inicio
Viernes 15 de diciembre de 2017
15/06/2015
preparar para imprimir

C.Barré, presidente de la FEV: “La unión del sector en la Interprofesional es clave para recuperar el consumo interior”

 
 
  

El presidente de la Federación Española del Vino (FEV), Christian Barré, presentó el pasado viernes a los medios de comunicación sus objetivos y prioridades al frente de la organización para los próximos tres años, que pasan por el impulso de la Interprofesional del Vino para la recuperación del consumo en España, la mejora de la imagen percibida y del valor de nuestros vinos en el exterior y el refuerzo de la FEV como principal representante del sector bodeguero español. 

En su primera intervención ante los medios tras ser designado presidente de la FEV el pasado 27 de mayo, Christian Barré destacó la necesidad de que todo el sector camine unido en el marco de la Interprofesional del Vino para dinamizar el consumo en España, actualmente en mínimos históricos. El presidente de la FEV señalaba que empieza a observarse cierto repunte en el consumo de vino en hostelería, tras años de caídas, pero reconocía que es todavía un avance muy tímido y es necesario llevar a cabo importantes campañas de promoción en el mercado nacional que puedan apuntalar y potenciar ese cambio de tendencia.  

 

En este sentido, subrayaba que las negociaciones entre las distintas organizaciones que componen la Interprofesional del Vino van por buen camino de cara a fijar un modelo de Extensión de Norma que permita recaudar los fondos necesarios para llevar estas campañas. Aunque se trata de un
proceso complejo, prevé que en 2016 se pongan en marcha las primeras acciones para acercar el vino al consumidor tras el necesario proceso de reflexión interna y el diseño de una estrategia eficaz y adecuada a la situación actual del sector. 

 

Otro de los asuntos prioritarios durante su presidencia será la mejora en la imagen percibida y el valor del vino español en los mercados exteriores, con un precio medio que se sitúa en cerca de 1,1 euros por litro, muy por debajo de los principales países productores. “El consumidor tiene la última palabra y para que esté dispuesto a pagar más por un vino tiene que tener una buena imagen del producto y eso requiere de una visión consensuada de todo el sector”, señalaba Barré.

 

Además de la propia imagen, Barré identificó otros aspectos que podrían incidir en un aumento del valor del vino español y en los que la FEV actualmente está trabajando: “La FEV hace un gran trabajo para que el vino esté presente en los principales acuerdos comerciales que negocia la Unión Europea con otros países o regiones, pero es necesario que España tenga un mayor liderazgo en estas negociaciones”. Además, recordó que la organización bodeguera está luchando para que los fondos de promoción al vino en terceros países, cuyo fin está previsto en 2018, se prorroguen al menos hasta 2020 en consonancia con el resto de aplicación de la PAC.  

 

Con respecto al último de los objetivos, el refuerzo y consolidación de la FEV como principal representante del sector bodeguero español, el secretario general de la organización, Pau Roca, recordaba que actualmente la FEV tiene una representatividad del 77,3% del valor de los productos vitivinícolas en el mercado según los datos de producción de la Encuesta Industrial de Productos y es, por tanto, el representante del sector en la Interprofesional del Vino y ante el resto de organizaciones y autoridades. Con todo, aseguraba que la FEV no se conforma con esto y quiere seguir aunando empresas en la defensa de los intereses comunes del sector. Para ello, la Federación aprobó en 2014 un Plan Estratégico hasta 2019 que apuesta fuerte por el desarrollo de la Interprofesional o una mejora en la coordinación territorial entre la FEV y las distintas regiones vitivinícolas entre otras acciones.  

 

Por su parte, Christian Barré quiso destacar que el trabajo de la FEV, sin ser a veces demasiado visible, es fundamental. Como ejemplo recordó el papel determinante que tuvo la organización en el cierre de las investigaciones chinas a los vinos españoles que podrían haber tenido efectos desastrosos en todo el sector. 
 

En la presentación del nuevo presidente de la FEV participó también el director general del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), Rafael del Rey, que repasó las principales magnitudes del sector en cuanto a consumo y valor del vino español en la exportación. Unos datos que son la base de las prioridades fijadas por la FEV para llegar a tener en España un sector rentable y sostenible a lo largo de toda la cadena.


 

Christian Barré es desde 2009 presidente y director general de Pernod Ricard Bodegas, grupo al que pertenecen Campo Viejo, Ysios, AGE, Tarsus, Aura y Vinícola Navarra. Máster en Comercio Internacional por el CECE-Marseille, inició su trayectoria profesional con Pernod Ricard en 1986, ejerciendo responsabilidades como director de Área y de Marketing Internacional en Benelux, África, Europa del Norte y Canadá, sucesivamente. Hasta su llegada a España fue director de Pernod Ricard en Canadá (1991-1996), México (1996-2003) y Suiza (2003-2009).   

Además, Barré era desde marzo de 2010 vocal de la Comisión Ejecutiva de la FEV y fue nombrado vicepresidente primero en julio de ese mismo año, cargo que ocupaba hasta ahora. A partir de ahora ocupará también la presidencia del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), cargo que tendrá que ser ratificado por el patronato de esta institución el próximo mes de julio. También está previsto que releve a Javier Pagés como vicepresidente primero de la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) en representación de la FEV.   

 



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: