Al día

¿Cuánta verdad hay dentro de la cosmética masculina?

En palabras de los expertos, los productos hablan de tipo de pieles, no de género

En un entorno en el que las barreras entre géneros se intentan derribar, son muchos los sectores que diferencian entre hombres y mujeres basándose en las necesidades específicas de cada uno de ellos en determinadas situaciones. En belleza y cosmética, surgen cada vez más productos que separan al hombre y mujer aludiendo a características diferentes de la piel. Expertos técnicos de diferentes marcas ahondan en el tema y nos explican cuánto hay de verdad en esta materia y cuánto responde a cuestiones de marketing, para hacer subjetivamente atractivo un producto que, quizás, sirva para ambos.

 

¿Tienen hombres y mujeres tan diferente la piel?

La excusa para crear productos aparentemente diferenciados responde en muchas ocasiones a la concepción de que hombres y mujeres tienen diferentes tipos de pieles. ¿Es esto cierto? Sí y no. “Es cierto que en líneas generales ellos tienen la piel más gruesa y con tendencia más grasa, sin embargo, esta es una gran generalización. Hay muchos tipos de pieles con necesidades diferentes, y que no responden al género necesariamente. Desde pieles con mayor propensión al envejecimiento hasta otras con tendencia acneica, son muchos los tipos y los encontramos de igual manera entre hombres y mujeres, quienes pueden usar soluciones semejantes para atajarlos”, reconoce Raquel González, directora técnica de Perricone MD. En este punto, ¿qué cremas hidratantes pueden usar ambos, por ejemplo?

 

Cuestión de confort y facilidad más que de resultados

Aunque para los expertos una buena formulación sirve para mantener una piel óptima, sea del género que se sea, sí reconocen que los hombres se sienten muchas veces más cómodos con determinados formatos y texturas. “Les suelen gustar aquellos productos más ligeros, con tendencia a gel, y los que se dispensan de alguna manera. Los hombres prefieren no coger el producto con la mano y optan por cómodos dispensadores que les dan la cantidad exacta de producto”, explica Estefanía Nieto, directora técnica de Medik8.

 

El color importa

Un producto cuya formulación sirve para ambos, muchas veces las compran solo o unos u otros por cómo es su packaging, ya sea por formato o color. “Ambos se sienten cada vez más atraídos por los colores menos sexistas de la rueda cromática. Les gustan los blancos, por todo lo que el color transmite aplicado a un producto de belleza, además de ser absolutamente neutro. El negro también encaja para los dos, al igual que el verde, que subjetivamente nos lleva a formulaciones más ecológicas”, explica Gerardo Peña, director de marketing de estas marcas.

 

La diferencia la marca el afeitado

Sin embargo, el proceso del afeitado sí marca una clara diferencia que obliga a que ellos requieran de algunos productos diferentes. Como afirma Bella Hurtado, directora técnica de Omorovicza: “la piel masculina se somete a un gran estrés cuando se afeita, tanto si se hace rasurando como recortando, ya que las cuchillas siempre rozan la piel de una manera u otra. Esto obliga a utilizar productos que calmen la piel y que faciliten el proceso de recorte de la barba o el bigote”.