Al día

Crear un hábito en higiene íntima

CHILLY PHARMA te da las claves para crear un hábito en higiene íntima en 21 días

La sociedad actual cada vez es más consciente que tenemos que llevar un ritmo de vida menos acelerado y más saludable. Todos deseamos incorporar rutinas en nuestro día a día que beneficien a nuestra salud, como, por ejemplo: dejar de fumar, comer de forma sana, hacer ejercicio de forma regular, dormir más horas, entre otros.

in embargo, en muchos casos perdemos la motivación a los pocos días y dejamos de intentarlo, ya que crear un hábito supone un esfuerzo. La constancia y la perseverancia serán las claves en el intento, dado que los hábitos saludables normalmente producen beneficios a largo plazo.

En 1960, el cirujano plástico Maxwell Maltz, definió la duración de 21 días para crear un hábito, porque era el tiempo que sus pacientes tardaban en acostumbrarse a sus rasgos estéticos nuevos. En cambio, en La University College de Londres han descubierto que, como media, son necesarios 66 días para incorporar una nueva conducta en nuestra rutina.

Desde Chilly, marca líder en higiene íntima femenina, queremos darte 21 consejos para que, en 21 días, incorpores la higiene íntima como algo básico en tu rutina diaria:

1. Genera un plan de acción que tenga metas a corto y a largo plazo. A corto, sería incorporar un producto de higiene íntima en tu ducha y a largo, cuidar de tu salud íntima mediante su uso diario.

2. No procrastines. Es decir, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Cuanto antes empieces, antes lograrás aquello que quieres conseguir.

3. Pide consejo sobre productos de higiene a tu farmacia. Después de los médicos, los farmacéuticos son los profesionales sanitarios que más confianza producen en las personas, porque van a saber recomendarte lo que mejor te viene.

4. Empieza usando productos de higiene íntima delicados. Si nunca has usado un gel de higiene íntima, es mejor que
empieces usando los más suaves, como Chilly Pharma Sensitive, que es un gel apto para uso cotidiano y en particular en todas las situaciones en las que sientes mayor necesidad de delicadeza y respeto. Tiene un pH 5 delicado, que sobre la
zona íntima aumenta un 45% la hidratación y proporciona hasta 12 horas de confort íntimo, respetando el natural
equilibrio fisiológico íntimo. Además, su fórmula está enriquecida con humectantes-hidratantes como glicerina, caprilico-caprilo, olivoil y complejo prebiótico, que nutre la flora íntima y ayuda a reforzar las defensas naturales.

5. Dúchate siempre a la misma hora y no más de 5 minutos. Hay personas que necesitan ducharse por las mañanas para despejarse. Para otras es imprescindible hacerlo por la noche porque favorece el descanso. Sea cual sea tu preferencia, hazlo siempre a la misma hora y ten una rutina de productos en la ducha para que usar un gel de higiene íntima no sea algo excepcional. Además, según la OMS lo ideal es limitar el tiempo de las duchas a 5 minutos, por una cuestión tanto de higiene como de ecología.

6. Guarda un gel de higiene íntima en tu bolsa del gimnasio. No hay que abusar de la higiene íntima y con lavarte una vez al día es suficiente, pero si haces deporte y sudas, es recomendable repetir la operación con un gel apropiado, puesto que el agua moja, pero no limpia.

7. Elimina las esponjas de tu rutina de limpieza íntima. En los lavados utilizar únicamente nuestras manos para efectuar la limpieza. El uso de esponjas o guantes puede resultar perjudicial ya que estos pueden contener gérmenes acumulados de otros lavados.

8. No realices duchas vaginales.Hacerlas de forma recurrente puede eliminar microorganismos necesarios para la protección de la vagina.

9. Di no a desodorantes íntimos y productos peligrosos. Los desodorantes pueden enmascarar síntomas de posibles infecciones de la zona genital. Destierra por completo productos como iluminadores, pastillas efervescentes o incluso
productos alimentarios que pueden provocar infecciones.

10. Haz limpieza de tu cajón de ropa interior. Además de lavarla con jabones neutros o poco agresivos, utiliza mejor la que sea de algodón y evita los tejidos sintéticos, ya que estos dificultan la transpiración.

11. Haz limpieza de tu armario de vaqueros. Los jeans pitillos han pasado de moda para tu salud, ya que las prendas muy apretadas perjudican tu salud íntima, puesto que producen rozaduras y humedad.

12. Atrévete con la copa menstrual. Con una correcta higiene íntima y un lavado de manos antes y después de colocarla, evitarás la humedad de compresas y tampones, que favorece la proliferación de bacterias.

13. Traslada todos tus buenos hábitos a las relaciones sexuales. Limpia bien las manos y la zona íntima antes de mantener relaciones sexuales para evitar infecciones.

14. Limpia la zona perineal siempre de adelante hacia atrás. Así no arrastras gérmenes del ano a la vulva.

15. Acude al ginecólogo al menos una vez al año.Para hacer revisiones rutinarias y que cualquier pequeña anomalía sea detectada y tratada de forma precoz sin causar problemas mayores y, sobre todo, no te automediques sin haber consultado antes a un especialista.

16. Medicamentos. Cuando tomas antibióticos u otras medicinas tienes que prestar especial atención a la higiene íntima. Los medicamentos, como los antibióticos, pueden modificar el pH íntimo, eliminando las bacterias buenas que existen en la zona y provocar alteraciones o infecciones.

17. Cuidado con la depilación. Hay un debate en torno a la depilación íntima y la salud. Lo que está claro es que el vello está para defender al cuerpo de patógenos externos. Por ello, si te gusta depilarte, tienes que saber que la higiene íntima tiene que ser aún más rigurosa.

18. Bebe mucha agua. Un estudio llevado a cabo por el Dr. Thomas Hooton demuestra que, si bebes 6 vasos más de agua al día de lo que estás acostumbrada, sufres menos infecciones. El líquido extra aumentaría la velocidad con la que se vacía la vejiga y reduciría la concentración de bacterias que le llegan procedentes de la vagina.

19. Cuida tu dieta. Está demostrado que hay determinados tipos de alimentos, como los arándanos rojos o los espárragos que favorecen la salud del tracto urinario y la zona íntima. En cambio, hay otros, como los azúcares procesados, que favorecen la aparición de bacterias.

20. No te aguantes las ganas de hacer pis. Para que, como comentábamos en el punto 18, no fuerces la vejiga y evites la concentración de bacterias.

21. ¡Mima tu vagina! Si has seguido todos estos consejos durante al menos 21 días, eres toda una experta en higiene íntima y la has incorporado correctamente en tu rutina diaria.

PVP: 7.99€

De venta en Farmacias, online y Parafarmacia de El Corte Inglés