Al día

¿Cuáles son los errores que más cometen las empresas en cuanto a métodos de pago?

La variedad de métodos de pago, tanto a nivel físico como online, es cada vez mayor. Mientras que algunos prefieren abonar sus compras a través de su smartphone, otros siguen apostando por la vía más tradicional: el efectivo. Así, las empresas deben adaptarse a los nuevos tiempos y ofrecer a sus clientes el mayor número de métodos de pago posible.

“Todavía hay fallos que las marcas cometen de forma recurrente en cuanto a métodos de pago, y es crucial que los detecten para subsanarlos lo antes posible. La mitad de los usuarios afirma que abandonaría una compra si la empresa en cuestión no cuenta con su método de pago favorito, por lo que el momento de cerrar la transacción es clave para que las marcas eviten perder ventas”, explica Manuel Prieto, CEO de Easy Payment Gateway, agregador de servicios de pago y gestión de fraude europeo.

Con todo ello, el experto de Easy Payment Gateway revela los principales errores que las empresas cometen en lo relacionado con el momento del pago:

  • Pedir demasiada información. El ajetreado ritmo de vida hace que el tiempo sea uno de nuestros bienes más preciados. Por ello, necesitamos que cualquier acción que llevemos a cabo durante el día a día sea lo más sencilla y rápida posible. “Es habitual que las empresas cometan el fallo de pedir al usuario demasiados datos a la hora de realizar el pago online. Esto hace que muchos lo vean como un proceso largo y tedioso y abandonen el carro de compra”, señala Manuel Prieto. Para evitarlo, el experto recomienda solicitar solo los datos necesarios u optar por la tokenización, que permite que el cliente no tenga que introducir su información bancaria en futuras compras, mejorando la experiencia de cliente.

 

  • Poca variedad en los métodos de pago. El gran avance tecnológico que ha tenido lugar durante los últimos años también ha dado como resultado una mayor variedad de opciones de pago. Son muchos quienes hablan de una futura desaparición del metálico o, incluso, de las tarjetas de crédito, en favor de opciones como la biometría. Poco a poco, los nuevos métodos van ganando peso gracias a la seguridad y sencillez que ofrecen, motivo por el cual el CEO de Easy Payment Gateway recuerda que “si no lo hemos hecho ya, debemos ir incluyendo aquellas alternativas que cada vez tienen más adeptos”. “Aunque la biometría se vea como algo del futuro, lo cierto es que ya se implementa y, en los próximos años, estará todavía más extendida”, añade. A pesar de ello, son muchos los comercios que solo ofrecen pago en metálico o con tarjeta bancaria, un error que puede derivar en una importante pérdida de ventas. En este sentido, Easy Payment Gateway contempla 240 métodos de pagos habilitados, de los cuales 190 son alternativos.

 

  • No contemplar métodos de pago locales. Los negocios deben tener en cuenta diversos aspectos a la hora ofrecer su producto o servicio en mercados internacionales. Entre ellos, un buen partner con el que hacer los envíos o que su página web esté en distintos idiomas. Lo que muchos olvidan es ofrecer métodos de pago locales. “Un ejemplo: hay países europeos en los que el uso del pago por móvil es inferior que en algunos de África. Debemos analizar el mercado en el que vamos a expandirnos para saber cuáles son los métodos más utilizados y que estos se encuentren entre las opciones que brindamos a nuestros clientes”, subraya Manuel Prieto.

 

  • Diseño poco atractivo y fiable. La estética es fundamental en el mundo online, por lo que la mayoría de las empresas invierten en un diseño atractivo de su web. “Lo que algunos negocios no tienen presente es que la ventana de pago debe tener un look&feel similar. Si el usuario accede a una página bien diseñada, en tonos azules, pero la ventana de pago es completamente distinta y cuenta con tonalidades rojizas, es posible que le genere desconfianza”, cuenta el experto de Easy Payment Gateway. Igualmente, es incluso más vital que su diseño sea responsive, de modo que se muestre de forma correcta en cualquier tipo de dispositivo. Precisamente porque todo el esfuerzo en marketing o publicidad tiene sus frutos y culmina en el momento de cerrar la transacción, no debemos restar importancia a la ventana de pago.

“Vivimos en la era de la inmediatez, en la que buscamos soluciones rápidas e intuitivas que, además, se adapten a nuestras preferencias. Del mismo modo que las empresas implementan esta idea en la mayoría de sus procesos o comunicaciones, es imprescindible que también lo hagan en todo lo relacionado con los métodos de pago”, concluye el CEO de Easy Payment Gateway.