LIDL IMPULSA UNA ALIMENTACIÓN SOSTENIBLE INFANTIL CON EL LANZAMIENTO DE SU MINIHUERTO


Tras el éxito viral de su juego de miniaturas coleccionables Mini Lidl, Lidl lanza ahora el Minihuerto, un juego educativo con 24 minimacetas coleccionables cuyo objetivo es fomentar la alimentación sostenible y saludable entre el público infantil

Lidl lanza un minihuerto sostenible con 24 minimacetas coleccionables reforzando su apuesta por la alimentación saludable. Este divertido juego para niños promueve el uso de materiales reciclables, biodegradables y sostenibles. Este huerto educativo ya está disponible en las más de 600 tiendas de Lidl España y por un precio de 3,99 euros. Los fans de los coleccionables están de enhorabuena, ya que los clientes de la compañía podrán conseguir hasta 24 minimacetas diferentes por cada 20 euros de compra. Pepo (pepino), Jimena (berenjena), Teresa (fresa) y Leti (lechuga) son algunos de los personajes que los niños irán descubriendo a lo largo de estas semanas. Toda la familia aprenderá a cultivar sus propias plantas, el objetivo es promover a través del juego una alimentación saludable y sostenible para los más pequeños de la casa.

Lidl lleva años impulsando iniciativas que fomentan el consumo de fruta y verdura y los hábitos saludables entre el público infantil
Lidl ha conseguido fidelizar a sus clientes y crear un fenómeno fan alrededor de sus lanzamientos gracias a atender las necesidades y reclamos de sus consumidores. Tanto es así que la compañía ha logrado mantener el liderazgo en redes sociales en su sector y cuenta con una comunidad de fans de la marca, sus Lidl Lovers. El éxito se sustenta en una oferta y lanzamientos personalizados para sus clientes y seguidores, además de lanzar productos innovadores y de tendencia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España es el tercer país en toda Europa con mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil con un 14,2%. Y estas cifras no dejan de ir en aumento. Durante la infancia es cuando se fijan los hábitos alimentarios, y si no se establecen correctamente es muy difícil cambiarlos.  “Con un especialista de la mano y unas rutinas alimentarias adecuadas, que incorporen las raciones de fruta y verdura necesarias junto a un estilo de vida saludable, se reducen las posibilidades de que el niño/a pueda sufrir determinadas patologías en su edad adulta”, explican fuentes de Deusto Salud. Y añaden: “Además, se evitarán posibles trastornos nutricionales, anemia, sobrepeso u obesidad. Durante la etapa infantil es cuando más cambios tanto físicos como intelectuales se producen, y en ello cobra especial importancia la alimentación”.

Lidl quiere fomentar el consumo de frutas y verduras con iniciativas como el Minihuerto, que pretende reforzar a través del juego prácticas sostenibles y una alimentación saludable. La compañía ya ha liderado anteriormente distintas iniciativas de gran calado social en favor del consumo de fruta y verdura entre los niños de edad escolar, como sus campañas 'Frutitour', 'Fórmula Desayuno' o 'Plan Merienda'. Iniciativas con las que la compañía recorrió más de 70 municipios de España durante ocho meses y en las que se ofrecían contenidos y talleres desarrollados por nutricionistas y expertos con el objetivo de acercar la fruta y la verdura a más de 30.000 escolares de toda España.

Estas iniciativas fueron reconocidas con el Premio Estrategia NAOS que otorga AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) y el Ministerio de Consumo.  De acuerdo con el informe 
“Estado Mundial de la Infancia 2019. Niños, alimentos y nutrición”, publicado por Unicef, millones de pequeños no comen una cantidad suficiente de los alimentos que necesitan, mientras que millones más consumen en exceso lo que no necesitan.

Los más pequeños se convierten en impulsores de compra y están al día de las nuevas tendencias
La influencia de los niños entre los tres y nueve años en las decisiones de compra en sus padres es determinante. Según una encuesta realizada por la agencia de investigación Milward Brown, el 73% de los niños encuestados entre ocho y doce años, reconoce tener influencia sobre sus padres en la decisión de compras.
 
Los niños son muchas veces los iniciadores del acto de compra. Uno de los factores que los niños valoran ante una compra de alimentos son los aspectos sensoriales, así como la propia experiencia. El Minihuerto de Lidl promueve el conocimiento de verduras y frutas mediante la plantación real de las mismas. Los niños podrán experimentar el crecimiento de sus minimacetas con el tiempo.

https://www.lidl.es/es/minihuerto