Al día

Cómo ganar (desde casa) la batalla a la flacidez

La flacidez es uno de los grandes enemigos de la estética corporal, sobre todo  en el caso de la mujer. Se trata, además, de un enemigo silencioso, que va dando pequeñas señales, muestras del paso del tiempo y de la pérdida de colágeno, hasta que un día, si no hemos tomado medidas, nos encontramos con una piel que ha perdido el volumen y la elasticidad. El resultado se traduce en caída, falta de consistencia y una apariencia envejecida.

La vida sedentaria a la que nos hemos visto obligados con motivo de la pandemia de la covid19 ha sustituido este 2020 a los meses en los que más tiempo destinamos al cuidado físico. Durante marzo, abril y mayo, los meses de la llamada Operación Bikini, no sólo comemos mejor y realizamos más deporte, sino que, además, nos sometemos a algún pequeño retoque o tratamiento estético para poder presumir de figura en la playa.

Este año, no va a ser posible, por lo la recomendación de los expertos en estética es tratar de ganar la batalla a la flacidez desde casa con rutinas de bienestar. Si no podemos salir, construyamos dentro del hogar  nuestro templo de belleza.

Empezamos con la alimentación, pero, cuidado, a falta de supervisión profesional, si nos entregamos a una dieta de las denominadas milagro o a algún tipo de ayuno no sólo corremos el riesgo de debilitarnos, sino también de provocarnos mayor flacidez por un adelgazamiento extremo y muy rápido. Pueden aparecer entonces problemas estéticos como las “alas de murciélago”, la pérdida de tono y volumen en la musculatura de los brazos. Este defecto de piel sobrante se puede reproducir en otras áreas de la anatomía como el rostro, la cara interna de los muslos y el vientre.

Desde Sensabell Plastic Surgery, la doctora María Teresa Achiques nos recomienda una dieta rica en Vitamina C y Omega 3, que contenga la proteína necesaria para mantener el colágeno y el tono muscular, así como alimentos de propiedades diuréticas, que ayudan contra la retención de líquidos. Este último factor contribuye en gran medida a producir flacidez.

 

Lista de la compra antiflacidez

La vitamina C está presente  en cítricos (el pomelo, además, es diurético), en el brócoli, el pimiento verde, las bayas rojas y las acelgas.

También en el huevo, con altos niveles proteicos e hídricos. Las carnes magras como el pollo y el pavo actúan,  asimismo, de manera eficiente, porque agregan proteína y apenas grasa.

El Omega 3 se encuentra  en los pescados azules (salmón y sardinas) y en algunos considerados superalimentos como el aguacate y las nueces. Más alimentos en los que encontrarlo: en los canónigos, el pepino y algunos mariscos como almejas y camarones.

Contra la retención de líquidos, la recomendación se basa en  las infusiones de jengibre con limón o de diente de león, en sustitución del café o como merienda.

 

Plank, puente y pesas

En cuanto al ejercicio, depende, por supuesto, del estado físico de cada personas. Pero, desde casa, a falta de aparatología, y sin poder destinar nuestra energía al ejercicio aeróbico, lo importante contra la flacidez es actuar sobre abdomen, piernas y brazos.

El abdomen se puede trabajar en un lugar pequeño y sin apenas molestar al resto con movimientos bruscos ni aspavientos mediante el plank, un ejercicio de resistencia. Consiste en mantener el cuerpo en vilo durante al menos quince segundos, tumbado boca abajo y levantado sólo por los pies y los codos.

Para las piernas, muy sencillo y también de suelo, el puente es uno de los más practicados. Tumbado boca arriba, hay que levantar el cuerpo en forma de arco hacia el techo, con el apoyo en los antebrazos. La serie consiste en mantener la posición, bajar y recuperar durante quince veces.

Para los brazos, podemos sustituir las pesas por objetos de idéntico peso y realizar series de  levantamientos con el fin de tonificar bíceps y tríceps.

Si hablamos de cremas, la hidratante habitual debe ser sustituida por la reafirmante y aplicada, dos veces, mañana y noche, sin excepción.

 

Regreso a las clínicas de estética: microneedling y lipovaser

Para cuando todo esto acabe, los doctores de Sensabell han seleccionado dos tratamientos  contra la flacidez. El primero, de medicina estética, es, por lo tanto, mini invasivo, se realiza en la clínica y no requiere ingreso ni anestesia.

Hablamos del microneedling, una técnica que induce la producción del colágeno mediante la penetración mini invasiva a través de 900 microcanales de diferentes principios activos. Para la doctora Achiques es un procedimiento muy oportuno para quienes necesiten recuperar el tono de la piel en poco tiempo gracias a sus rápidos resultados en pocas sesiones.

Si nuestro problema de flacidez es realmente importante o si no nos encontramos a gusto con nuestro físico, la solución más duradera y efectiva es la cirugía estética y dentro de ella un procedimiento relativamente nuevo, que elimina la grasa, a la vez que esculpe la musculatura del cuerpo.

Para el doctor Jesús Centeno Silva, director de esta clínica valenciana y uno de los mayores expertos internacionales en  esta cirugía, la lipovaser es la gran solución y acabará desbancando a la liposucción tradicional.

En este sentido, explica, nos encontramos ante un tratamiento sutil y menos agresivo del contorno corporal que una liposucción normal Se basa en el empleo de la técnica de ultrasonidos, que permite trabajar de forma discriminada sobre la grasa, realizando su extracción tanto a nivel superficial como profundo sin afectar al resto de tejidos. De ahí que se le considera como un procedimiento menos invasivo, porque no trabaja sobre los tejidos circundantes: musculatura, piel ni vasos sanguíneos. El sangrado y los restos hemáticos son, igualmente, menores que en la abdominoplastia o la liposucción tradicional.

Si hablamos de un paciente ideal,  finaliza, puede ser el de  45 años, ya que, y volvemos de nuevo al tema del colágeno, es a esta edad cuando vamos perdiendo no sólo cantidad sino también calidad. Esto influirá en la capacidad de retracción y de firmeza de los tejidos.

 

María Teresa Achiques es médico estético y Directora Médica de Sensabell Plastic Surgery

Cirujana Facial,Miembro de la European Academy of Facial Plastic Surgery.

Otorrinoilaringóloga, Miembro de la Sociedad Española de Otorrinolaringologia

 

Doctor Centeno es Médico Cirujano por la Universidad Central de Venezuela en 2004 y Homologado en España como Licenciado en Medicina por el Ministerio de Educación y Ciencia en el año 2006.

Realizó su residencia en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética en el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.

Es miembro de la SECPRE y de ISAPS (International Society Aesthetic Plastic Surgery).

Dentro de su formación como especialista, ha realizado estudios de especialización en La Universidad de Nueva York (Institute of Plastic Reconstructive Surgery, NYU), enfocando su área de conocimiento a técnicas de reconstrucción craneofacial y a cirugía estética.

Ha complementado su formación en el área de cirugía estética facial y corporal en centros de renombre internacional como El Centro Médico Teknon en Barcelona y realizó un Fellowship en cirugía estética facial y remodelación corporal en La Clínica La Font de Bogotá- Universidad CES.

Ejerce su actividad como cirujano plástico en su clínica Sensabell Plastic Surgery en Valencia así como en Vithas Internacional, en la ciudad de Madrid.

 

www.sensabell.com