Al día

El smartphone: este dispositivo ya es tendencia en los medios de pago

La tecnología es el recurso con el que se producen avances que mejoran la calidad de vida de las personas. A lo largo de la historia nos hemos beneficiado de inventos como la televisión, el coche o el teléfono móvil, que han hecho que informarnos por medio de vídeos e imágenes, desplazarnos con mayor rapidez o comunicarnos de forma internacional hayan pasado a ser actividades cotidianas.

Durante los últimos años, los avances tecnológicos han evolucionado llegando a ser muy visibles en determinados sectores. El de los medios de pago es uno de ellos, y es que comenzó a experimentar cambios muy notables a comienzos de este siglo con la creación de la tecnología NFC y actualmente, evoluciona a un ritmo imparable.

Recientemente, en las tiendas físicas solo se podía pagar con efectivo o introduciendo la tarjeta en el terminal de cobro, pero la llegada del coronavirus produjo cambios en las formas de pago que han llegado para quedarse. Con la intención de reducir el contacto y el tiempo de presencia física en los establecimientos, en 2019 se produjo una notable disminución del uso del efectivo y un aumento del uso de pago con tarjetas o dispositivos contactless.

Esta tendencia no ha parado de crecer y desde 2019, según un estudio de Accenture, ha aumentado en un 150%. Esto ha favorecido la aparición de nuevos hábitos, como por ejemplo la utilización del teléfono móvil para realizar transacciones. Este dispositivo, que principalmente se utilizaba para enviar mensajes, ver el correo electrónico o mirar las redes sociales, se usa para pagar o enviar dinero entre personas.

Pagos instantáneos

Una de las principales acciones que se realiza con el móvil consiste en el pago instantáneo entre personas. De hecho, Bizum, plataforma de envío de dinero instantánea líder en España, registró en diciembre del año pasado 41 millones de transacciones, frente al millón que registró en enero de 2019, según datos de Expansión. Este método de pago no solo permite el envío entre particulares, sino que ha lanzado su producto para pagar en comercios online y ya hay más de 32.000 tiendas que aceptan este método de pago.

Códigos QR

Entre las formas de pago más llamativas, que también se realizan a través de los dispositivos móviles, se encuentran la generación de códigos QR. Según un estudio de Juniper Research, en 2025 se estima que el 30% de los usuarios de dispositivos móviles utilicen códigos QR para pagar.

Ewallets

Asimismo, el uso de ewallets están registrando un gran aumento. Este sistema almacena las tarjetas de los usuarios en los dispositivos móviles, lo que permite disfrutar a los consumidores de todas las funcionalidades de las tarjetas físicas, pero desde su smartphone. Las ventajas que proporciona es que son seguras y fáciles de usar tanto en comercios físicos como online.

La aparición de estas tendencias ha provocado que los consumidores se preocupen por otro tipo de cuestiones como la seguridad. Gracias a la llegada de la normativa PSD2, este asunto ha experimentado una gran evolución, y es que, en la actualidad, son necesarios nuevos sistemas de autenticación basados en la biometría del usuario, entre los que destacan la huella dactilar o el reconocimiento facial.

La llegada de nuevos canales de compra, como el social commerce han propiciado la aparición de todas estas soluciones que son cada vez más utilizadas. En este sentido, las tendencias en métodos de pagos están muy relacionadas con los hábitos de compra de los consumidores. Contar con una pasarela como Sipay, especializada en soluciones de pago digitales que, apuesta por la digitalización y la innovación en los pagos, permitirá a los comercios adaptarse a estas tendencias y satisfacer las necesidades de sus clientes.

Más información https://sipay.es/