Al día

Las 5 claves para evitar que las comidas navideñas acaben en empacho

Durante esta época festiva, las comidas y cenas copiosas se convierten en la norma, lo cual puede causar efectos indeseados en nuestra salud. Desde Gympass, te ofrecemos los consejos imprescindibles para evitar que la Navidad se te indigeste

Las Navidades están para disfrutarlas y celebrar con familia y amigos, a menudo, reunidos en la mesa. Todo un mes de celebraciones, comidas de empresa y cenas familiares a menudo acaban repercutiendo negativamente en nuestro físico y, lo que es peor, en nuestra salud. Y es que, a veces, los excesos prolongados en el tiempo suelen producir empachos o dolencias aún más graves. La clave es disfrutar de las comidas navideñas sin comprometer nuestra salud. Para tal fin, en Gympass compartimos una serie de fáciles consejos a seguir durante las vacaciones que nos permitirán disfrutar de estas fechas y empezar 2022 con toda la energía del mundo:

 

1- No ayunes antes de las comidas o cenas navideñas:  A veces, en un afán por querer disfrutar de todos los manjares que se ponen en la mesa, se decide no comer nada durante las horas previas. Craso error. Incluso si estamos de vacaciones, debemos mantener una rutina básica y evitar pasar grandes cantidades de tiempo sin ingerir los alimentos necesarios. Eso evitará que, cuando llegue la esperada cena, nos empachemos. Es importante desayunar fruta y cereales para darle a nuestro cuerpo una fuente de energía sana.

2- No dejes de hacer ejercicio: Los gimnasios no cierran por Navidad, y tú no deberías dejar de frecuentarlos en estas fechas tan señaladas. Y es que, como explicábamos antes, es importante no abandonar del todo la rutina, sobre todo aquellos hábitos tan saludables como hacer un poco de ejercicio. Se puede elegir dedicarle menos tiempo, pero es importante que no deje de formar parte del día a día, sobre todo si estamos ingiriendo más calorías de las habituales, pues en ese caso el deporte es una herramienta clave para contrarrestar, en parte, ese exceso.

3- Vigila tu consumo de dulces: En Navidad abundan los turrones, bombones y polvorones. Están por doquier. Pero eso no quiere decir que tengas que probarlos todos o pasarte con ellos. Recuerda que una dieta equilibrada es una dieta sana y añade alimentos sanos en las celebraciones.

4- No recurras a productos envasados: Opta en tus cenas por ingredientes frescos antes que excederte con los enlatados, que por norma general suelen ser más negativos para nuestro cuerpo.

5- No caigas en el sedentarismo: ¡Mantente activo! La Navidad es mucho más que sentarse a comer, e incluso si no tienes acceso a un gimnasio durante estos días, hay mil opciones para disfrutar las fiestas y mantener cierta actividad durante estos días que evite problemas de salud más adelante. Salir a dar un simple paseo con tu familia puede ser suficiente para bajar la comida.