inicio
Jueves 14 de diciembre de 2017
20/09/2016
preparar para imprimir

La cara oculta de las diestas “muy” saludables

 

En un mundo donde todo lo “eco”, “bio”, “détox” están de moda…

Hoy en día nos abordan las noticias sobre la importancia del cambio en nuestra alimentación. El mundo “eco-frindly”, “bio” o “détox”  invade nuestras recetas, menús y dietas. Efectivamente, comer sano y saludable es necesario para conseguir una buena salud. Es básico tener una alimentación completa y variada, donde los alimentos más sanos sean los que abunden  en nuestros menús diarios.

Pero… ¿nos hemos planteado alguna que el exceso de mantener una alimentación “TAN “sana puede no llegar a ser “TAN” bueno? Este tipo de dietas consisten prácticamente en una alimentación a base de frutas y verduras  y este menú “verde” puede llegar a ser perjudicial, si se come en exceso, para nuestra dentadura.

Según Iván Malagón, director de Iván Malagón Clinic,Las frutas y verduras son alimentos realmente saludables, pero, consumidos en exceso, son altamente perjudiciales para nuestro esmalte, desgastándolo pudiendo crear problemas mayores”.  Se ha demostrado que son tan perjudiciales para el esmalte como los refrescos o, según estudios y casos clínicos, más aún que el bruxismo. Aunque  la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el ideal de dieta saludable es tomar 5 piezas de fruta al día, la práctica de ello, acaba con el esmalte. Cada vez son más los casos de erosión dental atribuidos a una dieta saludable en exceso Las ensaladas son otro pilar en las dietas saludables, pero, al igual que con las frutas y verduras, ¡atención!, ya que el exceso de vinagre en su aliño daña y desgasta en profundidad el esmalte de nuestros dientes.

Además del problema del esmalte, una dieta “excesivamente saludable”, a base de sólo este tipo de alimentos o abuso de ellos, hace que se tenga “exceso” y “carencia” de diferentes vitaminas, claves para nuestra salud y para la estabilidad de los tejidos.  .

 

¿POR QUÉ OCURRE?

Por una higiene dental inadecuada. Esto no quiere decir que se tenga poca higiene dental. Significa que, al tomar mucha fruta o ensaladas muy aliñadas, se producen ácidos en la boca, que deterioran el esmalte.

Por un cepillado inmediato tras la comida: cepillarse los dientes inmediatamente después de terminar de tomarnos nuestro postre saludable, el daño hacia el esmalte es todavía mayor.

 

¿QUÉ DEMBEMOS HACER? ¡FRUTAS Y VERDURAS SÍ!, PERO CON CONTROL

 

EN EL CEPILLADO: Cepillarse los dientes con un dentífrico adecuado, pasada media hora tras la ingestión de comida. Si hemos tomado fruta o mucha verdura y ensalada con mucho aliño, el cepillado debe ser  sólo con agua, para reducir los daños en el esmalte.

Otra recomendación es tomar leche antes del cepillado,  para proteger los dientes

CARENCIA Y EXCESO DE VITAMINAS Una dieta “excesivamente saludable” a base de frutas y verduras puede ser negativa a la larga. La dieta debe ser EQUILIBRADA, ya que la falta de alimentos claves en una alimentación completa, hace que CAREZCAMOS O TENGAMOS EN EXCESO distintas vitaminas vitales para nuestra salud, creando una inestabilidad en los tejidos

ALIMENTOS “PROHIBIDOS” QUE NOS SORPRENDERÁN POR SU BENEFICIO BUCAL

¿Sabías que hay unos alimentos prohibidos en toda dieta, que aparentemente parecen muy perjudiciales para nuestra sud y para nuestros dientes, pero, según estudios recientes, se han demostrado que varios de ellos cuidan nuestra boca?. El vino tinto, el chocolate y la cerveza, consumidos con moderación, aporta muchos beneficios a nuestra salud bucal

Vino tinto: Además de aportar cantidad de beneficios para nuestra salud general, una de  sus últimas aportaciones conocidas es la prevención de las caries.

EL Chocolate: una tentación difícil de resistir, que nos aporta muchos beneficios. Las últimas investigaciones han demostrado que, entre otras ventajas, es bueno para el corazón, reduce el colesterol o no provoca acné. Además también mejora la salud bucodental, gracias a la  teobromina, un componente que ayuda a mineralizar al esmalte reduciendo así la sensibilidad dental.

Cerveza: Hay que distinguir entre las cervezas negras y las claras o rubias,  donde las éstas últimas son más beneficiosas para nuestros dientes que las primeras, ya que proveen al organismo de nutrientes esenciales para la fortaleza de la dentadura como son el silicio y el calcio, especialmente las que son artesanales. Además, las rubias, contienen más lúpulo, un componente antioxidante que ayuda a combatir contra las bacterias y hongos que dañan la boca y que además tiene propiedades antiinflamatorias.

“Todos los excesos y los extremos  no son recomendables, y en cuestión de alimentación y nutrición, tampoco.  Para vivir en salud, necesitamos de muchos nutrientes que, dietas exageradamente saludable,  eliminan por completo. Debemos ser mucho más flexibles con nuestra alimentación, teniendo un equilibrio y un orden en nuestra dieta” Concluye Malagón.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: