Al día

Conviértete en el mejor anfitrión con estas 6 claves para organizar la comida o cena perfecta

Para ser el mejor anfitrión no es necesario contar con grandes sumas de dinero, ni tener una casa tipo palacio, ni cientos de invitados… El anfitrión perfecto es el que sabe hacer que cada momento importe a través del cuidado de cada detalle y de la mejor predisposición para encandilar a sus invitados.

Desde La Gula del Norte®, no han querido desaprovechar que se acercan las navidades para ofrecernos una serie de claves para convertirnos en un anfitrión de 10. No importa la ocasión: comida con amigos o familia, un picoteo con tu pareja o una cena entre semana… Sigue estos trucos y sentirás el verdadero orgullo de anfitrión.

 

1- Tener en cuenta las medidas sanitarias

Parece obvio, pero no está de más recordarlo: cuando invitemos estas navidades a alguien a nuestra casa, no debemos olvidar cumplir con todas las recomendaciones sanitarias. Cumplir el aforo máximo de reunión permitido por cada Comunidad Autónoma es obligatorio y mantener una distancia entre comensales de 1,5 metros es lo ideal. Y no olvidemos mantener el espacio correctamente ventilado durante todo el plan.

 

2- Saca tu mejor vajilla y mantelería

El perfecto anfitrión sabe reconocer los momentos que de verdad importan, y una comida o cena con sus seres queridos es uno de ellos. Si queremos sorprender a nuestros invitados, abre tus armarios y pon encima de la mesa la vajilla buena y los vasos que tanto miedo te da romper. Muy importante acompañar este despliegue con una mantelería acorde con la ocasión, que puede ser de temática navideña si los comensales no son el Grinch. Los salvamanteles y los servilleteros convierten una simple mesa en una al nivel de un gran restaurante.

Por otro lado, existe una tendencia cada vez mayor a decorar las mesas con materiales de usar y tirar, no por ello más feos. Hazte con uno vasos de cartón rústico y con unas servilletas de papel pero que parecen de auténtico lino y sorprenderás a todos los invitados.

 

3- Elige el ritmo ideal

La música es uno de los elementos que más pueden unir a las personas y no podemos dejarla de lado si estamos preparando el plan perfecto. Algunos prefieren el rock, otros el pop y otros se dejan llevar por nuevos ritmos como el reggaetón o el trap… Sin embargo, aquí estamos hablando de un plan de comida y cena donde la conversación pueda fluir. Existen ritmos más calmados, pero perfectos para ser nuestra música de fondo idónea. ¿Un poquito de jazz clásico, bossa nova o latín jazz?

 

4- Flores, flores y más flores

En este 2020, muchos han descubierto el placer de decorar sus casas con plantas y flores. Dar un toque floral a nuestro hogar debe ser considerado uno de los principios básicos de los mejores anfitriones. Esto no quiere decir que convirtamos de un día para otro nuestro salón en una selva: lo primero que debemos conocer es el tipo de comida o cena que vamos a celebrar. Si es algo más formal, los centros estilo bodegón, con colores más apagados, son perfectos, aunque tenemos que tener en cuenta siempre la altura de éstos para no complicar el diálogo de los invitados. Si el plan es algo más informal, podemos ser más rompedores y apostar por tipos de flores menos tradicionales y colores más vivos.

Aprovecha estas fechas para crear una decoración floral que complemente a la navideña y llena la casa de ramas de abeto, entremezcladas con acebos y eucaliptos rojos, de manera que introduzcas el olor a bosque e invierno en casa.  Un consejo: apuesta siempre por decorar tu casa con flores, recibas o no visita.

 

5- La sobremesa… con juegos de mesa

¿Y después de la comida/cena? Si la hora no aprieta, qué mejor que disfrutar de una sobremesa compitiendo con nuestros amigos y familiares. Estamos acostumbrados a los juegos de mesa tradicionales, pero cada año aparecen cientos de nuevos juegos para que podamos disfrutar de un plan perfecto. ¿Queremos meternos en la piel de un espía? Código Secreto es vuestro juego. ¿Somos más de convertirnos en el mejor gestor de la isla? Échale un ojo a Catán. ¿Nos creemos el mejor narrador? Dixit será un acierto. Y recordad: lo importante es participar.

 

6- ¿Qué hay de comer?

Y, lo más importante, ¡la comida! Es muy importante que conozcamos los gustos de nuestros invitados para intentar no llevarnos sorpresas negativas a la hora de servir la comida. Por ello, es imprescindible confiar en productos versátiles, que se adapten a cada tipo de comensal, y que sean fáciles de preparar, para que el anfitrión disfrute del plan como uno más y no esté encerrado en la cocina. Por esta razón, La Gula del Norte® es un producto perfecto para compartir con nuestros seres queridos y hacer que cada momento realmente importe. Para convertirnos en el mejor anfitrión, La Gula del Norte® pone encima de la mesa dos recetas muy diferentes, pero igual de sabrosas: