Nace Helzi, nueva propuesta de comida saludable, perfecta para el delivery


La nueva marca de Kilimanjaria, Helzi, nace para “pecar de manera sana”, comiendo rico y sin culpa bajo el lema #realfoodporn

En España, el 65% de las personas afirman preocuparse frecuentemente por llevar una vida saludable. De hecho, somos uno de los países donde esta preocupación es más frecuente, superando en 11 puntos a la media, según datos del estudio WIN World Survey 2019 (WWS), que el Instituto DYM.

En este sentido, y con el objetivo de poder disfrutar de comida sana, baja en calorías y a la vez deliciosa nace Helzi. El nuevo restaurante del Kilimanjaria quiere declararle abiertamente la guerra a las soporíferas ensaladas y platos verdes sin alma, ofreciendo alternativas muy sabrosas como boloñesa de calabacín, alcachofas rellenas, tacos brisket, o tacos con carne vegetal (de Heura), etc.

La calidad de nuestra alimentación depende en gran medida de la cantidad de carbohidratos y ultraprocesados que consumimos. Por ejemplo, el famoso Poke, elaborado a base de arroz blanco (refinado), tiene un alto porcentaje de carbohidratos de procesado rápido, que se traducen en tu cuerpo como azúcares. Algo parecido pasa con el sushi. Si bien el pescado es un alimento muy saludable, el arroz base de cualquier sushi, suele estar preparado con un vinagre a base de azúcar que, sumado a los carbohidratos que el propio arroz tiene, se convierten en una cena poco recomendable.

“Como todos los restaurantes de Kilimanjaria, Helzi es comida palatosa, sabrosa, sin ultraprocesados, y hecha con materia prima de calidad, pero esta vez teníamos un nuevo objetivo, que nuestros clientes pudieran comer y comer sin sentirse culpables. Helzi es pecar de manera sana”, destaca José Luis Vega de Seoane, Cofundador y CEO de Kilimanjaria.

“En Helzi nuestros platos también tienen carbohidratos, pero solo los naturalmente presentes en verduras como el calabacín o la judía verde. Lo que buscamos con nuestros platos es que puedas comer una cantidad saciadora, rica, que tenga sabor y que no suponga un exceso. Por eso, también le dedicamos una parte importante de la carta a la pasta Konjac, un tubérculo originario de Asia cuya característica principal es que su raíz es casi 100% fibra y tiene una elevada capacidad de absorción del agua”, añade.

Además de la incorporación de Helzi, Kilimanjaria cuenta con otros tres restaurantes delivery, Hakuna Patata, especializada en tortillas de patata salvajes y divertidas, Ravioluzione que ofrece pasta gourmet y Oh My Ribs!, una propuesta gastrotemática basada en la costilla de cerdo ibérico pensada para los amantes de la comida americana.Todas ellas están disponibles para pedir a domicilio en su propia web, con opción multipedido y radios de entrega más amplios. El Grupo también está presente en todos los agregadores, salvo en el caso de Helzi, que por ahora solo está en exclusiva en Glovo.

 

Real Food Porn: comer comida real y absolutamente deliciosa a domicilio

Existe la falsa creencia de que la comida a domicilio siempre tiene que ser grasienta, sin calidad y poco saludable. En definitiva, la sociedad asocia el delivery con comida basura o fast food, aunque  esto no siempre es así. Kilimanjaria quiere acabar con todos estos prejuicios porque “se puede hacer comida a domicilio de forma rápida y sin abandonar la calidad y el sabor, con opciones incluso saludables”.

Como explica su CEO, “hace un año, en Kilimanjaria nos preguntamos, ¿qué pasaría si alguien tuviese el valor de declararle la guerra abiertamente a esa industria oscura que domina el delivery con productos poco saludables? Lo hicimos sin complejos pero con la más absoluta determinación de ofrecer una alternativa de calidad.

Ahora damos un paso más y con Helzi demostramos que es posible comer comida real absolutamente deliciosa a domicilio, con ingredientes de calidad y sostenible con el medio ambiente. Queremos alejarnos del concepto fast food, ya que nuestros platos, aunque se preparan rápido, no sacrifican materia prima. Apostamos por un término que define a la perfección a todos nuestros restaurantes, el Real Food Porn”,  concluye José Luis Vega de Seoane, Cofundador y CEO de Kilimanjaria.

 

Kilimanjaria vende más de 10.000 tortillas en menos de un año

Kilimanjaria nació en octubre de 2020 con su primera cocina. La fundación de la compañía se llevó a cabo con dinero aportado por los socios fundadores. Posteriormente, en enero de 2021, levantaron su primera ronda semilla con business angels entre los que se encuentran Jesús Alonso Gallo (Restaurantes.com), Julio Arias (Cupido Capital), Gabriel Carrillo (AIG) o Juan Pablo Herrera (COO GroupM).

El pasado 7 de octubre, Kilimanjaria firmó un ENISA Jóvenes Emprendedores de 195.000€. “Esto nos va a ayudar con las nuevas aperturas y con las inversiones necesarias en marketing en los próximos meses. Hemos desarrollado nuestra propia tecnología, para poder ofrecer a nuestros clientes la mejor experiencia posible vista en delivery. Lleva desde principios de octubre en activo y estamos teniendo un feedback buenísimo, y eso que aún no hemos implementado muchas ideas que tenemos”, explica Vega de Seoane.

En un año de vida, Kilimanjaria cuenta ya con tres cocinas que cubren Madrid capital y alrededores, han recibido más de 25.000 pedidos, destacando las ventas de sus tortillas, más de 10.000 en menos de un año y más de 7000 costillares.  A nivel de facturación ya  han superado los 600.000 euros y prevén cerrar el año cerca del millón.

Kilimanjaria sigue apostando por afianzar operaciones en Madrid, plantear nuevas recetas y hacer que todo el mundo los conozca. “Estamos creciendo muy rápido, actualmente estamos en cifras de facturación de 90.000€/mensuales,(datos anteriores al lanzamiento de Helzi). Esperamos cerrar el año superando los 140.000€/mes y con el pipeline de aperturas listo para abrir Getafe, Alcobendas y Pozuelo en el primer trimestre de 2022”.