones y precintos metálicos realizados en aluminio y hojalata. Sus socios, fuertemente implantados en Galicia, La Rioja y Murcia, producen envases metálicos de todo tipo, desde envases para conservas, latas de bebida y aerosoles, hasta cajas decorativas o envases industriales, así como tapas y cierres metálicos.

Fundada en 1927, es una de las organizaciones sectoriales más antiguas de España. La asociación reúne actualmente a una treintena de empresas de todos los tamaños, desde grandes multinacionales hasta empresas familiares de capital español, cuya facturación anual ronda  los 2.000 millones de euros.

Las empresas del sector dan empleo a unos 5.000 trabajadores y representan un consumo anual de materia prima, nacional y de importación, superior a las 600.000 toneladas de hojalata y chapa cromada. El sector exporta un 21% de su producción, estando sus principales clientes en Europa, destino que aglutina el 90% de las exportaciones. La industria metalgráfica española se sitúa entre las cuatro mayores potencias europeas del sector, con un alto nivel de preparación tecnológica y con una buena industria auxiliar y de complementos con tecnología propia.

En la actualidad, la Asociación Metalgráfica Española (AME) forma parte de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (CONFEMETAL) y de la organización europea del envase metálico EMPAC (European Metal Packaging). Las empresas asociadas a AME tienen asumido un firme compromiso con el medioambiente, conscientes de la importancia de reducir la generación de residuos y disminuir el impacto ambiental que genera cualquier actividad empresarial. AME apuesta por el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente, por ello la asociación es miembro además de ECOACERO, entidad que representa al acero dentro de Ecoembes, la organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España.

 

Webs de interés

www.sialenvasemetalico.com  www.whymetalpackaging.com                                                      

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: