Al día

Crece el interés en el outsourcing comercial con la ‘nueva normalidad’, según Winche

Winche, empresa experta en outsourcing comercial y gestión del punto de venta, ha percibido que con la nueva normalidad las grandes marcas se están replanteando la estructura de sus equipos de ventas, lo que ha incrementado las solicitudes que recibe para valorar la contratación de servicios de externalización comercial. En concreto, el pasado mes de septiembre recibió un 50% más de consultas respecto al año anterior, aunque pendientes de concretarse. Si estas propuestas se formalizaran, podría sortear la contracción económica fruto del coronavirus.

Desde Winche se considera que este mayor interés por el outsourcing comercial responde a dos factores. El primero, la flexibilidad para aumentar o disminuir la fuerza de ventas disponible en función de las necesidades de cada cliente y cada sector, según la evolución de la pandemia. Y, en segundo lugar, la adaptabilidad real al presupuesto disponible, en el sentido que si el servicio debe detenerse en algún momento, el precio por la prestación también se paraliza, sin coste extra añadido, ni penalizaciones.

Para Javier Scherk, fundador de Winche, “en la situación actual, cada 24 horas cambia la realidad, de manera que la externalización es la mejor manera de osarse a lanzar un proyecto comercial. Sin ventas, los negocios no funcionan, pero no puedes hipotecarte a una estructura comercial que te cueste más que la facturación real”.