inicio
Martes 14 de agosto de 2018
21/03/2018
preparar para imprimir

El uso de protectores solares reduce la absorción de vitamina D

 

La vitamina D es un elemento esencial para la salud, ya que participa en el correcto crecimiento y desarrollo de los huesos, la salud dental, el bienestar cardiovascular, el buen funcionamiento del sistema inmunológico e incluso, en la prevención de algunos tipos de cáncer. Sin embargo, son muy pocos los alimentos que contienen vitamina D (levaduras y pescados grasos, principalmente), por lo que la absorción a través de la piel -síntesis cutánea- es la principal fuente natural para el organismo.

Pese a que vivimos en un país especialmente soleado, con una media de más de 3.000 horas de sol al año y que más del 90% de la vitamina D se sintetiza en la piel bajo la influencia de la luz ultravioleta del sol, lo cierto es que más de la mitad de la población en España tiene insuficiencia de vitamina D.

El principal motivo de que esto suceda no es otro que la generalización del uso de protectores solares para hacer frente a los efectos perjudiciales que esa radiación puede tener sobre la piel, como quemaduras, fotoenvejecimiento, hiperpigmentación o cáncer. Para prevenir estos daños, los especialistas recuerdan la importancia de usar fotoprotección, lo que incluye evitar el sol durante las horas pico, llevar ropa protectora y aplicar cremas protectoras solares.

Pero el uso de estos protectores solares, principalmente los de mayor factor de protección, provocan, en contrapartida, una reducción significativa de la síntesis cutánea de vitamina D que, en ocasiones, llega incluso a inducir un estado de deficiencia.

Por esta razón, y en contra de lo que cabría esperar, los niveles de vitamina D en el organismo suelen verse disminuidos de forma notable durante los meses de verano. “El uso de protectores solares siempre es aconsejable, ya que los efectos de la radiación solar principalmente en la piel siempre son negativos. Por eso, si es necesario aumentar los niveles de vitamina D es preferible suplementar esta vitamina de forma oral antes que exponerse en gran medida al sol”, explica el doctor Javier Pedraz, dermatólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

Así, ante el riesgo de cáncer de piel por la exposición excesiva a la radiación UV, los especialistas  reconocen que, bajo prescripción médica, los suplementos orales de vitamina D, como calcifediol cápsulas blandas, son una forma segura, bien tolerada y accesible para alcanzar unos niveles adecuados en el organismo: “Se puede concluir que el uso de medidas fotoprotectoras es más beneficioso y el aporte oral de vitamina D más seguro, especialmente, en el caso de personas que necesitan medidas estrictas de fotoprotección”, indica el doctor Arturo Pretel, médico de familia en el Consultorio Médico Alameda de Osuna en Madrid.

La suplementación de vitamina D con calcifediol “es una buena medida para hacer frente al déficit de esta vitamina, ya que presentaciones como las cápsulas blandas resultan formas de administración especialmente cómodas”, puntualiza el doctor Pedraz.

Aunque la duración de la exposición al sol necesaria para obtener esta equivalencia es difícil de predecir, ya que varía según el tipo de piel, la latitud, la estación del año o la hora del día, entre otros), se ha sugerido que la exposición de entre 5 y 30 minutos, dos veces a la semana, podría producir niveles adecuados de vitamina D en individuos de raza blanca.

 

Calcifediol 25OH-vitamina D en cápsulas blandas

Calcifediol 25OHD (vitamina D) en cápsulas blandas de Faes Farma, es el primer tratamiento para la hipovitaminosis D disponible en España en esta presentación cómoda y sencilla. Cada una de las cápsulas de calcifediol (25-OH-D) contiene 16.000 UI (0,266 mg).

Además de las presentaciones en ampollas y en gotas, las cápsulas blandas de calcifediol 25HDO permiten al especialista ajustar con precisión la posología (semanal, quincenal, mensual, etc.) de acuerdo a las necesidades de cada persona.

Calcifediol (25OHD) es un medicamento de prescripción médica y está cubierto por el Sistema Nacional de Salud.

 

Sobre Faes Farma

Fundada en 1933, FAES FARMA es una compañía farmacéutica española con una amplia trayectoria internacional que investiga, produce y comercializa productos farmacéuticos y materias primas.

Sus señas de identidad quedan delimitadas por una búsqueda inquebrantable de la excelencia, la constante persecución de una calidad farmacológica máxima en todos sus productos y el consecuente esfuerzo por ofrecer siempre soluciones altamente eficaces para los pacientes.

FAES FARMA tiene presencia en 60 países, empleando a más de 700 personas entre su sede de Madrid, su fábrica y su centro de I+D+i en Leioa (Vizcaya), su filial Laboratorios Vitoria en Lisboa y sus filiales fuera del territorio Ibérico. Cuenta además con la empresa de nutrición y salud animal INGASO FARM.



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: