Al día

Gracias a su gestión medioambiental Islazul obtiene la certificación Residuo Cero

Islazul, propiedad de Nuveen Real Estate y gestionado por Cushman & Wakefield, llega al ecuador de 2023 reforzando su compromiso con el entorno y la sociedad en su conjunto, a través de las buenas prácticas llevadas a cabo en lo que a la gestión medioambiental del centro se refiere. IMQ—organismo italiano líder en el sector de evaluación de la conformidad y certificación de productos y de sistemas de calidad y gestión— acaba de reconocer al centro comercial madrileño con la certificación de Residuo Cero “nivel avanzado”, avalando que Islazul fomenta la identificación, la gestión y la monitorización de los impactos ambientales relacionados con sus actividades.

Este certificado premia la incorporación de acciones en materia de gestión de residuos, que favorecen su reutilización, facilitan su reciclado y permiten su valorización energética, evitando de esta manera que no vuelvan a la naturaleza en forma de deshechos o basura.

María Valverde, Senior Portfolio Manager de Nuveen Real Estate, afirma que: “Este reconocimiento supone un premio a nuestro trabajo. Además de enfocarnos en la creación de valor para el activo, también lo hacemos para el bienestar de todos sus usuarios. La certificación que IMQ ha otorgado a Islazul no hace más que impulsar nuestras ganas por seguir trabajando por un modelo de centro comercial responsable y sostenible con el planeta”.

Para conseguir esta certificación, que se encuentra dentro de las medidas de la norma UNE -EN ISO 14001 en relación con la gestión medioambiental, ha sido imprescindible la estrecha colaboración y comunicación con los diferentes operadores del centro comercial, proporcionándoles formación sobre gestión de residuos. De este modo, Islazul ha conseguido reutilizar el 95% de los deshechos generados y segregados in situ, entre los que se incluyen papel y cartón, plásticos, madera, envases, plástico film, vidrio, perchas y pilas, entre otros productos, que cada día son depositados en contenedores habilitados para ellos y, posteriormente, derivados a sus respectivos lugares de reciclaje.

A parte de la reducción de residuos y emisiones, el fomento de la movilidad sostenible, el ahorro de agua y la generación del 40% de su consumo energético total mediante plantas solares fotovoltaicas, también han sido claves a la hora de lograr la certificación concedida por IMQ. Esta calificación hace de Islazul un elemento diferenciador, especialmente para todos aquellos que se interesan y se preocupan por el comportamiento ecológico a la hora de elegir su centro comercial de referencia.

En palabras de Javier Martínez, Shopping Centre Manager de Islazul: “Desde el centro se ha trabajado incansablemente para minimizar los impactos ambientales y emplear racionalmente los recursos y, por ello, es un verdadero orgullo que todo el trabajo realizado sea reconocido con este tipo de certificaciones. Lograr que Islazul sea un centro 100% respetuoso con el medio ambiente siempre ha sido y seguirá siendo una prioridad para nosotros”.

Islazul también tiene implementada la norma ISO 14064—que asegura la correcta cuantificación de emisiones de gases de efecto invernadero, ayudando a impulsar el camino para reducir la huella de carbono obtenida a través de su actividad—y la norma ISO 50001, referida a la gestión energética eficiente del centro. Ambas corroboran que el sistema de gestión medioambiental de Islazul permite asegurar la prevención de la contaminación, la minimización del impacto y la eficiencia energética.

Cabe recordar que, en 2012, Islazul consiguió ser el primer centro comercial en España en obtener la certificación BREEAM® en Uso. Tras abrir camino en el sector, el centro comercial madrileño logró mejorar su calificación en cada proceso de re-certificación: "Excelente" en el año 2016, "Excepcional" en 2019 y "Doble Excepcional" desde 2021 (Mejor calificación en España y tercera de Europa) posicionándose entre uno de los centros más sostenibles.

La concienciación ambiental y social siempre ha formado parte de los objetivos de Islazul, pero gracias a Origen, el centro comercial ha podido desarrollar un marco que actúa de paraguas con las acciones que ya se venían realizando previamente. La incorporación de nuevas medidas y actuaciones que produzcan un impacto positivo en la sociedad seguirán siendo una prioridad para Islazul, con el objetivo de convertirse en un referente no solo a nivel comercial, sino en cuanto a responsabilidad ambiental y social.

www.cushmanwakefield.es