inicio
Martes 13 de noviembre de 2018
12/02/2018
preparar para imprimir

Diecisiete cocineros nacidos en el pequeño pueblo segoviano de Cascajares

 
 
  

 “Cascajares. Tierra de Cocineros”, muestra la historia y las recetas de 17 de los más de treinta cocineros nacidos en Cascajares. Todo un récord para un pequeño pueblo de la provincia de Segovia, que apenas cuenta con 40 vecinos.

¿Por qué han salido tantos y tan buenos cocineros de este pequeño pueblo? Se conjugan una serie de factores tales como la necesidad, la casualidad, el espíritu de sacrificio, las ganas de sacar la cabeza y otras mil razones más. La lumbre de los fogones de Cascajares ha alimentado toda una generación de ‘chefs’, la primera y la última, que en plena adolescencia abandonó el pueblo. La cocina les ofreció la oportunidad de aprender un oficio que poco a poco, y afortunadamente, se convirtió en pasión.  Este libro es un merecido reconocimiento a todos ellos.

Los habitantes de este pueblo y vecinos de la zona se sienten orgullosos de esta “hazaña”, de que Cascajares haya repartido por el mundo tantos y tan buenos “chefs”. Este pequeño municipio no se diferencia respecto a otros pueblos españoles excepto la particularidad que le diferenciaba del resto y que le otorgaría, sin lugar a dudas, un hueco en El libro Guinness de los récords: haber engendrado una treintena de cocineros, todos ellos de reconocido prestigio donde han pasado por fogones de grandes restaurantes y hoteles como los de Las Cuatro Estaciones, Samarkanda, Hotel Plaza, Hotel Villamagna, Club 31, Jockey, Riscal, Club Siglo XXI, Club Financiero Génova, Zalacaín, Asador Donostiarra, Txistu, Café de Oriente o Taberna del Alabardero, entre otros muchos y han dejado huella también en reputados establecimientos de Baltimore, San Francisco, Nueva York o Seúl.

Cascajares

No hubo nunca en Cascajares tradición culinaria conocida, la economía de las familias en la época de los años sesenta era gris, como en la mayoría de los pueblos de España. La muchachada tenía ante sí la disyuntiva de abandonar los campos de trigo y el ganado o abrazar una nueva vida, la mayoría eligió la segunda. La cocina les ofreció la oportunidad de aprender un oficio que poco a poco, y afortunadamente, se convirtió en pasión tal y como se relata en los perfiles de los cocineros que aparecen en este libro.

El grupo, sin concesiones al desaliento aun en los momentos más difíciles, homogéneo por muchas razones, bien sean de origen o de prestigio profesional de los Cocineros de Cascajares -todos ellos ejerciendo de manera ejemplar en el oficio del “Bien Comer”- se dan a conocer conjuntamente ahora en esta oportuna publicación después de muchos años ocupando un lugar señalado, no sólo por ser maestros significados en el oficio, sino y acaso sea este el mejor atributo que los distingue: por su bonhomía ejemplar. 

Ellos mismos lo celebran cada año el segundo domingo de agosto, durante las fiestas patronales. Año tras año, la víspera se prepara una cena con la que dan la bienvenida a las fiestas y que alcanza otro récord: la cena con mayor número de cocineros por metro cuadrado de fogón. Y aquí es donde cada agosto todos ellos tienen la oportunidad de verse, hablar de lo divino (la comida que preparan) y de lo humano (los asuntos del pueblo) entre buenas viandas.

De la más de una treintena de cocineros salidos de Cascajares, el libro recoge las historias -y también algunas de sus recetas- de los siguientes profesionales: Alejandro Martín Domínguez, “El pequeño de tres hermanos cocineros”; Alfredo Barbolla, “El postre de los senadores”; Ángel Gutiérrez, “El secreto del asador”; Francisco Vicente Barbolla, “Un sueño cumplido, Maldonado 14”; Jesús Barbolla, “El jefe de Jockey y Samarkanda”; José Ramos Martín Domínguez, “El cocinero que quiso ser su propio jefe”; José Sanz Sanz, “El cocinero de los senadores”; Julián Barbolla Barbolla, “La cocina como amor propio”; Miguel Ángel Villas Sanz, “El segundo de Txistu”; Ovidio Pereira Espinel, “El descubrimiento del salmón”; Pablo Caridad Barbolla, “Los bocadillos de Beckham”; Rafael Sanz Cuenca, “El sueño de San Francisco”; Ricardo Pereira Espinel, “De la frutería a la cocina”; Zacarías Martín Domínguez, “El mayor de los hermanos, el pastelero”; Luis Yunquera, “El Cocinero del embajador”; Antonio Martín Moreno, “El hijo del vaquero” y Vicente Villas, “La vida en la carretera de Colmenar”.

Editada por PaperNet, “Cascajares. Tierra de Cocineros” cuenta con el prólogo de Antonio Horcajo Matesanz, presidente del Centro Segoviano de Madrid. Las fotografías son obra de Nínes Mínguez, profesional de reconocida trayectoria, bajo cuya cámara ha posado la mayoría de grandes chefs y bodegueros españoles; de reseñar la historia de cada cocinero se ha encargado Miguel Ángel del Arco, periodista, profesor en la Universidad Carlos III y escritor (acaba de publicar la obra ‘Cronistas bohemios’). El diseño y la coordinación de la obra han corrido a cargo de Juan Yunquera, periodista, especializado en diseño editorial, ha trabajado durante más de 30 años en el diseño gráfico y dirección de arte de diversos medios periodísticos.

 

Datos técnicos

“Cascajares. Tierra de Cocineros”

Prólogo: Antonio Horcajo Matesanz

Textos: Miguel Ángel del Arco

Fotografías: Nines Mínguez

Diseño y Coordinación: Juan Yunquera

Medidas: 21x24 cm.

Páginas: 194

Precio: 25 €

Venta en editorial Papernet

http://papernet.es/

papernet@papernet.es

Más información:

https://www.facebook.com/cascajarestierradecocineros/



BUSCAR EN ESTA SECCIÓN
Introduzca unas palabras para realizar la búsqueda en la sección "Al día". Si lo desea puede limitar los resultados por periodos de tiempo.
Desde:
Hasta: