Al día

¿El verano más esperado? No te olvides de cuidar tu piel este año


Lo sabemos: después de semanas y semanas encerrados en casa, estás deseando por fin disfrutar del verano en la playa. Llegar a la arena, echar la toalla y recuperar esas horas y horas que no hemos podido disfrutar todavía. No obstante, seguro que quieres presumir de bronceado sin tener que sufrir al día siguiente. Para ello, Quinton, laboratorio biotecnológico dedicado a la fabricación de especialidades naturales a base de agua de mar microfiltrada en frío, ofrece que sigas una serie de consejos de cara a esas sesiones al sol: 

 

Por supuesto, la protección solar es lo primero de todo. 

Y debes empezar antes de salir de casa, no cuando llegues a la playa o salgas a la calle. Para evitar las quemaduras del sol, es necesario invertir en una buena crema hidratante con factor de protección. Evitar las quemaduras del sol es una parte importante de todo el proceso, pues cuando nuestra piel se quema, nuestras células de defensa se trasladan por nuestro cuerpo para remediar el daño causado. Por esa razón, no olvides aplicarte protección solar que cumpla con los parámetros de inhibición de los daños de los rayos ultravioletas. 

 

Elige bien la hora a la que vayas a tomar el sol 

Como decíamos al principio, sabemos que estás deseando recuperar esas horas de sol de las que no has podido disfrutar. Sin embargo, debes comenzar a hacerlo progresivamente, y, sobre todo, intenta no acudir a la playa o salir al aire libre en las horas en las que el sol se encuentra en lo más alto (de 11 de la mañana a 16 de la tarde).  

Además, si lo que te gusta es nadar, imaginamos que ya sabrás que el riesgo de quemadura es superior en mar abierto, así que prepárate un fotoprotector que supere los 30 FPS para poder disfrutar del mar como a ti te gusta.  

 

La ropa y el atuendo es más importante de lo que crees 

Cuando te expongas al sol, olvídate de aquellos productos que contengan alcohol, perfumes o colonias, pues pueden contribuir a que salgan manchas en tu piel. 

La ropa que mejor le sienta para el verano son sobre todo aquellas prendas ligeras, así como fulares y pareos frescos. Presta también mucha atención a aquellas zonas del cuerpo que vas a dejar siempre expuestas al sol, como la cara, el cuello, la nuca, el pecho, los brazos y las piernas. 

 

Acondiciona tu piel con agua de mar 

Una aliada que no conocías (fuera del contexto playero) para tu verano puede ser el agua de mar. Sus usos son múltiples: base de maquillaje, tónico cutáneo, loción para después del afeitado, para refrescar la piel… y, por supuesto, para después de tomar el sol. En este sentido, una de las mejores opciones que puedes escoger es Quinton Dermo Action, una solución hipertónica de agua de mar microfiltrada en frío.  

Este acondicionador para la piel la mantiene en buenas condiciones y ayuda a evitar los efectos nocivos de los factores externos. No te preocupes por abusar de él, porque no tiene una posología definida y puedes emplearlo tantas veces como quieras. Además, por su composición solo a base de agua de mar y manantial, por lo que, no tendrás que preocuparte de otros elementos como el alcohol, ya que en esta época del año son más perjudiciales para tu piel.