Al día

LA SALVE impulsa el emprendizaje a través de su colaboración con Biscay Bay Startup


LA SALVE colabora con la cita la cita más potente para startups de toda la zona norte, Biscay Bay Startup, que se celebra estos días en Bilbao y que reunirá a más de 500 jóvenes emprendedores.

El objetivo de esta cita, considerada “la más potente para startups early stage de todo el norte”, es “celebrar la escena emprendedora de Bizkaia e impulsar el ecosistema de startups vascas, apoyando a los jóvenes innovadores que realmente quieren crear un impacto en el mundo”, describen desde BBSC que subraya que esta segunda edición está vinculada al impacto social de los proyectos.

LA SALVE, como empresa local colaboradora de la cita ha lanzado una edición especial de cerveza para la ocasión. Se trata de LA SALVE Txirene, una cerveza que se caracteriza por su especial sabor a lúpulo y por ser cerveza de tendencia para los consumidores que buscan productos complejos, premiada recientemente en los World Beer Challenge, los Oscars de la cerveza.

 

LA SALVE, un caso de éxito basado en la innovación que apuesta por el emprendizaje

Eduardo Saiz Lekue, director de LA SALVE, ha contado su caso personal, desgranando la trayectoria de la empresa. Y es que LA SALVE lleva implícito en su ADN el compromiso con lo local y la innovación como palancas significativas de competitividad, centrada en el compromiso con lo cercano y con el respeto al medio ambiente y que denota la visión estratégica de la empresa bilbaína sobre cómo atender la demanda hoy y en el futuro. Fruto de ello, poco después del resurgir de la empresa hace ahora casi cinco años, puso en marcha diferentes proyectos de innovación tecnológica junto al Centro Tecnológico AZTI, centro referente en la innovación alimentaria en el Estado, o el Instituto de Investigación Alimentaria NEIKER.

LA SALVE apuesta de forma clara por la innovación y los proyectos más importantes en esta clave han sido la puesta en marcha de la fábrica en Bilbao en 2018; el arranque del compromiso de solo utilizar cebada de Álava para la producción de sus cervezas en noviembre de 2017; y el proyecto de recuperar lúpulo en tierras alavesas puesto en marcha en diciembre de 2017.

Eduardo Saiz Lekue, director de cervezas LA SALVE, ha destacado en su intervención que “para LA SALVE, la colaboración con centros tecnológicos punteros y su apuesta por la colaboración con entidades locales contribuye a algo fundamental: la vertebración de la cadena de valor del sector alimentario”.

El trabajo conjunto de LA SALVE con centros tecnológicos punteros; su entrada en Innobasque, en la EGE, y en el Cluster de Alimentación de Euskadi o la colaboración con citas como la Biscay Bay Startup suponen la suma de industria e innovación; una suma que implica un fuerte impulso para que la industria de la cerveza de Euskadi sea más fuerte y competitiva. Este sector representa actualmente el 1,8% del PIB en España, muy lejos del 0,52% que suponía hace 10 años; y, hasta la aparición de LA SALVE, Euskadi carecía de una empresa cervecera que representara un porcentaje significativo de ventas en el mercado. De hecho, LA SALVE es, actualmente, la única cervecera de gran volumen que produce en Euskadi. El incremento sostenido en ventas, la extensión geográfica y el modelo de competitividad permite a la economía vasca ser de nuevo partícipe de este mercado en auge.

 

Acerca de LA SALVE

LA SALVE nace en 1886 de la mano de José Schumann y Cordés, hijo de un cervecero alemán, que instala una fábrica destinada a la elaboración de cervezas y bebidas gaseosas junto a la Ría. La fábrica original se ubicó en sus orígenes en la Campa de La Salve y de ahí heredó su nombre. Posteriormente se trasladó a poca distancia, al inicio de la calle Artasamina, pero siempre mantuvo un puesto de venta de cervezas en la Campa donde nació.

Desde 1910, LA SALVE estuvo en manos de la familia Pérez-Yarza, que regentaba en Bilbao numerosos negocios de alimentación y hostelería, entre ellos los cafés Boulevard y Arriaga, el Bar Carabanchel y el Hotel Excelsior. Cuarenta años después de su cierre en 1978, vuelve a Bilbao para convertirse en un referente en el sector, convirtiéndose así en la segunda cervecera más antigua del país en activo desde su puesta en marcha en 1886.

www.lasalvebilbao.com