Al día

La espectacular respuesta de público ratifica el éxito de Andorra Taste

Este domingo por la tarde ha finalizado Andorra Taste, un evento único, “la primera vez que nos juntamos los restauradores del país para ofrecer nuestra propuesta a vecinos y turistas”, explicaba el chef del único estrella Michelin del país, Jordi Grau.
 
Las tapas más demandadas han sido la hamburguesa de ternera de Andorra con mayonesa de remolacha y setas de Minim’s, el plato de sushi con trucha andorrana de Koy Hermitage y el arroz de montaña de Plató.
 
Andorra Taste Popular pone la guinda a un congreso “que tendrá continuación y que marcará un antes y un después en la gastronomía del país”, comentaba en el acto de clausura Betim Budzaku, CEO de Andorra Turisme.

Tras tres días de ponencias y otros tantos de fiesta gastronómica para todo el mundo, este domingo ha finalizado en el recinto del Prat del Roure de Escaldes-Engordany la primera edición de Andorra Taste, el I Congreso Internacional de Gastronomía de Alta Montaña, cuyas jornadas profesionales se desarrollaron de miércoles a viernes para finalizar con las populares este fin de semana. “La respuesta del público ha sido espectacular. Hemos llenado el recinto demostrando que este país tiene potencial gastronómico, con sólidas propuestas tradicionales, pero estando también abierto al mundo”, explicaba Betim Budzaku, CEO de Andorra Turisme, coorganizador del evento junto a Vocento Gastronomía.
 
En estos tres días finales, la actividad se ha concentrado al aire libre con una veintena de stands de restaurantes y entidades del país. El sol se ha aliado con el evento y centenares de andorranos y turistas se han acercado para degustar la propuesta de tapas ofertada (se han servido 23.000 consumiciones durante los tres días), con platos de cuchara más tradicionales y finger food internacional, “una buena representación de lo que es Andorra”, comentaba Carles Flinch, del restaurante de Andorra la Vella Can Manel; un país que “gastronómicamente está despegando”, agregaba Paco Méndez, socio histórico de Albert Adrià en Barcelona y desde hace dos años también presente en Andorra con TOC Anyós Park en La Massana.
 
Convencidos de ese potencial, los restauradores que participaban en el Popular reían y cocinaban, charlaban entre ellos y con los clientes, algunos pidiendo disculpas por haberse quedado sin stock debido al éxito. Allí estaban, compartiendo felicitaciones, además de Flinch y Méndez, Hideki Matsuhisa (Koy Hermitage), Jordi Grau (Ibaya*), Jose Maria Kao (Kao Soldeu), Ana Cerezo (Pernilea), Pep Ramos (L’Era d’en Jaume), Lluc Dalmau (Youcake by Estopiñán), Anna Sauleda (Sauleda by Julia Onix), José Antonio Guillermo (Odetti Bistro), Dolors Pal (Borda Raubert), Carles Flinch (Can Manel), Marcel Besolí (El Celler d'en Toni) o Miquel Canturri (Mínim's), estos últimos participantes también en el congreso profesional donde pudieron explicar estado y sobre todo aprender de los más grandes para ayudar a convertir Andorra en el epicentro mundial de la cocina de montaña.
 
Las tapas más demandadas del Andorra Taste Popular
 
Precisamente de uno de ellos, Miquel Canturri, ha sido la tapa más demandada: una hamburguesa de ternera de Andorra con mayonesa de remolacha y setas, que ha congregado colas durante los tres días. Le han seguido el plato con makis de steak tartar y niguiris de trucha de Koy Hermitage y el arroz de montaña de Plató.
 
Estas han sido las más vendidas, no las únicas triunfadoras, ya que también han recibido halagos las propuestas -muchas de ellas de cuchara, como toca en alta montaña- de El Celler d'en Toni (Andorra la Vella) -canelones de pollo, ternera, cerdo y foie gras-, Kao Soldeu  (Soldeu) -nem vietnamita con setas y carne del Pirineo-, L’Isard (Andorra La Vella) -falsa terrina de conejo de bosque escabechado-, L’Era d’en Jaume (Llorts) -caldo con albóndigas-, TOC – Anyós(La Massana) -taco de costilla de cerdo-, Odetti Bistró (Escaldes-Engordany) -fricandó de ternera-, Sottovoce (Andorra La Vella) -Sottovoce de ciervo y boletus-, Kokosnot (Andorra la Vella) -rilletes de cerdo-, Borda Raubert (La Massana) -albóndigas con setas-, Pernilea (Andorra la Vella) –sandwich de jamón ibérico- o Can Manel (Andorra La Vella) -rabo de ternera guisado-. El punto dulce necesario, el de la torrija de Pastisseria Sauleda y la hoja de tabaco de Youcake by Estopiñán.
 
Con cuchara o con las manos, el público también ha disfrutado con los showcookings celebrados, las actuaciones musicales y el divertimento del Aula Kids, donde los ex Masterchef Sofía y Víctor han hecho las delicias de los más pequeños. Entre otras temáticas, los niños se han entretenido elaborando crestas y cocas andorranas o tartaletas de piña. “Es increíble la pasión de los niños por la cocina. Buen síntoma de país”, comentaba la cocinera y propietaria también de La Dramarie en Barcelona.
 
Un congreso con futuro
 
El Popular ha puesto el punto final a un congreso dual, con una parte profesional y otra popular. En la profesional, hasta una cuarentena de ponentes, entre cocineros, restauradores y productores, han debatido y hablado sobre cocina de alta montaña, “la más sostenible, la que mejor aprovecha los alimentos”, como comentó el chef francés Michel Bras, a quien el congreso otorgó su reconocimiento.
 
Además del maestro francés, alabaron la cocina de altura cocineros como Oriol Castro (Disfrutar), Nacho Manzano (Casa Marcial), Francis Paniego (El Portal), Ana Ros (Hiša Franko) o Rodolfo Guzmán (Boragó), quienes participaron en la elaboración del “Manifiesto de Andorra para el futuro de la cocina de montaña”, que se presentará cuando terminen de firmarlo. Se ha hablado de cocina de altura de todo el mundo pero se ha personalizado en la andorrana, “con un potencial increíble de crecimiento”, aseguraba durante el congreso Manzano, “y que esperamos comprobar en sucesivas ediciones de este congreso. Trabajaremos para que sea así”, completaba Budzaku. Asentían Pal, Besolí, Flinch. También Méndez, Grau, Matsuhisa, Kao…